Nación

Monseñor Silvio Báez: “un Gobierno que no es fruto de la voluntad popular no es legítimo”

A pesar de la campaña en contra de sacerdotes, obispos Báez y Álvarez predicaron sobre las crisis provocadas por la represión estatal y la pandemia

El obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Monseñor Silvio Báez, señaló que “un Gobierno que no es fruto de la voluntad popular no es legítimo”, y que la única forma que podrá mantenerse en el poder es a través del “miedo, la represión y la manipulación de la justicia”, lo que provoca dolor y pobreza, reflexionó en su homilía de este domingo.

El prelado dijo que al igual que Jesús preguntó a los discípulos: “¿Quién dicen que soy yo?”, a nivel social y político, también es importante preguntar a la población: “¿Ustedes quién dice que soy yo, cómo lo estoy haciendo, qué debo corregir?”, y agregó que “en un mundo de mentiras quien dice la verdad es perseguido, es silenciado; en un mundo de injusticia, el justo es repudiado, y hasta condenado a muerte”.

El mismo Báez ha sufrido ataques por parte del poder político en Nicaragua por denunciar las violaciones de derechos humanos contra la población. De hecho, esta semana, Daniel Ortega llamó a los sacerdotes “terroristas de sotana” y “demonios de sotana”, durante el acto del 37 aniversario de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, y los responsabilizó de que no se levantaran los tranques durante las protestas en contra de su Gobierno en 2018. Antes, también los había señalado como “fariseos”. Asimismo, la vicepresidenta, Rosario Murillo, los tildó de “diablos visionarios de la maldad”.

Monseñor Silvio Báez señala que “hay mucha gente que pronuncia el nombre de Jesús, pero con su vida demuestra que no lo conoce”. Esas personas hablan de amor, pero se ponen primero, “haciéndole más complicada la existencia a los demás con nuestro egoísmo y ambiciones desmedidas. Hablamos de paz, pero haciendo que los demás vivan en zozobra, imponiéndonos sobre ellos y acallando sus voces de mil modos, hablamos de hacer justicia, confundiéndola con la venganza, condenando injustamente a quienes resultan incómodos para los propios intereses (…), expresó.

Bajo esa misma línea, el obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, recordó que la Iglesia en muchas ocasiones “ha querido ser llevada a las plazas públicas para morir apedreada, la Iglesia que ante un grupo de masas, que son enfervorizadas en el fanatismo, gritan como aquella gente de esos tiempos -bíblicos- ante Cristo y Barrabás: ¡’Suéltanos a Barrabás, y a Cristo crucifícale (…)’” recordó el obispo, ante el recrudecimiento de agresiones por parte del régimen orteguista y de sus fanáticos, que desde 2018 han agredido a sacerdotes y creado campañas de desprestigio.

Esta semana, la maquinaria de propaganda de la dictadura acusó de “intromisión” en la vida política a varios sacerdotes, entre ellos monseñor Álvarez, monseñor Silvio Báez, y el padre Edwin Román, párroco de la iglesia San Miguel de Masaya, a través de un documental divulgado en sus cuentas de redes sociales.

Con base en el evangelio de Mateo, Monseñor Álvarez sostuvo: “dichosos ustedes cuando los insulten, los persigan, y digan toda clase de calumnias porque eso también hicieron con sus padres”, expresó el prelado.

La pandemia azota a Nicaragua

Monseñor Álvarez también destacó en su reflexión de este domingo lo que está padeciendo la población nicaragüense con el embate de la pandemia. Mencionó que la enfermedad ha golpeado de una “forma insospechable, impensable, inimaginable, con el dolor y el sufrimiento de cienes de miles de contagiados que hay en nuestra patria; algunos sobrepoblando los hospitales, y otros tantos, padeciendo en el anonimato y en el silencio de sus hogares, y todos padeciendo también la soledad (…)”.

El repunte del covid-19 afecta a todo el país; sin embargo, la población ha señalado que en el norte el contagio ha sido más evidente. El hospital San Juan de Dios, en Estelí, confirmó entre 150 a 200 fallecidos en agosto, mientras que la Iglesia Católica ha padecido el fallecimiento de al menos cinco sacerdotes bajo sintomatología sospechosa de covid-19 en el mismo mes, y más de cinco luchan actualmente contra la enfermedad.

“La cruz de los que están más graves, de los que están intubados, de los que están inconscientes -por- esa enfermedad, de los que están batallando y luchando por su vida, y algunos luchando y batallando con la muerte. Y la enfermedad que padecen los que no están tan graves, pero todos aislados de sus seres amados, las familias que se ven igualmente impotentes, incapaces de hacer algo”, mencionó el sacerdote.

Cabe mencionar que hasta ahora el rebrote de covid-19 sigue sin ser reconocido por el Ministerio de Salud, que aunque sí ha aumentado la cantidad de casos semanales que admite, solo reconoce una muerte por semana.

Asimismo, la Conferencia Episcopal de Nicaragua en un mensaje con motivo del Bicentenario de la independencia de Centroamérica, aseguró que la pandemia agudizó la crisis econónica e institucional de abril de 2018, “sumiendo al país en violencia, incertidumbre y angustias”.

Destacan que el país enfrenta muchos problemas como la marginación de los pueblos originarios, la migración, los privados de libertad por razones políticas, la seguridad social, entre otros. Por tales razones, se necesitan “autoridades lúcidas, sabias y respetadas que sepan conducirnos por caminos de amistad cívica, de diálogo tolerante y respetuoso, de búsqueda del bien común por sobre los intereses personales o partidistas y así, encontrar sendas de justicia y paz social”.

La Iglesia considera que el país necesita “reavivar la esperanza”, “un espíritu nuevo que da vida a esos huesos secos, en palabras del profeta, que ya no sirven a la comunidad”, indica el escrito, en el que reconocen la labor de los trabajadores de la salud e invitan a los nicaragüenses a orar por los afectados por la pandemia, incluidos, religiosos.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend