Nación

Grupo armado se entrena jurando lealtad a Ortega y Murillo: “Son Policías”, dice el Ejército

Circula video de un grupo armado que jura ser “leales siempre, traidores nunca” para defender al régimen. Ejército asegura que “no son paramilitares”

Un video de 50 segundos de grupos armados irregulares, leales a Daniel Ortega y Rosario Murillo en labores de entrenamiento y en elementos tácticos de combate, que inició circulando el fin de semana en redes sociales, avivó el reclamo nacional para que se desarme a los grupos paramilitares señalados de reprimir a la población desde 2018, mientras el Ejército de Nicaragua dijo de manera “categórica” que se trata de “Policías”.

Un grupo de hombres y mujeres armados, vestidos de uniforme de combate, grita consignas en un coro, en una sesión de adoctrinamiento político en un campamento de entrenamiento no identificado. Tampoco se conoce la fecha exacta en que se hizo  la filmación, pero lo que dicen es lo siguiente:

-¡Somos Daniel, constructores de la paz! En este 2021, a 42 años, seguiremos defendiendo nuestro derecho a la revolución con el comandante Daniel y la compañera Rosario Murillo– gritan todos.

–¡Leales siempre!– dice el líder al grupo

— ¡Traidores nunca!– responden

(Dos veces)

–¡Por esos muertos, juramos defender la revolución!– dicen todos

—¡Viva el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo!– dice el líder.

—¡Viva, Viva!–dicen todos

—Sin la participación de la mujer– interviene una dama

— ¡No hay revolución!– responde el grupo

(Aplausos)

El fin de semana la ex comandante guerrillera Dora María Téllez, crítica de Ortega, calificó como una jefatura “indigna y servil” a la presidida por el general Julio César Avilés, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, y la responsabiliza por estas maniobras realizadas, presuntamente en el campo de tiro militar El Papalonal, ubicado a 52 kilómetros al noreste de Managua, en la Paz Centro; un sitio desde donde se avista el volcán Momotombo.

“Ni una gota de Ejército Nacional. Una jefatura indigna y servil que obliga a los soldados a responder las consignas orteguistas en las maniobras del Papalonal. El vídeo habla por sí solo”, dijo Téllez en su cuenta de Twitter.

La dirigente opositora dijo este lunes, antes de que se conociera la declaración militar, que es a las Fuerzas Armadas, a las que les toca responder si se trata de oficiales o paramilitares. El video fue compartido por la página en Facebook de organizaciones opositoras del departamento de León y también en otras cuentas de la oposición.

Ejército niega existencia de paramilitares

Al cierre de la edición, la Policía no había respondido a una consulta realizada por CONFIDENCIAL, sobre el contenido del video: dónde se realiza este entrenamiento militar, las actividades de estos grupos, aparentemente irregulares, y la identificación de sus líderes. El Ejército, en cambio, a través del Jefe de la oficina de Relaciones Públicas, el coronel de infantería Álvaro Rivas, negó categóricamente que fuesen sus tropas, “son de la Policía Nacional”, dijo.

“Hay personas irresponsables e inescrupulosas, que calumnian y divulgan información a la ligera, sin consultar al respecto”,  se quejó Rivas.

El dos de julio de 2018,  cuando inició el tercer mes de la represión estatal contra opositores— la que dejó 328 asesinados, 2 000 heridos y 100 000 exiliados—, trece organizaciones de la sociedad civil pidieron a Avilés en una carta formal el desarme de los paramilitares, a los que calificaron como “un ejército de ocupación”, mientras le recordaron que el artículo 95 de la Constitución establece que “no pueden existir más cuerpos armados en el territorio nacional, ni rangos militares que los establecidos por la ley”.

Rivas negó la existencia de los mismos ayer. “En Nicaragua no existen paramilitares, reiteramos, que el personal que se observa en dicho vídeo, son miembros de la Policía Nacional. El Ejército de Nicaragua es una institución cuyos actos son fundamentados según lo establecido en la Constitución Política y las leyes de la República de Nicaragua”, afirmó el jefe militar.

 De acuerdo con el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, que investigó los abusos de derechos humanos en el país entre 18 de abril y 30 de mayo de 2018, los grupos paraestatales contaron en la represión con la “aquiescencia, tolerancia y colaboración” de las autoridades del Estado, principalmente de la Policía, cuya cúpula denunciaron por la comisión de delitos de lesa humanidad.

paramilitares en Nicaragua
Paramilitares orteguistas campean a sus anchas en las calles de Monimbó, Masaya, en julio de 2018. Foto: Carlos Herrera.

Aunque el experto en temas de seguridad, Roberto Cajina, rechaza que las fuerzas castrenses tengan alguna atribución legal para el desarme de los grupos irregulares, explica que él recibió información de que en el vídeo del fin de semana quienes participan son policías recibiendo instrucción militar. Para él, las preguntas realizadas durante la filmación corresponden a un entrenamiento “táctico militar”, aunque tiene varias dudas sobre el tipo de uniforme, el color, los rostros de los protagonistas, dado que el mismo fue realizado desde muy lejos.

Escalada agresiva en año electoral

“En todo caso, el régimen se está preparando para mantener su escalada agresiva en el caso más grave, porque estamos en un año electoral, es decir toda la restricción a la libertad de movimiento, reuniones, y esas cosas evidentemente lo que demuestran es la falta de voluntad de querer unas elecciones como normalmente se realizan”, sostuvo el especialista.

Cajina explicó, sobre el tema de la intervención de los militares en la crisis de abril, que estos solo pueden hacerlo en graves desórdenes a solicitud de la Policía y con autorización de Ortega, lo que no va a ocurrir. “Eso significaría desarmarse a sí mismo el régimen. La Constitución no le dice nada al Ejército sobre eso ni la ley. Hay una limitación jurídica constitucional y legal para que actúe. No puede hacerlo de oficio. Se le demanda, porque no hay otra opción. El régimen no lo va a hacer, la Policía no lo va a hacer”, enfatizó.

Desde que estalló la crisis en abril de 2018, la comandancia nicaragüense se ha resistido a desarmar a los grupos irregulares, a pesar de los cuestionamientos de la sociedad civil y la comunidad internacional.

En varias ocasiones, la institución castrense ha negado oficialmente su participación en la represión. El 22 de mayo de 2020, cuando Estados Unidos sancionó a Avilés, el entonces secretario de Estado, Michael R. Pompeo, lo identificó  como “el comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, que brindó apoyo a la Policía y las pandillas paramilitares que cometieron crímenes contra el pueblo nicaragüense, incluidos ataques contra manifestantes durante las movilizaciones que comenzaron en abril de 2018”.

Recientemente el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, un ex miembro del círculo más cercano a Ortega que se exilió en Costa Rica en 2019 tras distanciarse públicamente del gobernante sandinista, dijo que las armas usadas en la represión tenía “la percepción de que eran del Ejército. Eso es una cosa muy difícil de negar”.

Coincide con maniobras militares en “El Papalonal”

La socióloga Elvira Cuadra, investigadora en temas de seguridad, demandó una explicación  a los militares, luego que el sitio denunciado por opositores coincidiera con la ubicación de unas maniobras realizadas recientemente por las fuerzas castrenses.

Según la nota de prensa 049\2021, entre el 21 y 23 de abril, entre las nueve de la noche y cuatro de la mañana, se realizó el traslado de efectivos y técnica militar desde los departamentos de Madriz, Estelí, Chinandega, León y Managua al Polígono Nacional de Maniobras “general de división Francisco Estrada”, ubicado en la comarca El Papalonal.

“Lo que muestra (en el video) es una clara parcialización en el caso de que fueran militares de estos efectivos, o de estas personas que no cumple con lo que establece la ley en el sentido de que el Ejército es apartidista”, afirmó Cuadra.

La experta opinó que si se trata de grupos paramilitares se pone de nuevo sobre la mesa la interpelación realizada por la ciudadanía en relación a la falta de acción del Ejército para controlar y desarmar a esos grupos. “Hay una evidencia clara de una actividad que se está realizando y la institución debería tomar cartas en el asunto. Hay que demandar una respuesta a esto”, insistió.

FSLN busca amedrentar a la población  

Para el general en retiro Hugo Torres, crítico también del orteguismo, es destacable que se han venido dando distintos entrenamientos a paramilitares desde 2018, lo que obedece a que Ortega entendió que debía mejorar la preparación de los mismos en elementos tácticos, en el uso de las armas diversas, para actuar si fuese necesario contra la población.

En noviembre de 2018, se divulgó en la prensa local la participación directa de la Policía en un curso llamado “Concentrado Táctico Militar Policial”. Cuando el segundo jefe de la Policía de Managua, el comisionado general Fernando Borge, tomó la palabra les dijo a 36 oficiales que participaron en el entrenamiento que ellos defenderían “la tranquilidad” que vivía el país, coincidiendo con el discurso del oficialismo.

“Ellos mismos (en el FSLN) se han dado a la tarea de divulgar esos videos con tres objetivos: uno tratando de moralizar a sus seguidores. Dos: tratando de amedrentar a la población y, para persuadir a la gente para que no vuelvan a atreverse a rebelarse contra el régimen. En el marco electoral, tienen otro propósito: tratar de desestimular que la población participe en campañas electorales de la oposición y que participe en las propias elecciones”, indicó Torres.

Para Torres, los grupos paramilitares son una “expresión de crimen organizado desde el Estado”, lo que obliga a que se convierta su desarme en una prioridad, lo que se ha venido reclamando desde 2018.  “La actuación de estos grupos es un peligro para la paz y la estabilidad del país. Urge el desarme de estos grupos”, afirmó el militar en retiro, quien considera que incluso podrían ser un elemento desestabilizador para la región.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend