Nación

Policía secuestra a opositores Dora M. Téllez, Ana M. Vijil, Suyen Barahona y Hugo Torres

En la noche se reportó la captura del exvicecanciller y también miembro de Unamos (MRS), Víctor Hugo Tinoco

Este domingo 13 de junio fue detenida la exguerrillera sandinista Dora María Téllez, actualmente miembro de la opositora Unión Democrática Renovadora (Unamos), anteriormente llamada Movimiento de Renovación Sandinista (MRS). Junto a Téllez se encontraba la también opositora de Unamos, Ana Margarita Vijil, quien también fue detenida. Posteriormente, fue capturada la presidenta de la organización Unamos, Suyen Barahona y al exguerrillero sandinista y general en retiro Hugo Torres, quien también es parte de esta plataforma política. 

A eso de las nueve de la noche de este domingo, la Policía del régimen informó también de la captura del exvicecanciller y también miembro de Unamos, Víctor Hugo Tinoco. El medio de comunicación 100% Noticias reportó que la captura habría sido por las cercanías del centro comercial Galerías Santo Domingo.

 

La Policía del régimen volvió a argumentar la captura de estos opositores a lo establecido en la denominada “Ley Soberanía”, una de las cuatro leyes represivas aprobadas por la dictadura a fines de 2020.  No sé informó a los familiares y amistades de los capturados donde serían llevados, por lo que estos son calificados como “secuestrados” por las fuerzas represivas de la dictadura orteguista.

El comunicado de la Policía del régimen en todos los casos de los opositores secuestrados citaba lo mismo:  “Fueron detenidos los ciudadanos (…) investigados por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y lesionar los intereses supremos de la nación, de conformidad con el artículo 1 de la Ley No. 1055 ‘ Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz”.

Detienen a exguerrillero Hugo Torres 

La Policía de régimen  capturó al exguerrillero sandinista Hugo Torres, a eso de las dos de la tarde, luego de allanar su vivienda. El comunicado de la Policía nuevamente alega que Torres fue detenido para ser investigado por “actos que menoscaban la independencia, al soberanía y la audeterminación”, basados en la Ley 1055, “Ley de Soberanía”, aprobada por el régimen, con la que pueden decidir qué es una injerencia de forma discrecional.  Torres es la quinta persona detenida este fin de semana. 

Su vivienda también fue allanada por las autoridades del régimen que estacionaron varias patrullas de policía desde que horas de la mañana, mientras se realizaban los operativos contra Téllez, Vigil y Barahona.

Asedio fue desde tempranas horas de este domingo

La Alianza Cívica, a través de sus redes sociales denunció el asedio que estaban viviendo Téllez en su vivienda. Algunos medios de comunicación reportaron que, supuestamente, a la propiedad ingresaron drones del oficialismo que estaban haciendo vigilancia en contra de las dos mujeres.

Estas detenciones se suman a la de la precandidata presidencial Cristiana Chamorro, de quien no se conoce absolutamente nada desde que fue retenida ilegalmente por la Policía en su casa de habitación el pasado 2 de junio. De igual manera fue detenida la opositora Violeta Granera, quien el 8 de junio recibió el régimen de casa por cárcel de facto, por la Policía y posteriormente fue trasladada el 11 de junio en horas de la noche para ser trasladada a la Dirección de Auxilio Judicial conocida como “El Chipote”, reconocida cárcel por múltiples denuncias de torturas.

Vijil grabó un video que fue publicado en redes sociales. El clip, grabado horas antes de su detención, cuando se conoció que estaba rodeada por policías, muestra a la opositora alentando a la población de que, a pesar de su detención, es un “paso más”, para sacar a Daniel Ortega del poder.

La noche del 12 de junio, también fue detenida la miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Tamara Dávila, quien se encontraba vigilada por policías desde hace semanas y fue llevada, presumiblemente, a la cárcel “El Chipote”.

Las otras presas políticas

La dictadura de Ortega, como la ha llamado el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, también tiene en las cárceles a otras tres presas políticas. María Esperanza Sánchez, de 52 años, originaria de Matagalpa; Karla Vanessa Escobar Maldonado, de 38 años, y Julia Christina Hernández Arévalo, de 32 años, las dos de Masaya.

Las tres fueron participantes activas de las protestas de abril de 2018, cuando el régimen de Ortega en un intento de aterrorizar a la población civil que se manifestaba contra su gobierno, desató una masacre que acabó con la vida de al menos 328 personas, según los datos del Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI), de la Organización de Estados Americanos (OEA).

15 opositores secuestrados en 15 días

Chamorro, Granera, Téllez, Dávila, Barahona, Tinoco y Torres, se suman a los demás opositores y precandidatos presidenciales que han sido detenidos por el régimen de Ortega desde el pasado 2 de junio. La precandidata presidencial, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, fue la primera de la lista.

Después, el 5 de junio, el régimen detuvo al precandidato presidencial Arturo Cruz, quien regresaba de un viaje a Estados Unidos. Se lo llevaron del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, y dos días después, el 7 de junio, allanaron su vivienda y ampliaron su detención a 90 días.

Félix Maradiaga fue el siguiente. El Ministerio Público lo citó el 8 de junio a entrevista, posteriormente dio declaraciones a los medios de comunicación y cuando iba camino a su casa, la Policía lo detuvo.

Esa misma noche, fue detenido el también precandidato presidencial, Juan Sebastián Chamorro, quien un día después estaba citado por el Ministerio Público para declarar por una investigación que se realiza en contra de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

La Policía confirmó en esa ocasión que Juan Sebastián Chamorro había sido detenido, y de igual manera se llevaron al expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, y a Granera.

El 9 de junio las detenciones continuaron. La Policía de León allanó la vivienda del opositor José Pallais.

También a esta lista se suman los extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios, Walter Gómez y Marcos Fletes, quienes fueron detenidos de forma violenta antes de ser llevados a la cárcel El Chipote. Desde que fueron secuestrados el pasado 29 de mayo, por las investigaciones en contra de la Fundación Violeta.

Reacciones de condena por detenciones

La oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas cuestionó las detenciones realizadas por el régimen y alegaron que estas son violatorias a las obligaciones por los derechos humanos por las que debería velar el Estado nicaragüense.

También, el defensor de derechos humanos Paulo Abrao, se pronunció al respecto en su cuenta de Twitter, y calificó lo ocurrido desde el sábado como “fin de semana del Terrorismo de Estado”.

La Comisión de Buena Voluntad, creada en enero de 2021 para facilitar las pláticas de unidad entre los opositores del país, se pronunció también sobre las detenciones de lo que considera “la dictadura Ortega-Murillo”. En un documento titulado “La dictadura se ha quitado todas las caretas”, los miembros de la Comisión condenan las detenciones arbitrarias realizadas por el régimen es fin de semana.

Además, consideran “espurios”, los argumentos de la dictadura para detener a las 14 personas, que en los últimos 15 días han sido secuestrados por las autoridades del régimen.

“Las acusaciones construidas contra estos liderazgos, contra Fundaciones Violeta Barrios y Funides, así como el asedio y amenazas de posibles procesos a periodistas y medios independientes, es una muestra más que manifiesta la dictadura que sufre Nicaragua, y que tanto actores naciones como organizaciones internacionales y países han denunciado las arbitrariedades”, dice parte del documento divulgado a través de redes sociales.

Concluyen exigiendo libertad para los presos políticos y elecciones que cumplan con los estándares internacionales.

Julie Chung, Subsecretaria Adjunta Principal de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, publicó en su cuenta oficial de Twitter que los miembros de la OEA deben enviar una señal clara  en la reunión que sostendrán este próximo 15 de junio para que haya un cese de la represión en Nicaragua.

“La campaña de terror de Ortega-Murillo continúa este fin de semana con más arrestos arbitrarios. Los miembros de la OEA deben enviar una señal clara esta semana: basta de represión. La región no puede solo sentarse a esperar a ver quién será el siguiente”, publicó la funcionaria.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend