Nación

“En las escuelas adoctrinan”, afirma la bachillera que alzó una bandera en graduación

Autoridades educativas le negaron la medalla de mejor alumna del municipio de Somoto, a la joven Nazaret Valladares Argüello

La bachillera Nazaret Valladares Argüello tenía planeado desde hace varias semanas alzar la bandera de Nicaragua en su acto de promoción. Su abuelo, quien la acompañó a recibir el reconcomiendo de mejor alumna del municipio de Somoto —que al final no le fue dado—, fue su cómplice. Él llevaba la enseña en su saco y la joven de 16 años la sacaría en una acción de protesta que no pasó desapercibida en redes sociales.

“Esté invertida o no esté se ponen muy sensibles, así que supuse que era el momento perfecto para protestar, y mi abuelo estuvo de acuerdo”, aseguró la estudiante en una entrevista para el programa Esta Noche, transmitido a través de YouTube todos los miércoles a las 08:00 p. m. debido a la censura televisiva.

La acción le ha costado no recibir su medalla de mejor alumna a nivel municipal, pero dijo que eso no tiene importancia. Más bien agradece el “apoyo” que le brindó su escuela y está consciente que ellos “tomaron esta decisión por temor” a represalias.

Mucha gente le dijo que por este acto de protesta había tirado su vida profesional. A esto también responde con aplomo: “Les pregunto por qué no se ponen sensibles con que en los libros de texto vienen todas las imágenes Daniel Ortega y Rosario Murillo, por qué no se quejan del adoctrinamiento y de las clases que dan en historia ahora”, cuestionó. “Hay gente que me ha dicho cosas feas, y eso es lo de menos, con tal de que no me hagan nada, todo bien”.

Nazaret habló sobre estos temas con madurez y determinación. Aseguró que le parece increíble “haber nacido en medio de una dictadura” y que no desea que su hermano y los niños menores que ella hereden un país así.

“Quiero ver este país diferente, quiero que mi hermano, que los niños que vienen naciendo no crezcan así. No quiero que pasen viendo las imágenes del presidente de la República diciéndoles ‘tenés que hacer esto, tenés que creer en esto’”, reflexionó.

Además de la bandera, la joven tenía planeado colocar en su estola el nombre de Franco Valdivia Machado, uno de los jóvenes asesinados en Estelí el 20 de abril de 2018, cuando las protestas contra el régimen de Ortega cumplían tres días. Valdivia murió de un disparo en el parque central de ese departamento. Ese día también fue asesinado Orlando Pérez.

Adoctrinamiento en las escuelas públicas

Cuando Daniel Ortega volvió al poder en 2007, Nazaret tenía tres años. Casi toda su vida ha vivido bajo un Gobierno que ha centrado la información e impedido la protesta social. Esto no le ha evitado formar su propio criterio y cuestionar la educación en las escuelas públicas.

“Es adoctrinamiento lo que hay. Por esas razones me salí de una escuela pública, de donde estaba, porque se ponían tan sensibles con cualquier cosa que hiciera, me llamaban y me decían usted no tiene que hacer eso, cuidadito saca una bandera”, comentó.

Cuando participó en el concurso de mejor estudiante, todas las biografías que estudió “eran de guerrilleros sandinistas y de la revolución”. Los ensayos que le asignaban eran de personajes como Tomás Borge, y otros cuadros que han sido leales al orteguismo. También le hacían ver videos sobre el Triunfo de la Revolución.

“En el concurso yo pensaba, ¿en realidad es para admirar al sandinismo, o qué? Fue increíble que yo haya quedado, ellos ya sabían quién era”, relató.

“Hicieron una trampa”

Valladares denunció que no pudo obtener el reconocimiento de mejor alumna a nivel departamental, porque le “hicieron una trampa”. Las autoridades entregaron un examen que no era y cuando faltaban treinta minutos para que finalizara la prueba sacaron el verdadero.

Tener una actitud crítica en su vida académica le ha costado perder amistades. “A varios de mis amigos les han prohibido mi amistad y que vengan a mi casa, o que yo vaya a la de ellos. Incluso, no puedo salir sola por el miedo a que me detengan o que me hagan algo”, narró.

Entre sus planes está estudiar Derecho, una carrera que siente tener vocación. Su mamá, Daniela Arguello, es abogada y ha defendido a presos políticos.

“Me veo en un futuro como una penalista en este país y creo que es un país que merece justicia, merece una voz y a gente profesional y de calidad”, opinó la bachillera.

Colegio “lamenta el hecho ocurrido”

En un comunicado a través de las redes sociales, el Colegio Parroquial Padre Rafael María Fabretto aseguró que se hizo “un uso inadecuado del pabellón nacional” y produjo “el inconformismo de un buen porcentaje de los involucrados en la ceremonia”.

La institución dio la espalda a su estudiante y tildó el acto como “el afán de practicar actitudes protagonistas en el local”. Aseguraron que Nazaret “actuó impulsada por motivos totalmente ajenos a nuestra visión y misión institucional”.

Destacaron que seguirán impulsando “una cultura de paz” que no ofenda “ni a moros ni cristianos”. No obstante, la estudiante no dijo ninguna ofensa o improperio, solo sacó una bandera de Nicaragua por varios segundos y la mantuvo alzada.

Sobre la medalla, el colegio afirmó que no se le fue dada porque “la beneficiada no lo permitió por tener prisa por irse del local”. De hecho, la estudiante cuenta que debió retirarse pronto por temor a la llegada de una patrulla policial.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend