Nación

Obispos reiteran demanda de justicia, democracia y no violencia en Nicaragua en 2021

"Los tiranos quieren dar apariencia de valientes, pero son muy miedosos", dijo Monseñor Silvio Báez en su homilía de este 3 de enero

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar, calificó a los “dictadores de hoy”, como “aventajados discípulos de Herodes-el rey que intentó matar al niño Jesús en Belén- y para quienes “engaño y crimen siguen siendo las armas preferidas”, reflexionó con base en la lectura bíblica de este domingo, en la eucaristía de Solemnidad de la Epifanía del Señor, en la iglesia Santa Agatha, en Miami, Florida, Estados Unidos.

“El cruel y sanguinario Rey-Herodes- acude a la religión para llevar adelante sus planes, él no está interesado en la escritura, solo busca servirse de la religión para realizar sus malévolos propósitos. Con tal de someter y oprimir, muchos tiranos de ayer y de hoy no han dudado en presentarse como piadosos creyentes y han intentado recubrir con lenguaje religioso sus inhumanos proyectos”, expresó el obispo nicaragüense exiliado desde abril de 2019 tras recibir amenazas de muerte.

Báez es una de las voces religiosas más críticas del régimen Ortega Murillo, señalado de cometer graves violaciones a los derechos humanos y reprimir cualquier voz crítica a su gobierno, sobre todo a partir de abril de 2018, cuando estallaron masivas protestas en su contra.

El señalamiento de Báez podría aplicar a la vicepresidenta Rosario Murillo que en sus monólogos diarios habla del perdón, de la paz y del amor a Cristo en los medios de comunicación oficialistas; sin embargo, ha impuesto un estado policial de facto y mantiene una persecución contra opositores, contra quienes dirige un discurso de odio de manera constante.

“Los tiranos de hoy también pretenden engañar a la gente buena y sencilla, como los magos-Reyes magos-, o deciden matar, incluso a gente inocente, como hizo Herodes, más tarde, con los niños de Belén”, expresó.

“Los tiranos son miedosos”

“Los tiranos quieren dar apariencia de valientes y se presentan altaneros y agresivos, pero son muy miedosos. Se sienten continuamente amenazados y son capaces de todo para no perder el poder, sus privilegios y su riqueza. Por eso consideran a los demás como rivales o enemigos a quienes atacar o a quienes engañar, o eliminar”, agregó Báez.

El mensaje de Monseñor Báez se da al inicio de un año marcado por la incertidumbre de un proceso electoral presidencial, donde “debe prevalecer el amor a la patria” en Nicaragua, afirmó Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, durante la homilía de este primero de enero, en la que también recordó la importancia de mantener una visión de nación.  “El 2021 nos espera con grandes retos”, aseveró el jerarca católico.

Durante la Eucaristía en Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, Monseñor Álvarez retomó el mensaje de septiembre de 2019 publicado por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), en el que los obispos se preguntaron cómo podrían contribuir a la solución de los “acuciantes problemas sociales, políticos y responder al gran desafío de la pobreza y la exclusión” en Nicaragua.

“Como Iglesia aspiramos a la construcción de una grande y próspera nación nicaragüense, construida sobre los cimientos de la verdad, la justicia, la equidad, la inclusión y administrada por un Estado social y democrático, de derecho funcional, que tenga como centro gravitacional a la persona humana y su dignidad”, expresó Monseñor Álvarez.

Nicaragua se enrumba a su tercer año consecutivo inmerso en una crisis sociopolítica que inició en abril de 2018, cuando masivas manifestaciones ciudadanas contra el presidente Daniel Ortega fueron reprimidas por fuerzas policiales y paramilitares.

Hasta ahora el régimen orteguista, que controla todos los poderes del Estado, no ha dado señales de que garantizará elecciones libres, justas y transparentes como salida pacífica a la crisis, una demanda de la oposición, sociedad civil y de la comunidad internacional.

Una Nicaragua con visión de nación

El jerarca religioso llamó a los nicaragüenses a trabajar por “esa Nicaragua con visión de nación”, sin ambiciones personales y con base en una ley constitucional, “donde se superen las visiones sesgadas, parciales, grupales y particulares”.

“El señor nos ayudará en este nuevo año a construir juntos una gran nación donde los primeros protagonistas sean los pobres, los campesinos, las mujeres y los jóvenes, porque la opción preferencial por los pobres sigue siendo urgente en nuestra América Latina, en nuestra patria, con programas y proyectos que beneficien y promuevan humanamente a los más vulnerables, con un proyecto de nación con un claro perfil de justicia social, donde las riquezas naturales, materiales y económicas sean equitativamente distribuidas sin miedo”, expresó en su homilía.

Procurar instituciones más democráticas

Monseñor Báez, durante su homilía anterior el primero de enero, centró su mensaje en la importancia del cuidado, que también implica proteger a las instituciones, procurando que sean más democráticas.

“Debemos cuidar también de nuestras instituciones sociales y políticas, liberándonos de la enfermiza ambición de poder, y del vicio de la corrupción”, reflexionó.

Agregó que el año 2021 será mejor sí se cuida a la sociedad, a través del compromiso “noble y valiente por construir relaciones más justas, instituciones más democráticas. El nombre social del cuidado es solidaridad, y su fruto es la libertad y la justicia”, expresó.

Brenes: evitar “toda indiferencia, toda confrontación”

También este primero de enero, el cardenal Leopoldo Brenes, durante la homilía en la Catedral de Managua recordó que Nicaragua se encamina a un proceso electoral en el que prevalece la incertidumbre.

“Hoy nos enfrentamos a nuevas realidades. Nicaragua, junto a otros países, se preparan para la elección de sus autoridades. Sin embargo, existe todo una incertidumbre, ‘¿qué va a pasar?’, muchos dicen. El tiempo electoral muchas veces trae conflictos y el Papa Francisco dice que los conflictos son negativos (…)”.

Brenes aconsejó descartar “toda indiferencia, toda confrontación, toda violencia”.

Tanto Brenes, como Álvarez y Báez recordaron a los fallecidos por la covid-19 en el recién concluido 2020. “Hemos vivido situaciones muy duras, a nivel humano (…)”, expresó Brenes, quien lamentó las consecuencias de la pandemia, y padecer el dolor de perder un ser querido y despedirlo en soledad.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend