Emergencia Coronavirus

Muertes por covid-19 continúan: casi 700 fallecimientos sospechosos desde mayo

El propósito de la vacunación es evitar las muertes y las hospitalizaciones, pero solo cinco de cada cien nicaragüenses ya recibió ambas dosis

Entre el primero de mayo y el 11 de agosto de 2021 murieron 677 personas con síntomas de la covid-19 en Nicaragua. De este grupo, al menos 28 eran del personal de Salud, incluidos: 21 médicos y cinco enfermeras, según datos del Observatorio Ciudadano.

Muchas de estas muertes pudieron ser evitadas si la población tomara medidas de prevención más estrictas y si el ritmo de vacunación en el país fuese más rápido, opinan médicos.

“La vacunación, si se hace estratégicamente, tiene un impacto en reducir las muertes por covid-19; sin embargo, si no tienes una segunda dosis puesta no vas a tener defensas hasta un mes después (cuando reciba la segunda dosis)”, explica el epidemiológico Leonel Argüello.

Sin embargo, en los cuatro meses y medio que han pasado desde que el Ministerio de Salud (Minsa) comenzó a vacunar, solo cinco de cada cien nicaragüenses completó el esquema con ambas dosis, según informó la Organización Panamericana de Salud (OPS) en su última actualización, y todavía hace falta que sean vacunadas personas de varios grupos de riesgo, como médicos privados.

A nivel internacional, los Gobiernos han revelado el impacto positivo de la vacunación en la disminución de hospitalizaciones y muertes por covid-19; sin embargo, en Nicaragua no hay datos detallados de personas vacunadas que se contagiaron posteriormente, ni del número de hospitalizaciones y ni siquiera se conoce con certeza el total de dosis con las que el país cuenta.

Según el conteo hecho por CONFIDENCIAL, la cifra de dosis recibidas -donadas y compradas- asciende aproximadamente a 765 400. Sin embargo, hubo un lote de vacunas Sputnik V del cual el Minsa ocultó el número de dosis.

Según los datos de la OPS, hasta el ocho de agosto pasado ya se aplicaron 919 275 dosis, de estas 580 179 son de primeras dosis y 339 096 de segundas dosis. Es decir, se dispondría de más de un millón de biológicos.

Lento ritmo de vacunación

Desde marzo de 2021, el Minsa ha realizado seis jornadas de vacunación que duraron aproximadamente un mes. Cinco de estas fueron de aplicación de primera dosis y una de segunda dosis.

En estas jornadas se aplicaron vacunas Covishield y Sputnik V. El Gobierno de Ortega, que no ha revelado cuál es el plan nacional de vacunación, “invitó” a personas con insuficiencia renal crónica, enfermedades crónicas, personal de primera línea (médicos, policías, alcaldes, oficiales de migración) y grupos de mayores de 45 años a acudir a los puestos para vacunarse voluntariamente.

“Se puede decir que esta vacunación está completamente desfasada, está incompleta y realmente no está cumpliendo ningún propósito en la reducción del riesgo de mortalidad o riesgo de infección porque, en realidad, para lograr esos niveles tendría que estar más del 70% de la población nicaragüense vacunada”, dice el epidemiológico Álvaro Ramírez.

Lo que indican las cifras del Observatorio Ciudadano es que las muertes por covid-19 comenzaron a incrementar desde mayo. Hubo semanas en que el promedio semanal de 11 decesos, que reportaron consecutivamente entre noviembre de 2020 y marzo de 2021, se quintuplicó y hubo una semana, la segunda de julio, en que se alcanzaron casi las 100 muertes en siete días. No obstante, el Minsa solo reconoce 13 fallecimientos en ese mismo período, uno por semana, un dato que no es creíble, según opiniones médicas.

Las muertes han ocurrido principalmente en el departamento de Managua, seguido de León, Estelí, Jinotega y Masaya. Muchas de éstas ocurrieron en personas mayores de 60 años, pero se desconoce si los fallecidos habían tenido acceso a la vacunación contra la covid-19.

Se esperan más contagios por aumento de aglomeraciones

En las últimas semanas, los contagios de covid-19 muestran una tendencia a la alta que no se vio en la primera ola de 2020, según datos oficiales. Para entonces hubo un pico máximo de 460 contagios en una semana y después los casos fueron disminuyendo, pero ahora la tendencia es ascendente.

“El año pasado para mediados de julio ya la pandemia estaba baja y ya no había muchos casos reportándose en agosto; este año se ha prolongado y se va a seguir prolongando después de las actividades de aglomeración de las últimas semanas. Ya hemos visto morir sacerdotes, médicos, abogados, funcionarios del Gobierno, de la Alcaldía y todo este tipo de circunstancias las vamos a seguir viendo día a día”, alerta el doctor Ramírez.

Por su parte, el doctor Argüello sugiere que es necesario extremar las medidas de prevención contra la covid-19, principalmente por la circulación de variantes que hacen al virus más contagioso y elevan el riesgo de los pacientes de no sobrevivir.

“En Nicaragua no se ha parado la promoción de aglomeración de gente, no se han parado los molotes, son miles de miles de actividades las que se realizan y con eso lo que están haciendo es contagiando a la gente y creando las posibilidades de que circulen y se produzcan variantes”, afirma Argüello.

Asimismo, recuerda que Nicaragua es el país de Centroamérica que tiene la menor cobertura y el que tiene la menor información no solamente de vacunas, sino también de casos y de fallecidos y así como de exámenes de laboratorios”. Esto limita conocer la incidencia de la covid-19 y pone en mayor riesgo a la población.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend