Nación

PN impone estado de sitio en mina El Limón

Oficiales PN catean casas, apresan a pobladores y siembran el temor por "órdenes de arriba"

Centenares de antimotines tomaron control completo del poblado de la mina El Limón (Malpaisillo, León) este sábado, luego de que la Policía Nacional cateara varias casas de la comunidad durante la madrugada. Los oficiales habrían apresado a varios de los manifestantes que durante las últimas semanas exigieron el respeto de sus derechos laborales ante la compañía canadiense B2Gold, explicaron vecinos del poblado. Tanto organizaciones de Derechos Humanos como ciudadanos del área denunciaron un “estado de sitio” impuesto por la Policía.

Testigos del ataque relataron a Confidencial vía telefónica que los antimotines utilizaron morteros, balas de goma, gases lacrimógenos y recipientes con gasolina para allanar las casas de los trabajadores de la mina, aterrorizando a mujeres y niños. Un día antes, los pobladores reportaron una presencia excesiva de agentes, quienes cortaron la comunicación terrestre con el exterior. Ni periodistas ni defensores de Derechos Humanos pudieron entrar al poblado para hacer un recuento de lo sucedido. Los celulares fueron el único medio de comunicación entre ambas partes.

Presos en su propio pueblo

Nicaragua Mine Protest

Un poblador de la mina, quien prefirió no revelar su nombre por miedo a represalias, expresó que cientos de oficiales de la PN se tomaron el centro de salud de la comunidad para usarlo como base de operaciones y se colocaron en grupos de veinte agentes por cada cuatro metros. “No salimos, estamos presos en nuestras propias casas. Las mujeres son las únicas que andan en las farmacias, porque hay muchas mamás que se desmayaron (…) Tienen tomado totalmente el pueblo. Si medio te asomás a la puerta, te dicen que te encerrés”, denunció el hombre.

Medios oficialistas como el 19Digital calificaron de “vandálica” la manifestación de los trabajadores de la empresa B2Gold. Expresaron que los pobladores se mantenían encerrados en sus viviendas por temor a “ser lesionados durante las manifestaciones vandálicas”. “Ahora pueden salir con tranquilidad de sus casas para abastecerse de productos alimenticios. En los barrios están abiertas las pulperías, tortillerías, fritangas y farmacias, que están trabajando con normalidad, atendiendo a la clientela del lugar”, refirió el diario, propiedad de la familia presidencial.

Sin embargo, los testimonios de los pobladores contradicen la versión de los medios del Estado. Además, denunciaron que los policías acosaron sexualmente a las mujeres que salían a las calles. “Están chileando, en rueda, diciendo que nos cachimbearon como perros, que eso era lo que queríamos (…) Aquí nadie está alegre ni contento. No aplaudimos la acción de la policía y tampoco la celebramos, como dijo el Canal 4. Al contrario, repudiamos la represión que vinieron a hacer durante la madrugada”, expresaron.

Los mismos habitantes indicaron que la Policía Nacional ingresó por la fuerza y tirando morteros contra edificios de carácter religioso. En un comunicado del Obispado de León, Monseñor Silvio Selva González expresó que desde hace un mes ven con gran preocupación el caso de la mina El Limón. “Hacemos público nuestro lamento por los hechos de destrucción de la Casa Rural y el Templo de Santa Bárbara. Instamos a todas las partes involucradas a buscar el diálogo como único medio para alcanzar la paz deseada”, expuso el religioso en el documento, firmado por él, Monseñor Benito Pentzke Torrez y del presbítero Tomás Zamora Calderón.

“Órdenes de Jefatura”

Marling | CENIDH

 

Desde el pasado miércoles, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) intentó ingresar al poblado de la mina El Limón, pero los oficiales de la Policía que colocaron un retén a la entrada de la misma impidieron su paso. El sábado, el Capitán Cuadra (chip 17624) explicó a representantes de la organización la orden venía de la jefatura de León y que si necesitaban información, la solicitaran en la cabecera departamental. Una vez allí, los oficiales que estaban de turno aseguraron que ninguno de los comisionados encargados del caso se encontraban en la jefatura.
Marling Sierra, subdirectora del CENIDH, informó que se contactaron con pobladores que denunciaron la brutal represión por parte de la Policía. La organización repudió el “plan de limpieza” ejecutada por la institución, calificándola como una agresión total para el pueblo. “Es una agresión no solamente hacia la protesta que organizaron. Es preocupante que la policía haya tirado morteros en lugares públicos para implicar a la población en actos vandálicos”, dijo.

Sierra relató que el viernes, los oficiales patrullaron el pueblo junto con miembros de la empresa B2Gold y que éstos señalaron las casas de quienes participaron en las protestas. Esas casas, explicaron, fueron las mismas que los antimotines allanaron la madrugada del sábado. “Esto es preocupante. Te demuestra que el Estado garantiza, por todos los medios, los intereses del poder económico, indistintamente de que éste reprima o no escuche las demandas de la población. En este caso, hay una alianza total con la empresa privada y se evidencia con B2Gold. Nos parece lamentable que un gobierno que dice trabajar a beneficio de la población, la agreda para proteger los intereses de una empresa privada”, criticó la representante del CENIDH.

Al finalizar la tarde del sábado, B2Gold emitió un comunicado de prensa en el que aseguró que el “orden institucional” se restableció en la mina. Según la compañía, esto permitiría que la comunidad pudiera retomar la paz, la normalidad y el inicio de las operaciones de la empresa. “Las operaciones de B2Gold Mina El Limón estuvieron paralizadas hasta hoy 17 de Octubre (…) El gerente Pablo Venturo recordó que la solución definitiva al conflicto pasa necesariamente por el respeto al orden institucional”, detallaron en el escrito.

No obstante, los pobladores consultados por Confidencial advirtieron que los manifestantes no pretenden reanudar sus labores.

Plantón de sociedad civil en Managua

Mina El Limón

En Managua, organizaciones de la sociedad civil e integrantes del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) se plantaron la tarde del sábado ante las oficinas de la Policía Nacional en Plaza El Sol, para exigir el cese de la represión contra los pobladores de la mina El Limón. En una breve intervención ante los portones de la institución, un grupo de quince personas leyeron un comunicado en el que demandaron al gobierno del comandante Daniel Ortega la liberación de los detenidos, la retirada de tropas policiales en la zona y la apertura a un diálogo con la comunidad.

“El gobierno ha rechazado e impedido todo tipo de negociación entre la empresa minera B2Gold y los trabajadores, e hizo caso omiso del llamado de los pobladores, pastores y sacerdotes. El camino escogido por Ortega ha sido el de someter a los trabajadores y pobladores por la fuerza”, rezó el comunicado.

De igual manera, las organizaciones recriminaron el impedimento del acceso a los organismos de Derechos Humanos y medios de comunicación que intentaron en reiteradas ocasiones ingresar al pueblo para conocer la situación de la comunidad. Por su parte, la comandante guerrillera Dora María Téllez calificó de ataque fascista el allanamiento del poblado de la mina. “La policía está, inclusive, violando la ley, porque están utilizando morteros, que es prohibido. Ya no es una institución que vela por la seguridad del país, es un instrumento del orteguismo para la represión”, dijo Téllez.

——–
Con la colaboración de Dánae Vílchez.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend