Nación

Muere madre de José Adán Aguerri, encarcelado por régimen Ortega-Murillo

Alianza Cívica lamentó que Hilda Chamorro Hurtado no pudo ver a su hijo, quien se encuentra en las cárceles de la dictadura orteguista

Es lunes 11 de octubre se conoció la muerte de Hilda Chamorro Hurtado, madre del expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y hoy preso político José Adán Aguerri, quien se encuentra en las cárceles de la dictadura orteguista desde el pasado 8 de junio.

Desde esa fecha son 125 días los que ha estado detenido y se le permitió solamente una visita el pasado 31 de agosto.

“Doña Hilda no pudo despedirse de su hijo y José Adán no pudo ver a su madre. Doña Hilda, mujer de fe, ciudadana ejemplar y valiente. El Señor la ha llamado a su gloria eterna y ya descansa en su seno. Rogamos a Dios envíe a su familia el consuelo espiritual que mitigue su dolor”, publicó la organización en redes sociales.

Aguerri fue acusado por el Ministerio Público del régimen de “conspiración” y “menoscabo a la integridad nacional”, en perjuicio del Estado de Nicaragua, cargos por los que también se acusó a Félix Maradiaga, Arturo Cruz y Juan Sebastián Chamorro, todos precandidatos presidenciales que participarían en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

El Cosep también la muerte de la madre de su expresidente en un mensaje que publicó en sus cuentas de redes sociales.

Dictadura castiga a presos ante muerte de familiares

Hasta el cierre de esta pieza informativa se desconocía si la dictadura orteguista permitiría a Aguerri acudir al sepelio de su mamá, aunque el pasado 17 de septiembre, cuando falleció la madre del también preso político Max Jerez, Heidi Meza Torres, no se le permitió a él asistir a su funeral.

Esto a pesar que días antes los medios de comunicación y organizaciones como la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), informaron sobre el delicado estado de salud de ella.

Meza Torres, de 67 años, sufrió un derrame pleural (líquido alrededor de los pulmones) y neumonía, ambas enfermedades agravadas desde que su hijo, Max Jerez, fue capturado por la dictadura orteguista el pasado 5 de julio.

En total, son 37 presos políticos que se encuentran en las cárceles de la Policía orteguista desde finales de mayo cuando el régimen inició la captura de precandidatos presidenciales, líderes opositores, empresarios y periodistas, en un intento por “limpiar” el camino para participar en las elecciones de noviembre únicamente con partidos colaboracionistas. Hay más de 150 presos políticos en prisión.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend