Nación

Monitoreo Azul y Blanco: violencia política aumentó en diciembre

Reporte acumuló 374 incidentes ocurridos en diciembre de 2020 relacionados con la crisis sociopolítica de Nicaragua, 47% más que el mes anterior

La violencia por razones políticas derivadas de la crisis de Nicaragua mostró un repunte del 47  % en diciembre pasado, con respecto al número de incidentes reportados en el mes anterior, de acuerdo con un informe emitido este domingo por el grupo multidisciplinario Monitoreo Azul y Blanco.

Según el informe, un total de 374 incidentes relacionados con la crisis sociopolítica de Nicaragua fueron registrados en diciembre, una cantidad superior a los 255 reportados en noviembre.

Entre los incidentes, el grupo multidisciplinario registró ocho muertes, 195 casos de hostigamiento, 35 detenciones, 29 agresiones, 23 amenazas, 22 judicializaciones, 15 tratos crueles y torturas, entre otros, “en contra de familiares de personas presas políticas, excarcelados, integrantes de movimientos sociales y opositores en general”.

Entre las incidencias, Monitoreo Azul y Blanco reportó un aspecto considerado “positivo”, como fueron la excarcelaciones de 16 personas consideradas “presos políticos”, incluyendo al campesino Justo Rodríguez, arrestado en mayo pasado y cuya vida, según organismos de derechos humanos, estuvo en riesgo por no recibir atención médica pese a padecer de enfermedades crónicas.

El informe reflejo que diciembre fue el quinto mes de 2020 con más casos de violencia política en Nicaragua, detrás de los 508 casos reportados en abril, 430 en septiembre, 350 en octubre, y 343 de marzo.

https://www.facebook.com/MonitoreoAzulyBlanco/posts/207349247705672

Patrón represivo

Adicionalmente, el grupo Monitoreo Azul y Blanco indicó que “en diciembre de 2020 se registró un incremento del 600 % de hostigamientos en comparación con diciembre de 2019, lo cual es parte del patrón represivo del segundo semestre del corriente año”.

Nicaragua vive una crisis sociopolítica que, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dejó 328 muertos en 2018, cifra que incrementó a 684 desde ese año, según organizaciones humanitarias locales. Ortega, por su parte, reconoce 200 víctimas, y en su defensa alega haber enfrentado un intento de golpe de Estado.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend