Nación

Jueza eleva a 12 años de cárcel la condena contra Donald Margarito Alvarenga

La juez Rosa Velia Baca Cardoza emite un “acto de rectificación” sobre la sentencia al opositor. La pena inicial era de siete años y medio de prisión

La jueza Rosa Velia Baca Cardoza, del Primero de Distrito Penal de Juicio de Chinandega, rectificó una condena contra el opositor Donald Margarito Alvarenga Mendoza, de 56 años, y le impuso una pena de 12 años de cárcel bajos las leyes de “ciberdelitos” y “soberanía”. La sentencia inicial era de siete años y medio de prisión.

CONFIDENCIAL se comunicó con el abogado defensor, Norvin Cruz Ponce, y familiares de Alvarenga, quienes indicaron que no han sido notificados de la rectificación de sentencia.

El juicio contra el ciudadano se realizó el pasado 13 de enero y la sentencia fue leída por la juez el 18 del mismo mes. Sin embargo, un día después, Baca Cardoza emitió un “auto de rectificación” en el que cambió la condena. 

“Por un ‘lapsus calami’ se aplicó la teoría del delito continuado contenido en el artículo 83 del Código Penal; no obstante y habiéndose advertido con posterioridad, la errónea aplicación de la pena al omitirse el concurso real contenido en el artículo 82 del Código Penal vigente entre ambos delitos, que es lo procedente y siendo una necesidad procesal enmendar el yerro (…) la suscrita jueza procede a rectificar la pena impuesta”, según el auto de rectificación.

De acuerdo al documento judicial, la jueza impuso al opositor “la pena principal de ocho años de prisión por el delito de menoscabo a la integridad nacional (conspiración), y por el delito de propagación de noticias falsas a través de las tecnologías de la información y la comunicación, se le impone la pena principal de cuatro años de prisión y seiscientos cincuenta días multa, para un total de doce años de prisión”.

Alvarenga fue condenado bajo la Ley Especial de Ciberdelitos, conocida como “Ley Mordaza”, y la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, Soberanía y Autodeterminación o Ley 1055, aprobadas por el orteguismo en un paquete de legislaciones represivas usadas para dirigir su cacería política en 2021.

Juicio político

Las pruebas contra Alvarenga fueron los testimonios de siete policías, unas publicaciones en su página de Facebook, y unos mensajes en un grupo de WhatsApp.

El abogado defensor, en una entrevista con el programa Esta Semana –transmitido por Facebook y YouTube debido a la censura del régimen– señaló que la juez Baca Cardoza no tomó en cuenta las inconsistencias de las pruebas presentadas por la Policía y el Ministerio Público.

La jueza razonó su sentencia con el argumentó que las “publicaciones, expresiones y posteos” de Alvarenga, incitaban “al odio y la violencia”.

Alegó, además, que el ciudadano “fomentaba reuniones con los propósitos de crear zozobra, inestabilidad, angustia y desesperación en la población” de Chichigalpa.

Cruz Ponce señaló que, durante el juicio, les preguntó a los policías si constataron cuáles eran las víctimas atemorizadas por la publicación que supuestamente hizo Alvarenga, y si un profesional determinó esa afectación emocional. “Ellos dijeron que no”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend