Nación

Policía golpea e impone casa por cárcel a periodista Kalúa Salazar

Agentes antidisturbios de Bluefields decomisan ilegalmente el vehículo de Radio La Costeñísima, según la periodista y jefa de prensa de la emisora

Agentes antidisturbios de la Policía Nacional golpearon y mantienen retenida ilegalmente en su vivienda a la periodista Kalúa Salazar, jefa de prensa de Radio La Costeñísima. La madrugada de este lunes 19 de abril, la comunicadora intentó salir de su casa en Bluefields, para trasladarse al medio de comunicación, pero los oficiales se lo impidieron por la fuerza.

“Me vino a buscar el recorrido de la radio; en el carro venía el controlista, el presentador y el editor, y cuando iba saliendo, se paró una patrulla de la Policía, bajaron a mis compañeros del vehículo y me dicen: `no vas a salir´”, denunció Salazar en una entrevista vía telefónica con CONFIDENCIAL.

La jefa de prensa reclamó a los oficiales el por qué no podía salir de su vivienda y ejercer su derecho al trabajo. Ella empezó a grabar la restricción policial, pero los agentes respondieron golpeándola frente a su familia.

“Les reclamé, saqué mi celular y comienzo a grabar y, en lo que estoy grabando, uno de los antimotines me agarra por la espalda, me hace una especie de llave para neutralizar; me tenía agarrada por el cuello y el hombro, y buscaba quitarme el celular”, relató la comunicadora.

El oficial no logró quitar el celular de la periodista porque una de las agentes le exigió que se “calmara”, según Salazar, quien añadió que sin la intervención de esa oficial no sabe “qué le hubiera pasado”.

La Policía concluyó el acto represivo contra Salazar metiéndola a su casa a empujones. Todo frente a sus hijas menores de edad que, desde ese momento, les dio un “ataque de pánico”.

Decomisan el vehículo de la radio 

La comunicadora detalló que, una vez fue obligada a entrar a su vivienda, los agentes requisaron —como si fueran unos delincuentes— a sus compañeros de trabajo, a quienes les decomisaron el vehículo y luego los dejaron ir.

“El vehículo se lo llevó la Policía y a mis compañeros los requisaron de pie a cabeza, pegados a una pared, y después los dejaron ir, pero por ahora no sé qué va a pasar con el vehículo”, indicó.

Posted by Kalua Salazar on Monday, April 19, 2021

Desde inicio de año, la vivienda de Salazar permanece asediada por la Policía. Sin embargo, la comunicadora denunció que esta es la primera ocasión en la que se le niega salir “a punta de golpes y empujones”.

“Nos tienen que dejar hacer nuestro trabajo, nosotros nos dedicamos única y exclusivamente a informar al pueblo. No somos activistas políticos ni nada por el estilo. La verdad es que todo esto es una violación a mis derechos como persona y como periodista”, dijo.

Desde 2019, prosiguió Salazar, empezó el asedio “esporádico” en su contra. Sin embargo, en 2020 comenzó a agudizarse tras la criminalización a la que fue sometida bajo el supuesto delito de calumnias en perjuicio de tres trabajadoras de la Alcaldía de El Rama.

“Se ha intensificado a tal punto que ahora no puedo ni salir de mi casa, no puedo ni ir a trabajar, me están negando el derecho al trabajo, a mi libertad, a la libertad de mi familia y a la educación de mis hijas”, denunció.

La Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos (IM-Defensoras) emitió este lunes una “alerta urgente” en la que denunciaron que la Policía Nacional está “atentando contra la vida” de Salazar, impidiendo que salga de su casa y manteniendo bajo asedio constante su vivienda.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha denunciado también el asedio policial contra Salazar, y ha demandado al Estado de Nicaragua que garantice la libertad de expresión y de prensa en el país.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend