Nación

PN presenta a mexicano con lesiones en el rostro

Estudiante mexicano detenido por la Policía 12 días, comparece al juzgado con señas de lesiones. Es acusado de autoinfligirse golpes

La Policía Nacional presentó este lunes en los juzgados de Managua al estudiante mexicano Jobany Torres Becerra, con señales de golpes en los ojos, doce días después de haberlo detenido arbitrariamente en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino. El Ministerio Público de Nicaragua acusa al joven de 23 años de haber “fingido su desaparición” para “desprestigiar” la imagen del gobierno de Daniel Ortega.

Luego de una serie de diligencias efectuadas por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Walter William Vargas – del juzgado quinto de lo local – aceptó realizar una audiencia especial este miércoles a las 8:30 am, informó esta mañana el abogado defensor. El encuentro adelantará el que dicho jurista había programado para el 27 de junio.

Torres Becerra, un estudiante de Ingeniería en Metalurgia por la Universidad Autónoma de Zacatecas (México), ingresó a Nicaragua el pasado 10 de marzo para realizar una pasantía en la empresa minera Hemco. El 30 de mayo, a eso de las 6:00 pm, el muchacho desapareció sin avisar a nadie de su paradero, por lo que Hemco alertó a las autoridades al día siguiente, lo que activó el sistema de vigilancia, alerta e investigación del caso.

El 1 de junio, el pasante avisó a sus compañeros de estudios y a Hemco que se encontraba en el aeropuerto e informó que pretendía abandonar el país con un boleto electrónico que le había comprado su familia. Sin embargo, las autoridades lo detuvieron, interrogaron y enviaron a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en donde impidieron su contacto con el personal diplomático de su país o con un abogado.

El domingo pasado, el Ministerio Público anunció que ejercería acción penal contra Torres Becerra basándose en el artículo 473 del Código Penal vigente. Esta figura legal establece que “quien ante la autoridad competente simule ser responsable o víctima de un delito, o denuncie una inexistente y provoque actuaciones de investigación o procesales, se le impondrá de cien a doscientos días de multa”.

Fiscalía: “se golpeó él mismo”

La audiencia preliminar del juicio arrancó la mañana del lunes con la sorpresiva imagen de un acusado que presentaba las venas de los ojos reventadas y con moretones en la cara. La versión oficial del gobierno, presentada por Giselle Borges Zeledón, fiscal auxiliar de Managua, es que Tores Becerra se “autoinfligió” esos golpes. Fiscalía aseveró que lo hizo por “la angustia” que le provocó haber “generado tensión a nivel local e internacional”.

Vía telefónica, el abogado defensor Ricardo Flores González aseguró que el joven manifestó a la cónsul Ana Paula Martínez, quien estuvo presente en la audiencia preliminar, que los golpes se los había propinado él mismo en la cárcel. “Parece que estaba deprimido porque había tenido problemas de orden familiar y académico. Estaba abrumado y desesperado por no poder hablar durante tantos días con un pariente o con personal de la embajada. Presumimos que se haya debido a eso”, dijo.

En la audiencia, Torres Becerra pidió perdón al Estado de Nicaragua por “no conocer las medidas que se tomarían en cuenta debido a su huida del país” y por haber movilizado a la Policía Nacional. “Quiero pagar esa multa (la estipulada en el Código Penal vigente). Moví todo un Estado y pido perdón por todo lo que hice”, dijo el estudiante.

A pesar de pedir perdón y que la defensa indicara que al admitir los hechos debían continuar con el debate de pena, Walter William Vargas, juez encargado del caso, decidió aceptar la acusación de la Fiscalía y proceder con el juicio. El jurista argumentó que lo hizo porque Torres Becerra declaró que no conocía las consecuencias de renunciar a un proceso legal.

Vía telefónica, el abogado Ricardo Flores advirtió que el juez debió haber explicado al acusado de qué se trataban esas implicaciones, pero no lo hizo. “Solo le preguntó si las conocía. El muchacho se confundió y dijo que no”, aseveró.

Acusado por generar incertidumbre

Así lució Jobany Torres Becerra al ingresar al juzgado quinto de lo local, en Managua. Foto: Carlos Herrera | Confidencial
Así lució Jobany Torres Becerra al ingresar al juzgado quinto de lo local, en Managua. Foto: Carlos Herrera | Confidencial

Previo a la audiencia, que inició con media hora de retraso, la defensa se quejó ante el juez porque un oficial de la Policía Nacional trató de impedir que se reuniera en privado con su cliente, a pesar de ser un derecho constitucional. El jurista permitió el encuentro, aunque duró pocos minutos.

Durante la narración de hechos, la Fiscalía indicó que el Estado tenía todos los elementos suficientes para acusar por “simulación de delito”. Entre las pruebas que Borges Zeledón prometió presentar figura el testimonio de María del Socorro Campos, nicaragüense que le dio posada al joven el 31 de mayo en Managua; el del inspector Javier Corea, a cargo de las investigaciones de la PN; y el de dos compañeros de pasantía en la empresa minera Hemco.

Fiscalía justificó la acusación alegando que las acciones de Torres Becerra generaron un “estado de incertidumbre sobre su paradero”, además de “expectativa” al declarar que podía ser víctima de la delincuencia, algo que Borges Zeledón catalogó como falso. Ésta solicitó prisión preventiva al asegurar que si el joven pudo trasladarse “con facilidad” de Bonanza a Managua sin tener lugar de residencia, “daba indicios de poder evadir la justicia”.

Aseguran que Fiscalía miente

Este lunes por la tarde, tanto Vilma Núñez como Gonzalo Carrión, presidenta y director jurídico del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), insistieron en que el encarcelamiento de Jobany Torres Becerra es ilegal porque la Policía Nacional no lo presentó ante el juez en un lapso de 48 horas, luego de ser detenido el pasado 1 de junio.

Posterior a la audiencia preliminar, la fiscal Borges Zeledón refutó estos señalamientos alegando que el Ministerio Público formuló acusación hasta el 10 de junio porque la ley permite a Migración y Extranjería retener a una persona durante un máximo de 20 días. “Nosotros presentamos la acusación este domingo, antes de las 48 horas constitucionales”, afirmó.

No obstante, Gonzalo Carrión indicó que ese tipo de detención solo aplica para extranjeros en condición irregular. “Migración lo puede hacer con las causales que establece la ley, como es el caso de irregularidad migratoria, pero el mexicano no estaba indocumentado. No hay motivo legal para aplicar la legislación de migración. La fiscal mintió deliberadamente”, observó.

Pena debería ser financiera

Tanto la defensa como Núñez, Carrión y Wendy Flores, también abogada del CENIDH, coincidieron al indicar que el delito por el que se le acusa a Torres Becerra sólo amerita una multa financiera y no tiempo en la cárcel. “La aprehensión pudo haber sido por dos o tres horas, algo temporal. Incluso, la ley contempla que la detención no puede ser mayor a cuatro horas”, explicó Ricardo Flores González.

Vilma Núñez y Wendy Flores también expresaron que al ser Torres Becerra un adulto que no residía en el país en condición de rehén, tenía la libertad de abandonar Nicaragua sin el impedimento de las autoridades y con sus documentos en regla.

Gonzalo Carrión apuntó que una “decisión política” provocó la acusación del mexicano por parte de la Fiscalía, quien a su juicio actuó como un instrumento político. Asimismo, declaró que el Ministerio Público actuó como un órgano represivo del gobierno de Ortega al repetir palabras que éste usa para promover su partido, tales como “gobierno de unidad y reconciliación nacional’.

Gobierno incumple Convención de Viena

En un comunicado emitido la noche de este lunes, la Embajada de México precisó que la cónsul Ana Paula Martínez logró entrevistarse con el estudiante hasta el día de la audiencia preliminar. Dijo que “pudo corroborar que el joven se encuentra tranquilo y en condiciones de salud estable”, y afirman que facilitaron la comunicación entre éste y sus familiares.

Además, indicaron que el gobierno de México citó este lunes a la embajadora de Nicragua en ese país, Tamara Hawkings de Brenes, para transmitir su preocupación por la falta de acceso consular en el que se mantuvo a Jobany Torres Becerra durante trece días, a pesar de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, a la que ambos países están suscritos.

“La Secretaría de Relaciones Exteriores reitera que seguirá brindando al connacional toda la protección y asistencia legal a que tiene derecho hasta su retorno a nuestro país”, concluyeron.

El juez Walter William Vargas había dictado prisión preventiva para el mexicano, alegando que al no tener residencia en el país, debía ser resguardado por las autoridades. La audiencia inicial quedó programada para el 27 de junio a las 10:00 am, pero fue adelantada para este miércoles 15 de junio.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend