Emergencia Coronavirus

Minsa “congela” muertes de covid-19 por veinte semanas consecutivas

Estadísticas del Minsa intentan "vender" que hay control de la pandemia; mientras Observatorio registra incremento sostenido de muertes sospechosas

Las estadísticas y reacciones del Ministerio de Salud (Minsa) ante de covid-19 son contradictorias, valora el salubrista, Carlos Hernández, que ha estudiado la sobremortalidad en tiempos de pandemia en Nicaragua. Por un lado, los datos oficiales intentan mostrar que hay un control absoluto de la covid-19, al reportar solo una muerte por covid-19 cada siete días durante veinte semanas consecutivas; por otro, el incremento anormal en los decesos por “neumonía” advierte una crisis sanitaria, que las autoridades no reconocen.

“La propia vacunación y la urgencia con la que se está haciendo es totalmente contradictoria con los números que se presentan. Los números no están diciendo: no hay pandemia, pero toda la movilización que se pretende hacer, no se compara con una pandemia que no existe”, señala Hernández.

Las muertes por neumonía, que históricamente eran bajas, sufrieron un incremento inusual en 2020, que solo puede explicarse por la llegada de la pandemia. Según los datos oficiales, publicados por el Minsa, en las últimas cinco semanas de ese año, fallecieron en promedio 25 personas. Es decir, que en ese período hubo al menos 125 decesos, 25 veces más que por los causados por la covid-19. Y en vez de declarar una alerta sanitaria para detener este incremento, el Minsa ahora actúa como si se enfoca en la pandemia que dice tener bajo control.

“Hay una contradicción en el lenguaje y en lo que reflejan las evidencias. Las evidencias lo que dicen es que hay una epidemia de covid-19 que causó mucho daño –más de 8000 muertos, según el análisis de sobremortalidad que hicimos– que puede volver a suceder y que ante esta situación se requiere vacunar a la población para reducir la mortalidad”, explica Hernández.

De acuerdo con los registros, el Minsa comenzó a disminuir la cantidad de fallecidos semanales desde septiembre de 2020. El descenso fue paulatino hasta que el 13 de octubre, cuando anunció que en esa semana solo hubo un fallecimiento. Desde entonces, la cantidad de muertos por covid-19 no varía. Algo imposible estadísticamente, que además contradice el comportamiento que ha tenido la covid-19 en otros países, es imposible.

“Esta ha sido parte de la estrategia de comunicación que ha tenido la oficialidad con el propósito de hacer aparentar que la pandemia está controlada. Hay evidencia que demuestra que hay una sobremortalidad mayor si se compara con los años anteriores y muchas de estas, son enfermedades relacionadas con complicaciones por la covid”, coincide el epidemiólogo, Rafael Amador.

Observatorio reporta 10 veces más muertes por covid-19 en ese mismo período

Mientras, el Minsa insiste en que desde el 13 de octubre de 2020 al 24 de febrero de 2021 solo han muerto 20 personas por covid-19, el monitoreo independiente realizado por el Observatorio Ciudadano identificó 196 fallecimientos sospechosos de la pandemia. Una cantidad, incluso, superior al total de 173 muertes que las autoridades reconocen desde la confirmación del primer caso.

Además, los datos del Observatorio comenzaron un nuevo ascenso desde finales de noviembre, y desde diciembre hay un incremento sostenido en las muertes. Así, la letalidad estimada del 6.5% entre octubre y noviembre de 2020 supera el 11% en 2021.

Lo mismo ha ocurrido con la cantidad sospechosa de contagios. Mientras, el Minsa reportó 1181 casos nuevos desde el 13 de octubre, el Observatorio reportó casi el doble de contagios: 2308. Estos datos alertan sobre un nuevo pico epidémico, que las autoridades ocultan y que fue promovido por el relajamiento en las medidas de prevención y las celebraciones de fin de año.

“Es muy difícil que se mantenga esta situación por períodos largos”, señala el doctor Hernández, sobre la cantidad de casos admitidas por el Minsa y agrega: “lo que uno percibe es la necesidad de mantener congeladas las cifras para poder minimizar el impacto en la población”.

Esta narrativa, explica, es incluso contradictoria con el mensaje oficial de que a pesar de la pandemia se ha seguido trabajando, se ha continuado con el año escolar, etc. “50 casos y un fallecido semanal no es una pandemia”, reitera.

Las estadísticas de la covid-19 ubican a Nicaragua como el país con menos incidencia de Centroamérica y la región. Sin embargo, hay fuertes cuestionamientos sobre su veracidad. Incluso, el director de Emergencias de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), doctor Ciro Ugarte, dijo este miércoles en la conferencia de prensa de las Américas, que “la OPS recibe la misma información a través de los canales del reglamento sanitario internacional, la misma información escueta que se difunde a nivel público”.

Seguí toda la cobertura de CONFIDENCIAL sobre el coronavirus suscribiéndote a nuestro boletín de noticias diario. Para leer más artículos sobre el tema, hacé clic aquí.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend