Nación

OMS: Centroamérica reporta casos de hepatitis aguda grave infantil

Al menos 26 niños han necesitado trasplantes de hígado tras enfermarse. Ya hay casos de esta hepatitis en Costa Rica y Panamá

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el número de casos infantiles de hepatitis aguda grave se elevó este martes a 348 a nivel mundial y del total de menores que enfermaron, hubo 26 que necesitaron trasplantes de hígado. Mientras, otros 13 casos están siendo investigados.

El brote de este tipo de hepatitis infantil se identificó por primera vez el cinco de abril de 2022, en Reino Unido, y desde entonces los casos se han expandido a 21 países, principalmente de Europa. En América Latina ya se reportan en Argentina, Panamá y Costa Rica. En este último país vecino ya hay dos casos, identificados en una niña de dos años y otra de cuatro.

“La información epidemiológica, de laboratorio y clínica de que se dispone sobre este evento sigue siendo limitada. Hasta el momento no se ha identificado ningún agente etiológico”, asegura la OMS en un comunicado.

Por su parte, la doctora Philippa Easterbrook, del programa mundial de la OMS sobre la hepatitis, explicó en conferencia de prensa, que se han producido avances importantes en las investigaciones y que las “hipótesis principales siguen siendo aquellas que involucran un adenovirus, pero también hay una consideración importante sobre el papel de la covid-19, ya sea como una coinfección o como una infección pasada”.

Hasta el momento, solo 15 de los 21 países han notificado cinco casos o menos, señalan las autoridades sanitarias. “En esta etapa, el mejor uso de los recursos es centrarse en la investigación de alta calidad de los casos para los que se ha recopilado amplia información clínica, epidemiológica, ambiental y de laboratorio y para los que se han descartado otras causas”, señala la OMS.

¿Qué es la hepatitis aguda crítica?

Generalmente, la hepatitis tiene diferentes causas: el consumo de alcohol, toxinas, medicamentos, otras enfermedades e infecciones virales. Este último tipo es provocado por cinco virus: A, B, C, D y E, que se reconocen a través de pruebas. Sin embargo, este nuevo brote se ha estado expandiendo en las últimas semanas sería causado por el adenovirus tipo 41, que suele provocar gastroenteritis pediátrica aguda.

Según explica la OMS, la relación entre los casos de hepatitis y la covid-19 no es concluyente. Lo seguro es que no existen vínculos entre las vacunas anticovid, pues la mayoría de infantes que enfermaron no habían recibido ninguna dosis. Asimismo, confirman que en muy pocos casos se identificó casos activos del SAR-CoV-2.

Los síntomas de esta hepatitis varían en los pacientes, hay quienes desarrollan malestares gastrointestinales como diarrea o vómito, fiebre y dolor muscular. Sin embargo, el más característico es ictericia (ojos amarillos).

Los casos de hepatitis viral tienen una alta carga de mortalidad. Según datos de la OMS, cada año ocurren 1.1 millones muertes por esta causa a nivel mundial. Y el 57% de casos de cirrosis hepática y el 78% de cáncer primario de hígado ocurren debido a infecciones provocadas por el virus B o C.

Niños fallecidos

De esta nueva hepatitis se ha reportado media docena de muertes. La primera se registró en Gaza y fue de un niño, después hubo tres muertes en Indonesia y esta semana, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (EE. UU., por sus siglas en inglés) informaron que están investigando 109 posibles casos que incluye cinco fallecidos.

Estos casos se habrían identificado en 25 estados de EE. UU. en los últimos siete meses y de estos 14 requirieron trasplantes de hígado, dijo el doctor Jay Butler, subdirector de enfermedades infecciosas de los CDC a la agencia Reuters.

En Nicaragua, las autoridades sanitarias no han alertado a la población sobre este brote de hepatitis aguda grave. El médico epidemiólogo, Leonel Argüello, explicó en su canal de YouTube que cuando el paciente llegue con caso de hepatitis y no se pueda diagnosticar el tipo de virus, si es A,B,C,DE, y tenga sus pruebas hepáticas muy elevadas se debe sospechar como un caso probable.

Asimismo, reiteró que “hay que estar atento y vigilante” como se estaría ante cualquier otra manifestación que atente contra la salud.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend