Emergencia Coronavirus

Minsa amplía hasta tres meses aplicación de segunda dosis de vacuna rusa Sputnik V

Ministerio de Salud llamará a pacientes para informarles sobre las nuevas fechas de aplicación de segunda dosis de vacuna Sputnik V

El Ministerio de Salud (Minsa) amplió el plazo de aplicación entre las dos dosis de la vacuna Sputnik V, que contemplaba 21 días de diferencia desde la primera inoculación y ahora  será hasta noventa días posterior, informó la vicepresidenta Rosario Murillo, quien agregó que la decisión se basa en recomendaciones del Instituto Gamaleya, fabricante de la vacuna rusa.

Según Murillo, las investigaciones realizadas por el Instituto de Rusia sobre un mayor intervalo de tiempo entre la aplicación de la primera y la segunda dosis de la vacuna Sputnik V, podría representar “un reforzamiento de la respuesta inmune de las personas ante la covid-19”.

Aseguró que el “Ministerio de Salud informa a las personas que han recibido ya la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V, que se puede esperar un máximo de noventa días, después de la fecha de la primera inmunización, para luego pasar a recibir la segunda dosis”, expresó.

La circular del Minsa, leída por Murillo, ocurre después de varias denuncias de pacientes, que al llegar a los puestos de vacunación para recibir la segunda dosis del biológico Sputnik V les dijeron que no había vacunas.

Una paciente contó a CONFIDENCIAL, bajo anonimato, que al llamar al 132 -línea oficial para solicitar información de covid-19- le dijeron que no tenían vacunas y que estuviera pendiente de la “compañera” para conocer la reprogramación de su cita. No hubo mayor información.

CONFIDENCIAL también llamó al 132 y la persona explicó que “la vacuna está resguardada” y que se esperaba que retomaran la aplicación de la segunda dosis de la Sputnik V el 8 de junio, pero que antes de acudir al puesto de vacunación, mejor llamara para tener certeza del proceso.

Por su parte, Murillo, aseguró que el Minsa convocará a todos los que ya cuentan con la primera dosis y están a la espera de la segunda para determinar nueva fecha de inoculación.

Según el epidemiólogo Leonel Argüello, miembro del Comité Científico Multidisciplinario (CCM), cuando no se informa a tiempo en un tema tan sensible como la vacuna contra la covid-19, eso “genera incertidumbre en la población, angustia innecesaria y malestar; todo ello perjudica la salud”. Sin embargo, no considera que las nuevas disposiciones provoquen desconfianza en la vacuna rusa como tal.

Respecto al alargamiento del plazo entre ambas dosis, el epidemiólogo explicó que se puede esperar de 21 días a tres meses debido a que se cuenta con una “memoria inmunológica o defensa”, por lo tanto, la primera dosis no se pierde.

Resaltó que con la primera dosis de la vacuna Sputnik V se alcanza 79% de eficacia, pero se desconoce cuánto tiempo duran esos anticuerpos, por eso se aplica una segunda dosis. Es decir, que la eficacia está demostrada, pero el tiempo que protege una sola dosis “si está estudiado no se ha compartido”.

Explicó que en el caso de otras vacunas, se sabe que la protección de una sola dosis dura unas cuantas semanas y luego baja, pero la Sputnik V no tiene estudios a los que se tengan acceso.

Sputnik V y Covishield: las diferencias entre las dos vacunas que ha recibido Nicaragua

Ampliar el plazo es decisión de los Estados

El 26 de abril de 2021, a través de la cuenta oficial de Twitter de la vacuna Sputnik V, Alexander Gintsburg, director del Centro de Investigación Gamaleya, sostuvo que aumentar el intervalo entre la primera y segunda dosis de 21 días hasta tres meses, no “afectará la respuesta inmunitaria inducida por la vacuna y, en algunos casos, la mejorará y prolongará”.

Consideró que este nuevo dato “aceleraría la inmunización”, tomando en cuenta la demanda mundial por las vacunas contra la covid-19, pero aseguró que cada país decide sí aumentar el plazo de 21 días a tres meses entre las dos dosis. Hasta ahora, el Minsa no ha explicado cómo distribuirá las 70 000 dosis de Sputnik V que están en el país desde el 4 de mayo y forman parte de una compra total de 1.9 millones de vacunas adquiridas por Nicaragua.

“Creemos que depende de cada regulador nacional decidir si mantener el intervalo de 21 días entre las vacunas o extenderlo hasta tres meses”, se lee en el sitio web.

La Sputnik V utiliza dos adenovirus diferentes, por eso, al contrario de la Covishield —versión India de la vacuna AstraZeneca— que es el otro biológico que se aplica en el país, las dosis no son intercambiables y se diferencian por una tapa azul y otra roja.

 

 



Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

 


Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend