Nación

Exigen reintegro de 82 universitarios expulsados ilegalmente de la UNAN-Managua

Denuncian que expulsiones “no se dieron” bajo procedimientos legales y reglamentarios establecidos; suspensión era por un año y ya pasaron más de dos

La organización estudiantil Acción Universitaria exigió a las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), “el reintegro académico” de 82 estudiantes que fueron expulsados por su participación en el levantamiento cívico de abril de 2018.

En una carta abierta dirigida al Consejo Universitario de la UNAN-Managua, el movimiento estudiantil denunció que las expulsiones “no se dieron” bajo los procedimientos legales y reglamentarios establecidos según los Estatutos Universitarios, y negaron “la oportunidad de ejercicio del derecho a la defensa y esclarecimiento de casos específicos para cada expulsión”.

En una sesión extraordinaria, en agosto de 2018, la UNAN-Managua expulsó a 82 estudiantes de las carreras de Medicina, Economía y Ciencias Políticas, por su “participación activa en las protestas, marchas y por brindar atención médica a los heridos de la rebelión de abril”, sostienen.

Según los universitarios, el objetivo de la carta es “solicitarles autorizar el reingreso académico en 2021 a todos los estudiantes universitarios expulsados, para que puedan continuar con su educación superior, en pleno goce de sus derechos, libertades y garantías constitucionales”. 

Suspensión ilegal era por un año y ya pasaron más de dos años

Los universitarios explicaron que una de las sanciones más graves comprende “un año de suspensión y el ingreso a los recintos universitarios”; sin embargo, ya han pasado más de dos años desde las expulsiones y aún no se les han levantado las sanciones y sus registros académicos aún siguen borrados. 

En la carta, también se hizo un llamado a que la universidad garantice las condiciones para el reingreso a los estudiantes que “por miedo, temor, inseguridad, exilio o desobediencia académica hayan interrumpido sus estudios universitarios, y que en la actualidad tengan la voluntad y manifiesten su deseo a retomar su formación profesional”.

De acuerdo con un informe del movimiento, de los 82 estudiantes expulsados al menos unos 69 desean regresar a su recinto universitario a terminar su carrera universitaria. 

Karla Guzmán, cursaba su segundo año de la carrera de ciencias políticas en la UNAN-Managua,  el leer en una acto cívico un comunicado desconociendo a UNEN como representantes estudiantiles  y participar en la conformación de los movimientos estudiantiles le trajo consigo un exilio forzoso. Recién acaba de terminar su proceso de asilo político, con un fallo a favor. 

Guzmán es una de los 69 estudiantes que están dispuestos a regresar a Nicaragua a terminar sus estudios, pero afirma que esto no es posible, debido al temor de represalias. 

“A la universidad le solicito públicamente que me diga las razones de mi expulsión y que se haga responsable por los daños causados, nos arrebataron nuestro derecho legítimo a la educación superior,  después de haber pasado su proceso de selección y ser excelencia académica de su institución”

Elthon Rivera, expulsado de su cuarto año de Medicina y miembro de Acción Universitaria, expresó que durante estos años han agotado la vía administrativa, y han recurrido ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ). “En ninguna de las dos se nos dio una solución positiva; además presentamos el tema en sesión ante CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos), en la cual el Estado no se hizo presente”.

Además de Rivera, la carta fue leída en Facebook Live por líderes del movimiento Andrea Sobalvarro, Karla Gago y Edgard Blanco. Los jóvenes han iniciado una campaña de recolección de firmas para que acompañe la misiva.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend