Emergencia Coronavirus

Nicaragua, el país de América donde más muere el personal de Salud por covid-19

El 15.33% de los trabajadores sanitarios contagiados ha fallecido, mientras en el resto del continente la letalidad varía entre un 0.06% y un 4.55%

Al menos 207 trabajadores del sector de Salud de Nicaragua han fallecido, con síntomas sospechosos de la covid-19, en más de año y medio de pandemia, según registra el monitoreo independiente del Observatorio Ciudadano. La letalidad —muertes en relación al número de contagios— en este gremio es del 15.33%.

Este es el porcentaje de letalidad más alto del continente si se compara con los registros oficiales de fallecimientos por países y territorios de América, publicados hasta septiembre de 2021, por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En los cuales Nicaragua no aparece con datos oficiales por la opacidad en las estadísticas respecto a la pandemia.

Según la información de la OPS, que incluye registros de 40 países y territorios de América, la letalidad de la covid-19 en el personal médico varía entre 0.06% y 4.55%.

En Centroamérica —excluyendo a Nicaragua— hubo un total de 46 786 contagios y 421 muertes. Más de la mitad de estos fallecimientos ocurrieron en dos países: Honduras con 115, seguido de Panamá con 112. Sin embargo, la letalidad en ambas naciones varía de 0.84% a 1.29%, muy por debajo del 15.33% reportado por Nicaragua.

80 médicos muertos desde junio

En Nicaragua las muertes por la covid-19 en el personal de Salud incrementaron desde junio de 2021, tras varios meses de reportar un promedio de dos o tres muertes mensuales después la primera ola, ocurrida entre mayo y julio del año pasado, el número mensual varió de 12 a más de 30.

Desde junio hasta septiembre, el Observatorio Ciudadano identificó 80 decesos, de los cuales 44 fueron de médicos y 12 de personal de enfermería. La mayoría de estas muertes ocurrieron en los departamentos de Managua, León y Matagalpa.

Durante la primera ola, la mayoría de contagios y muertes en este gremio ocurrieron en Managua, León y Masaya, pero en este nuevo brote —que alcanzó su mayor pico en septiembre pasado—, se reporta mayor incidencia en el norte del país: Madriz, Estelí y Nueva Segovia.

Asimismo, hubo reporte de al menos 307 sanitarios que se contagiaron en esta segunda ola. Siendo septiembre, el mes que más casos y muertes se reportaron. De 106 casos sospechosos identificados en ese mes, 33 murieron, elevando la letalidad en ese mes a 31%, el segundo porcentaje más alto de la pandemia. El primero fue en marzo pasado cuando el Observatorio identificó ocho casos sospechosos y de estos murieron cinco.

Los departamentos que más contagios en el personal de Salud reportan desde junio son: Managua (106), Matagalpa (29), León (26), Madriz (17) y Estelí (17). En estos lugares se ha registrado un incremento de hospitalizaciones por la covid-19, según confirmó CONFIDENCIAL, con fuentes médicas.

Personal de Salud expuesto

Nicaragua fue uno de los países que no cumplió con la sugerencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de que el personal de Salud de primera línea debía ser vacunado en los primeros cien días de 2021. La vacunación a este sector inició hasta mayo pasado y comenzó solo con algunos de los sanitarios de hospitales públicos y privados. Estos fueron seleccionados por las unidades de salud en las que trabajan, y luego el Ministerio de Salud (Minsa) le dio el visto bueno.

Los médicos que trabajan por cuenta propia en clínicas o consultorios privados, que atienden pacientes con síntomas de covid-19, no fueron incluidos. CONFIDENCIAL conoció el caso de una doctora que fue un par de veces a los puestos y le negaron la vacuna, por lo cual tuvo que vacunarse en otro país.

En paralelo a esto, sanitarios han denunciado que durante este pico epidémico no han recibido el equipo de protección necesario y el personal está sobrecargado.

“El personal está trabajando casi todos los días en jornadas más extensas, en las que se intensifica la sensación de agotamiento”, narró a CONFIDENCIAL, una enfermera que labora en un hospital público.

Ella afirma que la demanda es tan alta que incluso el personal que está “en resguardo” tras contagiarse, es llamado a reintegrarse antes de acabar el tiempo establecido.

El epidemiólogo Leonel Argüello lamenta que al personal de Salud que está en primera línea se les dé solo una mascarilla N95 o KN95 a la semana, y tampoco les están proporcionando caretas, que sirven para garantizar la protección. Mientras, por otro lado están exponiendo y desgastando a los trabajadores que están en las jornadas de vacunación.

“Es injusto que por una mala planificación, un trabajador de Salud se levante a las dos o tres de la mañana para comenzar (a trabajar) a las cuatro de la mañana. Eso no puede ser. Esa es una emergencia mal manejada, las cosas tienen que planificarse bien. Nicaragua tiene una experiencia enorme en vacunación, hacen jornadas todos los años”, opinó el epidemiólogo en una entrevista con el programa Esta Semana.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend