Emergencia Coronavirus

Nicaragua recibió casi un millón de vacunas de Johnson & Johnson

España es el mayor donante de vacunas contra la covid-19. Es la primera vez que Nicaragua recibe un lote de Janssen.

Nicaragua recibió este 24 de enero un donativo de 993 000 dosis de la vacuna Janssen, creada por la farmacéutica estadounidenses Johnson & Johnson. Este lote fue donado por el Gobierno de España a través del mecanismo Covax y es el sexto envío que entrega este país al Ministerio de Salud (Minsa), posicionándose así como el principal donador de vacunas contra la covid-19.

“Estas donaciones forman parte del esfuerzo por parte de España de aportar una respuesta multilateral conjunta y solidaria a la pandemia, que ha golpeado especialmente a la región de América Latina y Caribe, con la que España mantiene estrechos lazos históricos y de cooperación”, explica en una nota de prensa la embajada de España en Nicaragua.

Desde agosto de 2021 a enero de 2022, España donó un total de 2 748 940 vacunas, de estas 1.7 millones son AstraZeneca. Con la llegada del último lote, el país ya suma 15.4 millones de dosis de ocho tipos de vacunas.

En Nicaragua ya se han aplicado vacunas Janssen, según informó el Minsa a la OPS, pero estas fueron dosis administradas exclusivamente al personal que trabaja en las Naciones Unidas en el país. Estas fueron proporcionadas y administradas por ellos mismos, según explicaron. Por lo cual, esta es la primera vez que el país dispone de estas vacunas para toda la población.

Según describen los fabricantes, la vacuna Janssen es de dosis única y los estudios indican que tiene una eficacia del 66.9% frente a la infección sintomática del SAR-CoV-2 y un 76.7% ante la covid de forma grave, que se eleva hasta un 85.4% después de los 28 días. Asimismo, tiene un 100% de eficacia frente a las hospitalizaciones. Ante la aparición de nuevas variantes se recomienda la aplicación de una dosis de refuerzo de esta vacuna después de dos meses.

La última actualización sobre vacunación indica que Nicaragua ya aplicó 8.1 millones de dosis, con las que logró vacunar al 46.85% de la población con dos dosis y al 74.54%  con una dosis. No hay información sobre el porcentaje de población que ya recibió la dosis de refuerzo.

Estiman incremento de contagios

Las autoridades de la OPS estiman que, en Nicaragua, ocurrirá también un incremento de contagios parecido al que se reporta en el resto de Centroamérica, que ya registran la circulación de la variante de preocupación ómicron.

“Se estima que esta situación se presente también en Nicaragua. En ese sentido, es muy importante que cada persona contribuya a reducir la transmisión”, señaló Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS.

Asimismo, recordó que es “vital que las medidas de salud pública, que se han implementado para reducir la transmisión, continúen en Nicaragua para mantener niveles manejables de casos”.

Sin embargo, en Nicaragua las mismas autoridades son quienes promueven el contagio. Cada fin de semana realizan un promedio de 4500 actividades masivas, donde no se cumplen las recomendaciones básicas como el distanciamiento social ni el uso de mascarillas.

Según el último informe sobre la covid-19, divulgado por el Ministerio de Salud, en la última semana hubo un incremento del 11% en los contagios. El país ya acumula un total de 18 002 casos y 220 muertes desde la confirmación del primer caso en marzo de 2020.

Esperan informe sobre variantes

Ugarte reiteró que Nicaragua tiene los materiales necesarios para realizar la secuenciación genómica del SAR-CoV-2, que permitirá identificar las variantes que circulan en el país. Sin embargo, aseguró que están esperando un informe sobre estas.

“Confiamos que pronto Nicaragua estará presentando el informe que indique las variantes que están circulando en el país. En ese sentido, animamos a todos los países a los Estados miembros de la OPS a compartir la información genómica, esta es uno de los elementos de mayor importancia para poder seguir el curso de la pandemia y para poder controlarla lo más rápido posible”, pidió durante la conferencia de prensa de este miércoles.

Asimismo, pidió a los países miembros que divulguen la información sobre las variantes a través del reglamento sanitario internacional, pero también brinden los detalles a la población para que tomen las medidas necesarias dependiendo del nivel de transmisión.

Nicaragua se ha caracterizado por ocultar la información sobre la pandemia. El año pasado identificaron la circulación de las variantes de preocupación: alfa, beta, gamma y delta. Estas dos últimas habrían sido las más predominantes según sugiere un estudio de la Universidad de Michigan. Sin embargo, el Minsa no ha informado a la población sobre el impacto de estas.

Los nicaragüenses confirmaron que estas circulaban en el país a través de la OPS, hasta después que fue controlada la segunda ola de la covid-19 –que dejó más de 2000 muertes en dos meses según datos independientes–, la cual según opiniones médicas fue detonada por la cepa delta y el Minsa ocultó.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend