Nación

Policía interroga por tres horas al activista Yasser Morazán tras su regreso del exilio

Regresaba de un exilio de tres años por el aeropuerto Augusto C. Sandino, fue retenido por varias horas y luego liberado por la Policía orteguista

La Policía del régimen orteguista retuvo por tres horas en el aeropuerto Augusto C. Sandino al activista Yasser Morazán, quien regresó a Nicaragua este martes 27 de abril, tras encontrarse exiliado en Estados Unidos desde hace tres años. La denuncia de su retención la hizo su hermano Yader Morazán, quien también se encuentra en el exilio.

En horas de la tarde del martes se conoció que Yasser había sido liberado por las autoridades de migración y de la Policía Nacional, según publicó Yader Morazán en la red social Twitter.

Según relató Yader a CONFIDENCIAL, a su hermano lo interrogaron por alrededor de tres horas cuestionándole sobre por qué había regresado al país en un contexto electoral y le preguntaron además sobre los vínculos que, según la Policía, tenía con algunos de los principales candidatos presidenciales actuales.

“Me dijo que aparentemente la oficial de Migración llamó a los oficiales de Policía y lo tuvieron en un cuarto por varias horas y habían cinco personas diferentes haciéndole interrogatorio con diferentes técnicas. Le sonaban las esposas”, relató Yader Morazán.

Pero los oficiales también le hicieron cuestionamientos sobre su vínculo con la Agencia de los Estados Unidos para el desarrollo Internacional (USAID), además sobre su trabajo como activista político y defensor de derechos humanos.

“Le hicieron amenazas explícitas, mencionaron el papel que yo jugaba como abogado del Poder Judicial, exiliado ahora, el papel de mi familia porque mi papá fue encarcelado, le enseñaron fotografías de mis hermanas y le decían: se está poniendo bonita, por ponerte un ejemplo, e incluso le mencionaron el nombre de mi hijo, su sobrino que él adora”, relató Yader Morazán.

La retención de Yasser Morazán

Según Yader Morazán, su hermano ingresó al país a eso de las ocho de la mañana de este martes y mantuvo una leve comunicación con sus familiares hasta que realizó una breve llamada de “no más de cinco segundos”, en la que expresó que había una gran cantidad de oficiales de policía en el aeropuerto internacional de Managua.

“Mi hermano se mantuvo en constante comunicación con familiares, dejó de contestar, habían pasado los controles de migración de pronto hizo una llamada muy breve de cinco segundos donde nos dijo -hay muchos policías-. Le seguimos llamando y no contesta, preguntamos en el aeropuerto y no dan razón de él”, relató Yader Morazán.

Yasser había abandonado Nicaragua en el año 2018 tras el recrudecimiento de la represión del régimen en contra de las voces críticas que se encontraban en el país. El comentarista político también se dedicaba a hacer cápsulas de humor en diferentes redes sociales donde se burlada de la pareja presidencial.

“Lo que corresponde es hacer denuncias públicas a nivel nacional e internacional, agotar los procedimientos para anotar quiénes son los responsables. Lo que sucede en Nicaragua es una cuestión que sale del margen de la ley”, dijo Yader Morazán, quien también es abogado y trabajó durante más de dos años para el Poder Judicial.

Ante esta situación, interpusieron una denuncia en la Comisión Permanente de Derechos Humanos para dejar constancia del atropello que sufrió Yasser a su regreso del exilio.

Podrían pedir medidas cautelares

Según el asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, Pablo Cuevas, este miércoles tendrían una entrevista con Yasser Morazán para conocer todo lo ocurrido en el caso, pero además, el defensor de derechos humanos considera que lo ocurrido este martes en el aeropuerto refleja que hay una situación de persecución en contra del activista político.

“Es evidente que hay una situación de persecución en su contra. Cabe pedir la protección del Tribunal de Apelaciones a través de un recurso de exhibición personal por amenazas. Nosotros también estamos poniendo en conocimiento de la CIDH de la situación porque recordá que Yasser es un activista de derechos humanos, entonces la situación que aconteció con él trasciende y se está valorando la posibilidad de pedir medidas cautelares”, dijo Cuevas.

Esto último, sería una medida para proteger al activista, pues Cuevas considera que no se puede descartar que de ahora en adelante pueda sufrir asedio por parte de los grupos afines al régimen: policías y paramilitares.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend