Nación

Eta generaría precipitaciones “con las mismas características” del huracán Mitch

El agrometeorólogo Agustín Moreira señala que la presión barométrica de Eta incluso es menor a la registrada por el huracán de 1998

El paso del huracán Eta ha traído a la memoria de los nicaragüenses al devastador huracán Mitch, que según las cifras oficiales en 1998 dejó un total de 2863 personas fallecidas en Nicaragua. El agrometeorólogo Agustín Moreira afirmó, en una entrevista con Esta Noche y CONFIDENCIAL, que el huracán Eta (ahora tormenta tropical) -aunque hasta el momento no registra un gran número de fallecidos- es igual al Mitch por la cantidad de precipitaciones que está y seguirá generando en los próximos tres días.

“Tiene las mismas características que lo que sucedió con el huracán Mitch, porque nos están generando condiciones de grandes precipitaciones. La única diferencia es que Eta se dio en una topografía totalmente diferente”, afirma.

Moreira explica que, pese a la diferencia en la velocidad de los vientos y la zona de impacto, el huracán Eta y el Mitch tienen presiones barométricas similares, es decir, una extrema acumulación de agua. Además, ambos tuvieron velocidades de traslación menores a los 20 kilómetros por hora.

“El huracán Mitch tuvo 902 milibares de presión barométrica y el huracán Eta tuvo 934 milibares… Sin embargo, en la primera ocasión las afectaciones la tuvimos en la zona de occidente donde tuvimos el percance del volcán Casita, pero ahorita lo tenemos en la zona norte, donde hay una topografía totalmente diferente con montañas que están generando las condiciones actuales como son las inundaciones, derrumbes y desbordes de ríos”, explica.

Guillermo González, director del Sistema de Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), afirmó a medios oficiales que las características de Eta son más parecidas a las del huracán Joan o Juana, registrado en octubre de 1988, con una categoría 4 y vientos de 240 kilómetros por hora. Según el reporte oficial, el fenómeno ocurrido hace 32 años dejó 121 personas fallecidas, 19 desaparecidos y más 220 000 damnificados.

El paso de Eta en Nicaragua

Eta ingresó a suelo nicaragüense a las 3:00 de la tarde del martes, tres de noviembre, a 26 kilómetros al sur de Bilwi en categoría 4, con una velocidad en sus vientos de 240 kilómetros por hora. Desde entonces, el fenómeno perdió fuerza y en las primeras horas de la noche de este miércoles, cuatro de noviembre, salió hacia el oeste de Honduras.

Sin embargo, Eta dejó en el territorio nicaragüense un rastro de graves pérdidas y se espera que las precipitaciones  se extiendan hasta el siete de noviembre.

Algunas de las afectaciones que hasta el momento ha dejado Eta en Nicaragua son desbordes de ríos, derrumbes menores, calles obstruidas, puentes colapsados, escuelas y hospitales con daños de infraestructura, caídas de árboles y tendido eléctrico, desprendimientos de techos, viviendas destruidas parcial y totalmente, dos personas soterradas y más de 30 mil personas refugiadas.

Moreira señala que Eta ha dejado a su paso “un desastre increíble”, detallando que las zonas de mayor afectación empiezan en toda la zona costera del Caribe Norte, “desde Bilwi hasta Cabo Gracias a Dios, incluyendo Waspam, las comunidades dentro de esta área del Caribe Norte y las zonas de Bilwi hacia al sur, hasta Prinzapolka y Haulover, que fue por ahí que impactó el huracán”.

El experto del Centro Humboldt indica que Eta arrasó -tras su ingreso en la zona de Prinzapolka, Haulover y Wawa- “totalmente y destrozó las viviendas… En el Triángulo Minero generó condiciones de lluvia bastante fuertes, que el día de ayer dos mineros fallecieron por un derrumbe y ahorita reportan ríos que se están desbordando, como son en la parte de Waslala, Wiwilí”.

Además, advirtió del riesgo que corren zonas como Jinotega, Estelí, Madriz, Nueva Segovia y Matagalpa, donde “cruzan ríos dentro de sus ciudades” y pueden “tener dificultades también con posibles desbordes de ríos, con posibilidades de inundaciones, deslaves y derrumbes en las carreteras, que ya se están presentando actualmente en otras zonas”.

Las autoridades del Sinapred informaron este miércoles, cuatro de noviembre, que más de 10 ríos han presentado un aumento o desborde de sus caudales. Además, indicaron que 1500 familias que habitan en las riberas de  ríos fueron movilizadas.

Prinzapolka, Wawa Bar  y Wauhta Bar urgen ayuda

 Comunitarios de la zona costera de Wawa Bar reportaron a CONFIDENCIAL que el paso del huracán Eta los dejó prácticamente en la calle, pues sus casas -ubicadas frente a la costa- quedaron totalmente destruidas.

La investigadora Salvadora Morales, oriunda de Wawa Bar, explicó que sus parientes que visitaron la zona del impacto de Eta, para revisar cómo quedó el lugar donde habitan le han informado que solo encontraron escombros.

Además señaló que un grupo de hombres que habían decidido quedarse a “cuidar”, dentro de las casas “más resistentes”, fueron trasladados en el transcurso de este cuatro de noviembre por la Fuerza Naval rumbo a Puerto Cabezas, pues estaban sin agua, sin comida y sin ropa, ya que “todo quedó destruido”.

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua informó, a través de la nota de prensa 150/2020, que realizaron la evacuación de 175 comunitarios de Wawa Bar, entre ellos: 25 mujeres, 20 niños,12 adultos mayores y 118 hombres.

Morales aseguró que ha obtenido información de comunitarios de Wawa Bar, que están en albergues de Bilwi desde antes de esta evacuación realizada por el Ejército, que “no han recibido frazadas, comida, colchonetas, nada”.

La comunitaria señaló que son “como 600 comunitarios que tienen más de 30 horas de estar sufriendo, algunos están en el colegio El Verbo, pero no tienen nada, urgen atención de las autoridades”.

El líder comunitario Hilario Thompson, oriundo de Layisiksa, comunidad costera del Caribe Norte, refirió que en su zona la mayoría de las casas fueron entre parcial y totalmente destruidas. Además, urgió la presencia de las autoridades del Sinapred, pues asegura que los niños, mujeres y hombres que siguen en la comunidad no tienen comida y agua, ya que los pozos están contaminados con desechos.

“En mi comunidad no hay nada de albergue, no hay presencia de nadie, ninguna autoridad llegó. La única escuela que hay está destruida por falta de mantenimiento. No hay comida, los niños están tomando agua de coco y sacando comida de coco, porque no hay nada… No hay agua, nadie ha llegado, brillan por su ausencia”, denunció.

Thompson indicó que ha tenido que viajar en pésimas condiciones climáticas, al igual que comunitarios de Haulover, hasta Puerto Cabezas para buscar apoyo para sus comunidades, pues asegura que nadie ha llegado para asistirlos, pese a que fueron los puntos más críticos por el paso de Eta.

“Nosotros quedamos para defender la comunidad, pero en casa que pudieran resistir, nos quedamos en una casa de eso, de concreto y sentimos un terror terrible, los niños lloraban, todo sonaba, era un ruido que aturdía y uno no sabe a quién defender. Lo que pedimos ahora es que nos ayuden, porque no hay albergue, no hay nada y nadie ha llegado desde que pasó el huracán”, denuncia.

David Tictam Rodríguez, anciano de la comunidad Wauhta bar, vecina de Haulover, es otro de los líderes comunitarios que afirmó a CONFIDENCIAL que con lo poco que tenían entre comunitarios juntaron para “ir a buscar ayuda”, pues indica las autoridades del Sinapred no se han presentado.

Tictam detalla además que en su comunidad muchos árboles se cayeron, quedaron 11 casas totalmente destruidas, un 50% de viviendas con daños en el techo y más de mil personas “en hambruna, porque no hay comida ni agua”.

“La mayoría de la comunidad se protegió, mientras pasaba el huracán, detrás de una loma donde hay casas de concreto… pero ahora que pasó pedimos ayuda. No hay comida, no hay agua, no hay medicinas, nada. Solo queremos que vayan con nosotros y nos ayuden”, urgió el anciano, quien ahora está en Puerto Cabezas a la espera de conseguir ayuda para su comunidad.

El agrometeorólogo Moreira rescató que todas estas áreas afectadas por el huracán Eta, no solamente Bilwi, enfrentan mucha necesidad que va desde la reparación de infraestructura hasta cosas muy básicas como agua, energía y víveres o ropa, por lo que destaca que “la solidaridad humana es urgente porque están en una situación de auxilio”.

Sin embargo, algunas expresiones de solidaridad para con los afectados por el huracán Eta ya han sido reprimidas. En Bluefields, los organizadores de un hablatón en Radio Siempre Joven denunciaron el acoso policial ante la convocatoria de recepción de víveres para las comunidades afectadas por el huracán Eta.

Minsa reporta daños en centros hospitalarios

En tanto, el Ministerio de Salud (Minsa) reportó este miércoles daños en tres centros hospitalarios y una casa materna de Bilwi.

En el Hospital Nuevo Amanecer, según detalles del Minsa, hubo daños a la infraestructura del albergue de familiares de los pacientes. Mientras que en el policlínico Ernesto Hodgson, el área de epidemiología, farmacia, laboratorio y caseta de seguridad hubo daños en el techo y en el sistema eléctrico.

El hospital Primario del municipio de Prinzapolka y en los puestos de salud de Haulover y Wlapa Siksa -según el Minsa- también hay “daños” de infraestructura.

En los Silais Carazo, Río San Juan y Caribe Sur, donde impactó con menos fuerza el huracán Eta, también se han reportado daños en infraestructuras. El Minsa detalla que en los centros de salud de los municipios de Jinotepe, Diriamba, San Marcos, San Miguelito y en el hospital primario y puesto de salud de Corn Island registran daños como desprendimiento del techo, caída del muro perimetral y ventanas.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend