Emergencia Coronavirus

OPS reclama a Nicaragua “promesas sin cumplir” sobre acceso y datos de covid-19

Organismo advierte que el Minsa "prometió" información sobre la covid-19 y acceso a hospitales, pero esas promesas "no se han materializado"

Ante la escasa información sobre la pandemia de COVID-19  en Nicaragua, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) urgió al régimen de Daniel Ortega mayor rigor en los reportes del Ministerio de Salud (Minsa) y a cambio obtuvo “promesas sin cumplir”.

Según el director de emergencias en salud de la OPS, doctor Ciro Ugarte, hace una semana el Gobierno de Nicaragua indicó al organismo regional que “cumpliría su responsabilidad de informar sobre la situación de la pandemia” a través del Reglamento Sanitario Internacional y les prometió que “permitiría visitar los establecimientos de salud” y les proporcionaría “información detallada sobre los casos confirmados, los fallecidos confirmado y sospechoso”; sin embargo, “ninguna de esas acciones se ha materializado”.

Pese a la falta de información, Ugarte reflexionó -durante una conferencia de prensa virtual- que si la OPS logra “analizar la situación dentro del país” podría brindar “una mejor cooperación”. Actualmente el organismo está “tomando en cuenta los reportes no oficiales sobre el incremento de casos, de fallecidos y de neumonías atípicas” y mantiene “su compromiso de apoyar al Gobierno de Nicaragua para reducir el impacto” de la COVID-19 sobre la población.

El funcionario también reiteró su preocupación expresada hace una semana sobre la falta de información sobre la cantidad de pruebas realizadas, el seguimiento de contactos, el reporte de los casos. “Estamos esencialmente preocupados por la ausencia de distanciamiento social y porque el llamamiento a eventos masivos sigue manifestándose”, dijo en esa ocasión.

Preocupa el acceso a una futura vacuna

Cada martes, la OPS realiza una sesión informativa virtual en la que informa sobre el avance de la COVID-19 en la región de las Américas. Este 19 de mayo la organización llamó a “no permitir” que el acceso a una futura vacuna contra el SARS-CoV-2 dependa de la capacidad de pago de un país.

“Es muy importante, y uno de los pilares de nuestra organización, la solidaridad y el hacer que todos tengan acceso a está vacuna cuando esté lista”, dijo el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

Barbosa mostró así su preocupación por que un futuro método de inmunización no llegue a los países más pobres del continente, donde, según la institución, se han sobrepasado ya los dos millones de casos de coronavirus y se han registrado más de 121 000 fallecidos por COVID-19, la mayoría de ellos en Estados Unidos.

Asimismo, apuntó que la OPS ha trabajado ya con “socios internacionales” para que los países de la región tengan acceso a la vacuna cuando esté disponible.

Esta declaración llega después de que este lunes la farmacéutica estadounidense Moderna anunciara que la primera vacuna probada en humanos para luchar contra el SARS-CoV-2 obtuvo un resultado “positivo” en una primera fase de su experimentación clínica, demostrando así “potencial para evitar la enfermedad del COVID-19”.

El coronavirus continúa diseminándose

En cuanto a la transmisión del virus, la directora de la OPS, la doctora Carissa F. Etienne, explicó que el virus sigue creciendo en América, pues en la última semana ha habido un aumento del 14% en el número de casos y fallecimientos reportados. En este sentido, expresó especial preocupación por la incidencia que el coronavirus está teniendo entre los pobres y otros grupos vulnerables, como las comunidades indígenas, la mujeres, los afrodescendientes y los migrantes.

“Si queremos acelerar la desescalada de la pandemia, debemos proteger a los grupos más vulnerables de la COVID-19”, dijo. Por ello, Etienne abogó por la necesidad de instaurar sistemas de salud universales para afrontar esta y otras crisis sanitarias.

“Una respuesta de emergencia solamente puede basarse en un sistema que se adapta a las necesidades de todos, donde las barreras de acceso, ya sean culturales, económicas o sociales, se hayan eliminado y la base de la respuesta sea la atención primaria”, declaró.

La situación en Nicaragua

Hasta el 12 de mayo, Nicaragua acumula 25 casos confirmados de covid-19, ocho de ellos ya fallecidos, según un reporte del Minsa presentado este mediodía, después de siete días consecutivos de silencio estatal.

La escasa información del Minsa contrasta con los datos registrados por el Observatorio Ciudadano COVID-19, que monitorea el avance de la pandemia a partir de reportes de la población junto a un equipo de médicos y epidemiólogos. Según el Observatorio, Nicaragua contabiliza al menos 1227 casos sospechosos de contagio del coronavirus SARS-coV-2, entre ellos 266 fallecidos.

(Con información de EFE)

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.

 

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend