Nación

Inide: otro año acéfalo

Por Ley, el Inide debía haber efectuado el Censo Nacional de Población 2015, pero el año se terminó sin censo. Nadie explicó por qué.

–“Buenas tardes. ¿Me comunica con el director [del Inide]?”
“Permítame. Le comunico”.
Un teléfono repica varias veces. Nadie responde. Cuelgan el auricular. Marco otra vez.

–“Disculpe se cortó la llamada. Le había pedido que me comunicara con el director”.
“Es que ya no hay nadie en esa oficina”.

–“¿Y eso?”
“Es que ya no hay director”.

–“¿Desde cuándo?”
“Desde hace tiempo”.

–“¿Y sub director?”
“Tampoco”.

Director destituido por un dato

La situación del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), la institución encargada del Sistema Estadístico Nacional (SEN), los censos y las encuestas sobre nivel de vida y otros indicadores sociales, no ha cambiado a lo largo de los últimos tres años, cuando su director, el sociólogo Marco Antonio Valle, fue destituido de la dirección general.

Valle había sido nombrado en ese cargo en julio del 2010, y luego ratificado en enero del 2012 y febrero del 2013, cuando Daniel Ortega lo incluyó en la lista de sus funcionarios públicos. Hasta que fue retirado del cargo.

Un economista consultado por Confidencial, dijo que la caída de Valle en desgracia, fue porque decidió publicar un dato sobre población (obtenido a través de diversas proyecciones) que de ser correcto, entraba en contradicción con el discurso oficial, en especial en lo referido a crecimiento per cápita y niveles de pobreza.

La salida de Valle -que había sustituido a Armando Rodríguez Serrano- dejó al Inide y a su personal en una especie de limbo, a tal punto que el Banco Central de Nicaragua (BCN), tuvo que hacerse cargo de ‘tutelar’ el trabajo de la institución.

La fuente citada antes, catalogó al Inide como un “fabricante de estadísticas necesarias para toma de decisiones de tipo macroeconómicas”, aunque advierte que en los últimos años esa entidad especializada “solo hace encuestas como la de Medición del Nivel de Vida, la Continua de Hogares (que mide los ingresos y gastos de la población), y el Censo Nacional Agropecuario (Cenagro)”.

“Si te fijás, todas son de carácter nacional, que son importantes, pero antes el Inide también hacía la del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en las zonas urbanas, que ahora efectúa el BCN. ¿Por qué? Aparentemente, por falta de confianza en el trabajo del Inide, pero también para controlar los datos, porque si publicaran los verdaderos, se pondrían en duda los resultados que defiende el gobierno”, aseveró.

A su juicio, si el Instituto sigue acéfalo después de casi tres años, es porque “no tiene autonomía”, pero también, porque “al que nombren tendría que subordinarse a Paul Oquist”, el sociólogo a cargo de la Secretaría de Políticas Públicas para la Presidencia.

Validar estadísticas

El economista Alejandro Arauz, recuerda que todas las veces en que el Instituto funcionó bien, “fue bajo los auspicios del BCN. Todo el tiempo. Este gobierno fue el que lo desbarató”, sentencia.

A partir de la carencia de estadísticas confiables que están denunciando los especialistas desde hace algunos meses, Arauz cita al profesor escocés Angus Deaton, Nobel de Economía 2015, quien señala que no se puede hablar de pobreza, porque no es posible conocer bien ese fenómeno, si todas las estadísticas están mal hechas.

“Para que una política económica, una decisión empresarial y hasta un reporte periodístico tenga precisión, veracidad y consistencia, debe estar basado en buena estadística, y es lo que menos tiene este país. Mirá el problema de la consistencia de datos que tiene el BCN. El gobierno y el estado tienen un gran problema de recolección y validación de información a nivel nacional”, remarcó.

A su juicio, esto pasa porque ha habido “poca inversión del gobierno y el estado en generar y darle atención a la recolección de estadísticas socioeconómicas en el país, y esa es una de las razones, cuando vas a implementar decisiones de políticas, de que los resultados de estas sean ineficientes”.

Arauz opina que “el problema es el verticalismo en la toma de decisiones y en la administración de las instituciones del Estado. La información que usan viene del tendido partidario, y la complementan con la que ofrecen los ministerios, que no es una información validada”, ni técnica ni científicamente.

“Esa información es buena desde el punto de vista social, pero no está validada. Necesitan hacerla creíble y técnicamente confiable”, añadió.

De forma adicional, opina que no se han asignado fondos suficientes al Inide. “Mantener esa institución cuesta mucho dinero, gente capacitada, y el uso de sistemas de información más novedosos”, pero “el Inide nunca ha tenido un buen respaldo financiero, presupuestario y técnico”.

El economista opina que la ‘tutela’ del BCN es útil, porque está orientando metodologías a los técnicos del Inide, institución a la que ya no le ve capacidad para cumplir su cometido. “Ellos solo son recolectores de datos. El mismo Censo 2005 está lleno de errores. Si el BCN encima de él, es porque tiene más capacidad técnica y más dinero”, aseveró.

Por Ley, el Inide debía haber efectuado el Censo Nacional de Población y Vivienda 2015, pero el año se terminó sin que lo hicieran. Nadie explicó por qué.

 



Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend