Nación

“Nos arrearon como si fuéramos ganado”, dice Vilma Núñez, defensora de DD. HH.

Periodista Carlos F. Chamorro: “La dictadura no aguantó 15 minutos de libertad de los periodistas de Confidencial”.

La agresión ejecutada por los antimotines en las afueras de la Redacción de Confidencial, a dos años de su ocupación ilegal por la misma Policía Nacional, fue para la doctora Vilma Núñez “una constatación de la brutalidad y perversidad del régimen”. Pero a la vez lo considera como un acto emblemático “que debe servir como motor”.

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), despojado de su personería jurídica el 12 de diciembre de 2018, acompañó este 14 de diciembre al periodista Carlos F. Chamorro y a su esposa, Desirée Elizondo, directora de Cabal,  otra empresa confiscada por las por las vías de hecho, en una conferencia de prensa donde exigieron al régimen la suspensión del estado policial, el cese de la censura televisiva y la devolución de los equipos y las oficinas confiscadas de forma ilegal. A los quince minutos, dos patrullas de la Policía Nacional con decenas de antimotines llegaron al lugar y formaron un cordón represivo para expulsarlos del sitio.

“Nos arrearon como si fuéramos ganado”, dijo la defensora de 82 años de edad, que camina asistida por un bastón metálico por la artrosis que padece en su rodilla. Sin embargo, Núñez dijo que “eso no importa, aquí lo que ha quedado demostrado es que destruyeron un acto simbólico”. La defensora de derechos humanos calificó el acto de denuncia como un “hito” y no duda que marca “un antes y un después” en la lucha cívica. Para ella se incrementarán las acciones de rechazo al régimen de Daniel Ortega. “Es lo que la gente ha estado demandando”.

Para Núñez, la respuesta de la Policía evidenció “la persecución a la libertad de prensa y el derecho a la propiedad privada”. Además, fue la prueba de la “absoluta pérdida de independencia del Poder Judicial”. Chamorro ha interpuesto tres Recursos de Amparo en nombre de las empresas Invermedia-Confidencial, Promedia-Esta Semana, y Cabal. A veinte meses la Sala Constitucional no ha emitido ningún fallo, violando el plazo de 60 días establecido por la ley, pese a que no existe justificación del asalto.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, es protegida por periodistas para no ser golpeadas por los antimotines. Foto: Nayira Valenzuela

“En medio de eso nos agreden, nos violentan nuestro derecho a la libertad de expresión, profundizan la violación a defender derechos. Mandan un mensaje perverso y directo que debemos de tomar en cuenta”, enfatizó Núñez, que para ella lo ocurrido es una “decisión brutal” de un régimen “completamente perdido y sin credibilidad”.

Por su parte, el director de Confidencial dijo en una entrevista a 100% Noticias que la dictadura “no aguantó ni quince minutos de libertad”.

“El Estado no pudo soportar que un grupo de periodistas nos reuniéramos quince minutos por el ejercicio de la libertad. Aparecieron los antimotines en tropel y, ¿qué lograron? Simplemente confirmar que el estado policial también está colapsando, porque no soporta que los periodistas ejerzamos la libertad de manera abierta”, expresó.

La conferencia inició a eso de las diez de la mañana en las oficinas del medio, y finalizó unos quince minutos después con el desalojo policial. El director estaba explicando la petición presentada por el Instituto de Raza e Igualdad ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con el fin de obtener justicia mediante instancias internacionales cuando las dos patrullas con antimotines arribaron frente al grupo de periodistas y defensores de derechos. Al momento, intentó explicar al oficial que dirigía el operativo que solo estaban realizando una conferencia de prensa, pero la respuesta que obtuvo fue que se retiraran del lugar, y más empujones.

Chamorro manifestó a la periodista Lucía Pinera Ubau que la devolución de los medios de comunicación no está en la agenda del régimen, y como periodistas “tenemos que seguir ejerciendo la libertad”. “Creo que el día de hoy somos más libres”, dijo el periodista.

Para la doctora Núñez, el acto de resistencia de este lunes ha inyectado de ánimo al equipo de defensores de derechos humanos del Cenidh.

“Vamos a seguir defendiendo los derechos humanos y vamos a estar acompañando a la gente en el lugar de la lucha”, sentenció.

Condena internacional

El actuar de la Policía la mañana de este lunes generó repudio en activistas, organizaciones de derechos humanos y usuarios de redes sociales.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) escribieron en sus redes sociales mensajes de solidaridad hacia Confidencial y a su director.

Igualmente, la CIDH reiteró su condena a la confiscación y pidió al Estado de Nicaragua que garantice el ejercicio de la libertad de prensa. También que “debe abstenerse de adoptar medidas que obstaculicen o perjudiquen a un medio por su línea editorial o informativa”.

“El periodismo solo puede ejercerse libremente cuando las y los periodistas no son sujetos a amenazas, agresiones u otros actos de hostigamiento”, aseguró el organismo en redes sociales.

Pedro Vaca, relator especial para la libertad de expresión de la CIDH, aseguró que “pocas imágenes que ilustren tan nítidamente la censura como aquellas en las que cuerpos policiales usan la fuerza para interrumpir una rueda de prensa de periodistas en frente de las instalaciones de su medio confiscado”, en referencia al video de la represión de este lunes.

Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, también se pronunció a través de su cuenta de Twitter. Tildó el acto de la Policía como “una muestra más de la represión y la intolerancia del Gobierno de Nicaragua”.

La organización de Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua (PCIN) lamentó las agresiones a los periodistas y mostró su apoyo al equipo de Confidencial y 100% Noticias a través de un comunicado.

“PCIN ve con mucha preocupación cómo va en aumento las agresiones físicas y amenazas represivas en contra de los periodistas de medios independientes que están expuestos día a día a procesos judiciales y encarcelamientos, cierres de medios”, manifestó la organización.

“No van a confiscar al periodismo”

La protesta inició a eso de las diez de la mañana en las oficinas del medio, y finalizó unos veinte minutos después con el desalojo policial.

“No importa que el estado policial se exhiba por la fuerza bruta, porque no van a confiscar las ideas, no van a confiscar al periodismo nunca. No van a impedir que la prensa libre siga informando y los siga retratando a ustedes ante los nicaragüenses y el mundo porque ustedes son los ejecutores de órdenes ilegales”, les espetó Chamorro mientras salía del perímetro acordonado por antimotines.

Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), dijo: “Siempre hemos apoyado al periodismo que ha sido agredido de diferentes formas. Siempre hemos estado al lado de Confidencial, y estamos hoy en este plan, continuamos con nuestro acompañamiento”.

“Lo que hizo Daniel Ortega, que es el jefe supremo de la Policía Nacional, fue mandar a dos patrullas de antimotines a agredirnos. Pero con eso no van a callar a la prensa independiente. Con eso no van a matar la verdad, no van a confiscar al periodismo”, enfatizó Chamorro.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend