Nación

¿Por qué Nicaragua no puede recibir las vacunas Pfizer que donará Estados Unidos?

El régimen descartó la compra de vacunas Pfizer-BioNTech desde inicios del año, porque implicaba un "elevado presupuesto para la cadena de frío"

Nicaragua no cuenta con la infraestructura para almacenar y distribuir las vacunas Pfizer-BioNTech, de las que el Gobierno de Joe Biden comprará 500 millones de dosis para donar a casi cien países de bajos recursos. Aunque la distribución estará a cargo del Mecanismo COVAX y la Alianza para la Vacunación (GAVI), la vacuna de Pfizer-BioNTech requiere mantenerse bajo -70 grados centígrados, y la cadena de frío de Nicaragua oscila entre -4 a -8 grados Celsius.

Para comprar este biológico, Nicaragua tendría que haber invertido en la adaptación de su red de frío, pero el régimen de Daniel Ortega, descartó esa opción desde el inicio de este año, cuando prometió que compraría tres biológicos: Moderna, Sputnik V y la de Oxford-AstraZeneca, que sí se adaptaban a las condiciones del país.

Rosario Murillo, vicepresidenta y vocera gubernamental, reconoció en enero, cuando publicaron el plan de compras de vacunas contra la covid, que el almacenamiento de la vacuna de Pfizer era el principal problema, ya que se requería “un elevado presupuesto para la cadena de frío”.

“Es un problema serio, sobre todos para nosotros los países empobrecidos, el requerimiento de un elevado presupuesto para la cadena de frío, para conservar las vacunas”, expresó a través de medios afines al Gobierno.

El epidemiólogo Leonel Argüello es claro: “si no tenemos los congeladores a -70 grados centígrados no se puede recibir la donación de vacuna Pfizer, se perdería todo”, expresó.

Recordó que COVAX está al tanto de la capacidad de la red de frío de cada país porque forma parte del plan de vacunación que el Ministerio de Salud entregó. Por ende, no considera que Nicaragua sea elegido para recibir esa vacuna, ya que otros países han creado las condiciones para conservar el biológico.

Aunque Nicaragua forma parte de la lista de 92 países de COVAX y GAVI, en la que clasifican a las naciones por ingresos bajos y medios, y son los beneficiados de la donación de las vacunas estadounidenses, no cuenta con las condiciones. A menos, que el Gobierno decida invertir parte de los cien millones de dólares facilitados por un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para la compra de vacunas, y cree la infraestructura necesaria para el biológico Pfizer; no obstante, eso dependerá de la cantidad de dosis que donen, ya que son bastantes países, explicó el epidemiólogo Argüello.

El régimen orteguista actualmente vacuna con dos biológicos: Sputnik V, producido por el Instituto Gamaleya, de Rusia y Covishield -versión India de la Oxford-AstraZeneca-, donadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por medio del mecanismo COVAX.

El miércoles 4 de mayo, Nicaragua recibió el primer lote de 70 000 dosis de una compra de 1.9 millones de vacunas Sputnik V, que está por debajo de los 3.8 millones de dosis que se comprometieron a comprar en enero.

Voluntad política para vacunación contra la covid

El infectólogo Carlos Quant coincide con el epidemiólogo Argüello que el país no cuenta con la red de frío necesaria, para recibir las vacunas Pfizer. No obstante, sí el Gobierno invirtiera en equipos de refrigeración que integren la cadena de frío, y se obtienen las vacunas, se agilizaría el proceso de inmunización que camina a paso lento y que sigue dejando desprotegido a gran parte de los trabajadores de la salud, explicó el especialista.

Actualmente, el Minsa están aplicando la segunda dosis de Covishield, pero no están inoculando a nuevas personas, cuestiona Quant. Para el médico, otra de las barreras que imposibilita a Nicaragua recibir la donación de vacunas es la voluntad política porque el Gobierno pareciera estar más enfocado en situaciones de orden político.

Recordó que el Minsa tiene suficiente experiencia en vacunación y que el personal sanitario está totalmente capacitado para inocular a la población contra la covid-19. Pese a las demandas por acelerar la inmunización, el Minsa suspendió la aplicación de la primera dosis de Sputnik V sin aclarar las razones de la decisión.

Por su parte, el presidente Biden confirmó que los primeros envíos de las vacunas donadas por Estados Unidos iniciarán en agosto. Se estima que 200 millones de dosis se entreguen este año y 300 millones en el primer semestre de 2022.

Cabe mencionar, que los 50o millones de vacunas anunciadas por Biden es la mitad del compromiso de los países poderosos que integran el G7, y proporcionarán mil millones de dosis de vacunas durante los próximos 12 meses. 

Para el epidemiólogo Argüello, la donación de Estados Unidos es importante no solo por la cantidad, sino porque dan el ejemplo y motiva a otros países a hacer lo mismo.

“Ellos, a pesar de sus detractores y campaña contra vacunas, han logrado buena cobertura en su país. Llegaron a vacunar hasta 3 millones diario o sea la mitad de la población nicaragüense, sin embargo tienen que seguir avanzando y están claros que este problema debe tener un abordaje integral y mundial, si alguien se queda atrás, sin vacuna, pone en riesgo al otro”, expresó.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend