Nación

La voz crítica del periodista y tuitero Miguel Mendoza incomodó al régimen que lo encarcela

El último tuit de Miguel Mendoza fue un retuit avisando del allanamiento de la casa de Carlos F. Chamorro. Minutos después, llegó la Policía por él

Al periodista Miguel Mendoza, la Policía del régimen de Daniel Ortega no lo detuvo por ser cronista deportivo, sino por ser una de las voces independientes más críticas desde Twitter. Es así que su captura constituye el primer ataque gubernamental a los usuarios de las redes sociales de Nicaragua, que utilizan estos canales de comunicación digital para expresar su crítica al Gobierno y su descontento político.

Mendoza es un destacado cronista deportivo nicaragüense, miembro del staff del programa radial Doble Play, dirigido por Edgard Tijerino y que agrupa –junto con René Pineda– a las más distinguidas voces del análisis deportivo. En las redes sociales, Mendoza combinaba los comentarios sobre deportes con los de política, con un marcado rasgo de opositor al Gobierno de Ortega y Murillo.

La captura de Mendoza alarmó a casi la totalidad de la comunidad tuitera nicaragüense y también en Facebook. Su cuenta en la red de microblogging se convirtió en tendencia en cuanto se supo la noticia de su captura, al igual que la cuenta de Carlos Fernando Chamorro, cuya casa fue allanada la misma noche del 21 de junio.

Así amanecieron las tendencias en Twitter, el día después de la captura del periodista Miguel Mendoza y del allanamiento de la casa del director de Confidencial, Carlos Fernando Chamorro. // Imagen tomada de Trendsmap, el 22 de junio | Confidencial

Por qué se llevan a Miguel Mendoza

Miguel Mendoza tiene cuentas abiertas en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube (4880 suscriptores) y en todas comparte contenido sociopolítico de crítica hacia la gestión gubernamental del régimen. “Soy periodista con 25 años de experiencia, que antes del 18/04 publicaba sólo noticias de deportes. Ahora estoy enfocado en ver libre a mi Nicaragua”, reza en la presentación de su página en Facebook, con 117 382 seguidores.

Combina el activismo político –denuncia las arbitrariedades de Ortega, comparte contenido de otros, se suma a las convocatorias políticas en las redes sociales, entre otras– pero también es creador de contenido político propio: expresa sus propias ideas evaluando el actuar del régimen y de los grupos opositores.

Miguel Mendoza
Miguel Mendoza. Foto: Carlos Herrera | Confidencial

Además, Mendoza es del nuevo tipo de influencer de las redes sociales: una voz crítica, original, con estilo franco, con gran popularidad y que ofrece su espacio para expresar sus ideas y compartir ideas de otros. Esta última característica lo diferencia del influencer comercial de las redes sociales que jamás comparten o mencionan contenido de otros a menos que medie algún tipo de cobro o regalía.

Desde su cuenta en Twitter –@Mmendoza1970, con 27 103 seguidores– sus tuits generan abundante conversación y es tal su credibilidad que los líderes políticos reaccionan ante sus comentarios. A pesar de no compartir ideología con algunos de los precandidatos encarcelados, Mendoza ha exigido la liberación de todos con sus nombres y apellidos.

El estilo tuitero de Miguel Mendoza es irreverente con el poder, divertido, muy libre en su expresión y osado con sus ideas sobre cómo liberar al país de la dictadura de Ortega. Todo eso sumado a sus habilidades periodísticas: bien informado, busca pruebas, redacta con claridad y editorializa sus ideas. Un conjunto que el régimen considera muy amenazador.

Es sabido que al régimen de Ortega y Murillo nunca le han gustado las redes sociales, ni mucho menos los usuarios con una cuenta abierta en las redes sociales. El régimen nunca las entendió porque no puede controlar a la gente que se expresa allí ni a las empresas dueñas de las redes.

El régimen en Nicaragua ha instalado un estado de terror contra las y los ciudadanos que no acuden a expresarse políticamente en los espacios físicos debido a las amenazas reales de represión y riesgo por sus vidas, por eso acuden a las redes sociales de forma masiva para mantenerse informados y expresar sus ideas.

Miguel Mendoza (Camoapa, de Boaco, Nicaragua) tiene 51 años, un hijo de 30 y una hija de 7. En sus cuentas de Facebook e Instagram resalta un contenido muy emotivo como es la reciente celebración de los 90 años de su madre, Salvadora Urbina, que tuvo un regalo muy especial: una canción dedicada para ella especialmente por parte del cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy, que la saluda en el video, desde California.

Otro rasgo de la práctica comunicativa de Mendoza es la solidaridad tuitera: su último tuit fue un retuit avisando del allanamiento de la casa del periodista Carlos Fernando Chamorro. Minutos después, llegó la Policía orteguista a capturarlo a él.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend