Nación

Excarcelan a dos presos políticos, pero aún quedan 123 en cárceles del régimen

Pronto a cumplirse el segundo año del último acuerdo de liberación de presos políticos, el régimen orteguista sigue sin cumplir su compromiso

Pedro Augusto Morales Torres y Wilmer Josué Valdivia Chavarría, ambos presos políticos fueron excarcelados este jueves del Sistema Penitenciario Waswalí, en Matagalpa, confirmó la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), sede Jinotega, y organizaciones de presos políticos. La liberación de un tercer no logró ser verificada, mientras 123 reos de conciencia continúan en las cárceles del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua.

A través del Ministerio de Gobernación, 800 reos comunes de los diferentes centros penitenciarios del país fueron excarcelados bajo el régimen de convivencia familiar, este jueves. Sin embargo, hasta este viernes fueron excarcelados los dos reos de conciencia, pese a que la demanda de familiares y organizaciones de presos políticos que exigen la liberación inmediata de todos.

La última excarcelación había ocurrido en diciembre de 2020, cuando el régimen liberó a tres presos políticos: Juana Estela López, de 59 años; Justo Rodríguez, de 67, y Margarito García, de 49.

Hasta marzo, el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, contabilizó 125 reos –115 relacionados al contexto de las protestas de abril y 10 de fechas anteriores–, ahora quedarían 123. Sin embargo, los datos pueden variar de un momento a otro, porque la Policía Nacional realiza capturas exprés de opositores al régimen; los apresa por unas horas y después los deja libre.

Entre el cinco de febrero y el cinco de marzo, fueron capturados 12 ciudadanos, pero la mayoría fueron liberados en las 24 horas siguientes a su captura. La última vez que el régimen liberó a presos políticos.

¿Quiénes son los dos reos políticos excarcelados?

El exreo político Valdivia Chavarría de 29 años y originario de San José de Bocay, Jinotega, fue capturado el 17 de julio de 2020, lo condenaron a tres años y medio de prisión por el delito de portación ilegal de armas, pero este viernes fue liberado bajo el régimen de convivencia familiar, después de ocho meses en prisión. Es considerado un reo de conciencia por su participación en las marchas azul y blanco, aseguró una representante de CPDH de Jinotega.

Morales Torres fue capturado el 9 de junio de 2020 y lo acusaron por violencia psicológica, lo condenaron a ocho meses de prisión. Según un familiar, que solicitó se omitiera su nombre por seguridad, el exreo de 36 años fue llevado la mañana de este viernes a la casa de su mamá, en Ciudad Darío, por el director del Sistema; quien le advirtió que no debía andar en la calle, tampoco publicar videos o fotografías, no tiene que andar de “inventor”, contó.

La familia de Morales Torres estaba a la expectativa de su libertad porque su condena se cumplía el 8 de marzo de este año, pero las autoridades le dijeron que saldría hasta el 6 de abril. El familiar asegura que Morales Torres no debe cumplir ningún tipo de restricciones porque él ya es una persona libre, no está bajo ningún régimen de convivencia familiar, aclaró.

Régimen incumple acuerdo de liberación de presos políticos

Estas excarcelaciones ocurren a pocos días de cumplirse el segundo aniversario del Acuerdo de Liberación de Personas Privadas de Libertad, obtenido en el intento del segundo Diálogo Nacional, el 29 de marzo de 2019.

El régimen de Daniel Ortega se comprometió a liberar a todos los reos de conciencia, que en ese momento, pasaban de 500 personas, entre estas, líderes de la oposición, periodistas, estudiantes, integrantes de organizaciones sociales, campesinos, y demás.

El régimen mandó a la Asamblea Nacional, dominada por su bancada, una Ley de Amnistía, que fue el marco legal hecho a su medida, para liberar, en teoría, a todos los presos políticos, pero no fue así. La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, contraparte en el Diálogo, reclamó que al menos 85 presos políticos quedaron en las cárceles.

Parte de quienes fueron excarcelados han sido recapturados por la Policía Orteguista, y les han imputado delitos comunes, como tenencia ilegal de armas, y tenencia de drogas, entre otros. Según el informe del Mecanismo, presentado en marzo, 36 reos de conciencia actuales son excarcelados políticos, beneficiados por la Ley de Amnistía de 2019.

Además, quienes no han sido recapturados viven sometidos al asedio policial y de civiles armados que los vigilan día y noche. También deben soportar ser intimidados y no gozar de una libre movilidad, ya que temen que en cualquier momento los apresen. Varios de los excarcelados se exiliaron del país por el temor de volver a la cárcel injustamente.

La demanda de libertad de los presos políticos es una constante a la que Ortega ha respondido con mayor represión. Los familiares de los reos de conciencia denuncian las violaciones a los que son sometidos en los penales: no les pasan la paquetería que les llevan, no les brindan atención médica y los aíslan en celdas de máxima seguridad. Por su parte, los presos políticos han realizado huelgas de hambre, se han marcado la piel y algunos hasta se cosieron los labios como forma de protesta para que no dejen de exigir su libertad.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend