Nación

Familiares de presos políticos denuncian torturas y falta de atención médica en las cárceles

En un pronunciamiento conjunto, los parientes relatan amenazas, condiciones de insalubridad y falta de información sobre los detenidos

Familiares de más de 134 presos políticos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo denunciaron que en las cárceles de Nicaragua se viven “torturas”, falta de salubridad, negación de información y de atención médica, por lo que demandan su liberación inmediata como requisito indispensable, antes de participar en las elecciones previstas para el próximo 7 de noviembre.

“Pedimos que puedan hacer eco de la injusticia, la impotencia, los abusos a sus derechos humanos y el dolor que todas y todos estamos viviendo”, manifestaron en un pronunciamiento conjunto.

Calificaron la situación como “inaguantable” por que sus familiares se encuentran en “condiciones altamente vulnerables”, y por el “impacto económico y psicosocial” que tiene su encierro para sus hogares.

Los familiares manifestaron su preocupación por el desconocimiento que existe de la condición de los últimos 26 rehenes electorales, a quienes se les sigue negando la visita de sus abogados, familiares y la admisión de alimentos. A la vez denunciaron que los abogados defensores siguen recibiendo amenazas, por lo que algunos se han tenido que ir al exilio.

Largas detenciones

Según los familiares, el 35% de los presos políticos fueron capturados entre 2018 y 2019, algunas con casi tres años en la cárcel.

“El periodo promedio que llevan en prisión las personas capturadas luego de 2018 es de 405 días y muchos han sido juzgados dos veces por el mismo delito”, remarcaron en el comunicado.

El 78% de los reos de conciencia son adultos, de entre los 25 y 59 años, “la mayoría padres y madres de niños y niñas” que “son el sostén económico de sus hogares e incluso de sus familias ampliadas”, por lo que lamentaron que su encarcelamiento “ha agravado su situación económica”.

“Chantaje de la dictadura”

Además detallaron que algunas familias tienen más de un reo detenido, y el Sistema Penitenciario les asigna fechas distintas para las visitas, por lo que se ven en la obligación de “ausentarse de sus viviendas y trabajos durante varios días, con consecuencias económicas, físicas y emocionales”.

“A familiares y presos políticos nos hacen firmar documentos en que afirman que han recibido un buen trato, de lo contrario se nos niega el derecho a las visitas. Sabemos que esto no es cierto y es una táctica más de represión, desgaste y chantaje de la dictadura”, lamentaron.

En el comunicado remarcan que “en las cárceles no existe atención médica, y las condiciones de salubridad son pésimas”.

“Las personas encarceladas padecen toda clase de males crónicos, adquiridos o provocados en su situación de cautiverio. Sabemos que algunos presos han presentado padecimientos, pero no reciben atención oportuna ni se les permite el acceso a los medicamentos que sus familiares les llevan”, explican.

Ante el rebrote por  la pandemia de la  covid 19 en el país, insistieron que los penales del país siguen sin contar con políticas para evitar la propagación del virus. “No existen ningún tipo de medidas implementadas para protegerles. Esto es de suma preocupación para nosotras y nosotros, ya que sabemos que el contagio podría ser grave para nuestros familiares injustamente encarcelados”, manifestaron.

Mensaje de unidad

Los familiares de los presos políticos recordaron que entre las personas encarceladas hay 10 que fueron secuestradas antes de las protestas cívicas iniciadas en abril de 2018, “quienes ya llevan 2527 días encerrados en celdas de máxima seguridad”.

Mencionaron que incluso entre ellos hay una persona “que lleva 3650 días presa en una celda de máxima seguridad, en el sector conocido como “El Infiernillo” en el Sistema Penitenciario Nacional “La Modelo”.

En un segundo mensaje manifestaron que “a pesar de la diversidad que existe entre los más 134
presos y presas políticas” que incluye jóvenes estudiantes, trabajadores asalariados, obreros, periodistas, activistas mujeres, empresarios e intelectuales ellos están unidos por la demanda de su liberación.

“La diferencia lejos de hacernos más débiles nos fortalece, y esperamos esa sea lo forma en la que sigamos enfrentando y resistiendo a esta dictadura hasta lograr la libertad de todos las y los pesos políticos, democracia y justicia sin impunidad en Nicaragua”, expresaron.

Varios de los familiares se mostraron en contra de participar en unos comicios sin la libertad de los presos políticos. Uno de ellos fue Rodrigo Navarrete, tío del reo de conciencia Jaime Navarrete, quien hizo un llamado a la presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Kitty Monterrey, a ponerse en “los zapatos de los prisioneros” antes de insistir en participar en “la oprobiosa farsa electoral”.

“Señora Monterrey, ¿Dónde están sus sentimientos humanos? ¿No le duele la integridad física de los que han sido apresados? ¿Es más importante para usted un curul que la libertad de los presos políticos?”, cuestionó.

 



Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend