Nación

Libertad de expresión condicionada

Censura hoy no es directa, opina el director del Observatorio de Medios de Comunicación

Guillermo Rothschuh, director del Observatorio de Medios de Comunicación, presentará esa semana su más reciente libro, “Asedios a la libertad”. Obra en la que analiza la situación del periodismo en Nicaragua bajo el gobierno del presidente Daniel Ortega.

Periodistas desprotegidos que apenas sobreviven exprimiendo su salarios, publicidad estatal y privada manejada de manera “unilateral” y “discrecional”, al igual que la información, y reporteros que se auto censuran para conservar una frecuencia o licencias de medios. Así es la libertad de expresión “condicionada”, que plantea Rothschuh en su texto. “El problema sobre la libertad de expresión”, opina el autor “sigue siendo creer, que como en Nicaragua no hay periodistas detenidos y los medios no han sido ocupados manu militares, esta libertad se practica sin tropiezos”.

Lo que sucede ahora, asegura, es que la censura ya no es directa. Tampoco frontal.

En su libro, Rothschuh reclama el abandono y mutismo por parte de las organizaciones gremiales y de las facultades de comunicación, que no se pronuncian cuando ocurren atropellos a los periodistas.

“Estando de por medio el ejercicio de la libertad de expresión, lo que yo noto es un silencio prolongado, reiterado, de parte de las organizaciones gremiales y de parte de las escuelas y carreras de periodismo y comunicación. ¿Qué tipo de muchachos estás formando si vos no planteás cuál es la situación real, ni te pronunciás? No quieren entrar en discusiones ni mal disponerse con el gobierno”, subraya.

La concentración de todos los medios en pocas manos, el temor de los empresarios a conceder publicidad a aquellos espacios “críticos de la gestión de gobierno” y el difícil acceso a la información pública pese a que Nicaragua “cuenta con una de las mejores Leyes de Acceso a la Información Pública (LAIP), en América Latina”, son para él otras formas de censura.

El duopolio televisivo, integrado por la familia del comandante Daniel Ortega (que controla los Canales 4, 8, 13, 22 y el estatal 6) y el mexicano Ángel González (a quien fueron adjudicados el 2,7, 9, 10, 11, 17, 19, 25, 32, 33, 38) es otra de las limitaciones a la expresión libre, señala Rothschuh. Sin “medios de comunicación ajenos a los intereses de estos dos propietarios es impensable un verdadero y auténtico pluralismo”, advierte.

La condescendencia y parcialidad del ente regulador de telecomunicaciones, comenta, ha permitido que la cartera de medios de estos dos grupos se ensanche sin límites, sobre todo cuando no se ve cercana una nueva Ley de Telecomunicaciones.

El panorama electoral 

En noviembre los reporteros y medios de comunicación nicaragüenses afrontarán un nuevo reto: las elecciones presidenciales. “Debería haber una especie de código de parte de la ciudadanía y de los partidos políticos en tratamiento a los periodistas, porque ya hemos visto que son agredidos durante los procesos electorales y yo lo que advierto aquí es: preparémonos que eso viene”, afirma Rothschuh.

En “Asedios a la libertad”, él plantea que la división actual entre los mismos periodistas es una agravante en este panorama. El duopolio televisivo es otra. “Se avizora un empobrecimiento del debate nacional (…) Los mismos rostros. Las mismas voces. El ejercicio de la crítica seguirá constriñéndose a la mínima expresión”, concluye.

De cara a este contexto es que surge su libro, dirigido no solo a comunicadores sino también a sociólogos, politólogos y a la ciudadanía en general con el propósito de despertar “el debate” en cuanto a tema poco discutido.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend