Emergencia Coronavirus

Gobierno calla sobre efectos secundarios de vacunas contra covid-19

Gobierno oculta cuál es el número de vacunados contra la covid-19 y si estos han presentado algún efecto adverso con dosis de AstraZeneca y Sputnik V

Nicaragua inició la vacunación contra la covid-19 hace más de un mes, y en las últimas dos semanas se ha comprobado gran asistencia de parte de la población. Las autoridades gubernamentales también hablan de “avances”, pero ocultan el número de nicaragüenses que se ha vacunado, y también se desconoce qué  porcentaje de los vacunados ha presentado efectos secundarios por las vacunas, y cuáles han sido.

La esposa de Daniel Ortega, vicepresidenta y vocera gubernamental, Rosario Murillo, se ha limitado a destacar generalidades de los “avances de la Jornada Nacional de Vacunación”, que se desarrolla paralela a la de covid-19 y consiste en la aplicación de vitaminas, vacunas contra otras enfermedades y desparasitantes, que forman parte del esquema que aplica cada año el Ministerio de Salud (Minsa). Hasta el martes se habían aplicado 468 314 dosis, dijo Murillo, pero no se refirió a las de covid-19.

El epidemiólogo, Leonel Argüello, miembro del Comité Científico Multidisciplinario (CCM), dijo que no hay datos oficiales que indiquen cuál es el avance de la vacunación, y por ende no sabe si la meta podrá cumplirse o no. El Gobierno de Daniel Ortega aseguró que vacunaría a 167 500 personas en 22 días.

Médicos independientes registran algunos efectos por vacunas

Ante el vacío informativo, médicos como Argüello conocen un poco más sobre los efectos de la vacuna mediante la experiencia de sus pacientes. Explica que la mayoría de ellos no presentó ninguna reacción al suero y “una minoría tuvo dolor de cabeza, fiebre, malestar como que te vas a enfermar, diarrea, dolor en el cuerpo (…)”; sin embargo, esos datos no son representativos de un proceso de inoculación que se desarrolla a nivel nacional, advirtió.

Como parte de la vacunación, el Minsa cumple con la observación de treinta minutos posterior a la inoculación. El paciente puede marcharse una vez haya transcurrido ese tiempo, lo que es anunciado por un trabajador de la Salud. El epidemiólogo Rafael Amador, explica que los efectos secundarios a la vacuna pueden aparecer después, no precisamente durante la media hora de observación y ese es otro problema porque el Minsa no ha facilitado un canal de comunicación a través del que se notifique dichos malestares.

Su valoración sobre la vacunación con base a su experiencia personal es positiva, pero hay puntos que deben mejorar, señala Amador. Por ejemplo, no se brinda información a la población qué hacer si percibe algún efecto secundario, que podría estar ligado a la vacuna.

“No conozco, ni fui informado de reportar a algún número del Ministerio de Salud, en caso si sintiera alguna sintomatología, por lo cual, si alguien le da síntomas o afectaciones no lo va a reportar. Entonces, no va a estar eso registrado, haya o no haya afectaciones no vamos a saber porque no hay un canal oficial o de otro tipo que este recogiendo esa información”, expresó Amador.

Al igual que Argüello, el médico Amador sabe de otras reacciones de la vacuna a través de conocidos. En su caso no percibió ningún malestar, pero entre un grupo de siete personas, una presentó fiebre y diarrea, compartió.

¿Qué pasa con el registro de efectos secundarios?

El infectólogo Carlos Quant sostiene que es necesario saber con precisión el número total de vacunados y su análisis por grupos de edad, patologías y lugar de residencia. También se debe contar con un registro sobre los “eventos adversos que provoca la vacuna”, sobre todo si son “graves o severos y de esa manera tratar de establecer una posible relación causa-efecto”, explicó.

En marzo, 15 países europeos suspendieron, de forma temporal, la administración de la vacuna de Oxford-AstraZeneca por el reporte de al menos 30 pacientes, a quienes se les aplicó este suero y presentaron problemas de coagulación en la sangre. Actualmente, ha sido retomada, y la OMS junto a la Agencia Europea del Medicamento y la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios, confirmaron a inicios de abril, que “los beneficios de la vacuna superan el riesgo de estos efectos secundarios muy raros”.

Asimismo, indicaron que “los coágulos de sangre con niveles bajos de plaquetas deben incluirse como efectos secundarios muy raros de la vacuna de AstraZeneca”.  Este martes el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendó a Estados Unidos suspender la aplicación de la vacuna Janssen de Johnson & Johnson, mientras revisan seis casos de “un tipo raro y grave de trombos o coágulos de sangre” en seis personas.

La comunidad médica internacional y especialistas independientes nicaragüenses han confirmado que las vacunas son seguras y que buscan disminuir las tasas de mortalidad.

El neumólogo Jorge Iván Miranda, considera que la vigilancia posvacuna debe ser “sostenida y sistemática”. El Gobierno está obligado en implementar un sistema de vigilancia de reacciones secundarias de la vacuna e informar a la población, de forma transparente, para evitar rumores, temores y actuar ante una reacción grave, indicó el epidemiólogo Argüello.

En Nicaragua, los especialistas coinciden que existe un problema de transparencia respecto a la gestión de la pandemia, eso limita conocer información básica, como el plan de vacunación y la tasa de vacunados.

Para el neumólogo Miranda, esto se debe a que “es una estrategia mal diseñada, demasiada lenta, a la que no se le está dando la importancia ni los recursos que se necesita”, carente de un plan real de adquirir vacunas compradas y dependiente de donaciones.

firma de consentimiento, vacunación contra la covid-19 en Nicaragua
Formulario de vacunación que el Minsa obliga a firmar.

Nicaragua es el único país en la región sin un plan de vacunación en marcha contra covid-19

Se prioriza consentimiento informado

Desde que inició la vacunación, con la priorización de pacientes con Insuficiencia Renal Crónica, el Minsa estableció que la persona firmara un consentimiento informado, en el que acepta ser vacunado y exime al Gobierno y al Minsa “de toda responsabilidad ante eventos relacionados con ello”.

El epidemiólogo Amador no observó que se explicará en detalle qué implicaciones tiene el documento. Algunas personas lo leyeron, otras no, pero igual lo firman, cuenta el especialista.

Quant cuestiona la firma del consentimiento como un requisito y señala que no hay ningún interés de registrar los efectos que puede provocar la vacuna. “Ya se sabe que es una vacuna bastante segura para los mayores de 60 años, pero eso no significa que no se deben registrar efectos potenciales, como los que se han identificado en Europa”, mencionó.

“El problema aquí es la falta de transparencia de datos, desinformación y, lamentablemente, obligar a firmar un documento de consentimiento, en el cual no se explican los potenciales riesgos y beneficios de la vacuna, genera mucha desconfianza e incluso rechazo en la población”, expresó.

En Nicaragua tampoco ha habido una campaña de concienciación a favor de la inoculación, y a eso se suma, que se carece de una autoridad científica gubernamental, que aclare dudas y temores sobre la vacuna. El independiente Observatorio Ciudadano publicó una guía de preguntas y respuestas sobre la vacunación, que buscan aclarar las confusiones que pueda tener la población.

“No toda la responsabilidad acerca de la indecisión o negatividad y desconfianza de la vacuna recae sobre el Gobierno, los medios de comunicación, las sociedades médicas, tenemos responsabilidad en transmitir el mensaje que las vacunas son generalmente seguras en el 99.9996% de los sujetos vacunados, incluyendo las que se aplican en Nicaragua”, expresó Miranda.

 



Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

 


Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend