Nación

El último megaproyecto: La promesa de 50 000 casas “Bismarck Martínez”

Entregan las primeras 100 casas de un proyecto en total opacidad, que nadie sabe quién va a financiar

El Gobierno entregó el 16 de marzo las primeras cien casas del proyecto de vivienda “Bismarck Martínez”, sin explicar, todavía, cuál ha sido el gasto total que las alcaldías de Nicaragua han destinado para la ejecución de este proyecto. Estas primeras casas, ubicadas en Villa Jerusalén, en el Distrito VII de Managua, cuentan con electrificación, agua potable y delineamiento de calles.

Un análisis de datos realizado por CONFIDENCIAL y Expediente Público, basado en la revisión de contrataciones adjudicadas, revela que al menos 33 municipalidades destinaron en 2019 un total 82 386 073.84 de córdobas para este tipo de obras.

Los recursos fueron utilizados en la compra de terrenos, estudios topográficos, instalación de servicios de energía y agua potable, y la construcción misma de las viviendas. Las adjudicaciones se realizaron por contrataciones simplificadas de menor y mayor cuantía, y en muy pocos casos a través de licitaciones públicas.

En el acto de entrega de las primeras cien casas, Reyna Rueda, alcaldesa de Managua, no explicó el detalle de lo ejecutado en esta primera fase de la obra. La autoridad capitalina no se refirió al monto total de la obra y se limitó a agradecer a Dios, “al comandante y la compañera”.

El análisis de los Planes Generales de Adquisiciones publicados por el Sistema de Contrataciones Administrativas Electrónicas (SISCAE), arrojó que en el año 2019, cincuenta alcaldías presupuestaron adquisiciones/contrataciones para el proyecto “Bismarck Martínez”, por 110.45 millones de córdobas. Según datos de Transmuni, esto equivale al 0.82% del gasto total de las 153 alcaldías del país y al 1.76% del total de los planes anuales de inversión.

Al revisar las contrataciones adjudicadas y ejecutadas, se constata que han gastado 80.22 millones de córdobas, equivalentes al 72.6% de lo planificado. Una de las alcaldías que ha destinado más recursos para la ejecución del proyecto es Managua, sin embargo, la falta de una información detallada impide corroborar cómo se han ejecutado las distintas partidas presupuestarias.

Para 2020 la alcaldía de Managua nuevamente lidera la ejecución de fondos para este proyecto. De acuerdo al Plan de Inversión Anual el gasto será de 886.3 millones de córdobas. El Instituto de la Vivienda Urbana y Rural transferirá 186.3 millones, una cifra mucho mayor que la de 2019, cuando Invur asignó 31.4 millones de córdobas

A partir de mayo de 2018 el sitio web donde se publica la información sobre los presupuestos de los gobiernos municipales dejó de divulgar datos detallados sobre los ingresos, gastos y planes de inversiones. La rendición es más opaca de lo que parece.

Las alcaldías que más gastaron en 2019

Después de la Alcaldía de Managua, los gobiernos municipales que más gastaron en el programa de viviendas “Bismarck Martínez”, son Estelí, San Juan de Limay, Chichigalpa, Ocotal, Chinandega, Tipitapa, Ciudad Sandino, Diriomo y Sébaco.

Según el análisis realizado por CONFIDENCIAL, la Alcaldía de Managua gastó en 2019, 18 920 000 córdobas en la compra de una planta de tratamiento de aguas residuales. El oferente de esta adquisición fue la empresa Mairena y Compañía Limitada.

La Alcaldía de Estelí destinó 16 013 295 córdobas en la compra de un terreno para “Lotificación correspondiente al programa nacional Bismarck Martínez”. La venta la hizo el oferente Hernaldo Rodolfo Rodríguez James, originario de esta misma localidad.

Sorprendentemente, la municipalidad de San Juan de Limay ocupa el tercer puesto de alcaldías que más gastaron en este programa de vivienda. En 2019 gastó 6 682 070.22 córdobas en la compra de un terreno para lotificar (741 506.22) y la edificación de 30 casas (5 940 564). Los oferentes fueron Luis Mamerto Irías Zúniga y Mauricio José Picado Romero.

Siguiendo el orden, Chichigalpa gastó 3 998 289.18 córdobas; Ocotal destinó 3 967 400; Chinandega ejecutó 3 658 578, y Tipitapa 3 351 956.95 córdobas.

Los claroscuros del programa

El programa de viviendas “Bismarck Martínez” nació como un proyecto de lotificación a raíz de la Rebelión de Abril. Lleva el nombre del militante sandinista que murió en Carazo, según la versión oficial, en un tranque a manos de protestantes opositores.

La meta del proyecto es la construcción de 50 000 casas en un plazo de siete años. De esta cantidad, al menos 20 000 estarían en Managua. La poca información oficial que se conoce hasta ahora, indica que hasta julio de este año pretenden entregar 500 casas, es decir, cien por mes.

En siete años, que es lo que el Gobierno ha confirmado como plazo para culminar el proyecto, apenas estarían listas siete mil viviendas y no las 20 000 propuestas para Managua o las 50 000 que anunciaron para todo el país.

La planificación de entrega de viviendas es manejada, igualmente, con sigilo. CONFIDENCIAL preguntó a la Alcaldía de Managua, y  desconocen los detalles del proyecto. “Es información que solo ellos conocen”, dijo una fuente que prefirió el anonimato.

“No hay suficiente información para decir que sí pueden cumplir con este proyecto; puede que estén planificando en todos los municipios más dinero, pero no se sabe ese detalle. Por ejemplo, construyeron 100 casas, las entregaron en Managua, pero la población desconoce cómo es que lo hicieron, cuál fue el detalle de ejecución, de dónde salió ese dinero o quién las construyó”, cuestionó el economista Leonardo Labarca.

En varias intervenciones a medios oficialistas, Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua, explicó que los pobladores beneficiados por el programa pagarían 4 500 dólares por una casa que tiene un valor “considerablemente mayor”, y que el plazo de pago sería de 25 años y que sería una gran oportunidad para los nicaragüenses que no pueden optar a un plan con las empresas privadas.

Las casas tienen un terreno de 180 metros cuadrados y 54 metros cuadrados construidos. Cuentan con el servicio de agua potable y energía eléctrica. De acuerdo a la información oficial, las viviendas tienen un valor real de 9 500 dólares. El beneficiario pagará 4 500 en el plazo establecido. Al final, capital e interés, suman un total de 7 500 dólares.

El plan del Gobierno

El plan del Gobierno es que las alcaldías que desarrollen estos proyectos, también asuman al menos 2 500 dólares por cada beneficiado y que el instituto de la Vivienda Urbana y Rural, ponga otros 2 500 para completar de esta forma los 9 500 del costo total.

Si multiplicamos los 5000 dólares por casa que pondrá el Gobierno por el total de viviendas que piensan construir (50 000), el costo aproximado que podría generar para el Estado este proyecto, de llegar a concretarse a cabalidad, sería de al menos 250 millones de dólares.

Aunque según declaraciones a medios oficialistas de parte Olivia Cano Bustamante, codirectora del Invur, al menos 50 millones de dólares serían suscritos con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Esta semana el BCIE aprobó un préstamo de 171.65 millones de dólares a Nicaragua para la financiación del Programa Nacional de Construcción de Viviendas de Interés Social, para beneficiar de forma directa a 7000 familias en condiciones de extrema pobreza bajo un esquema de subsidios, y a 11 660 familias con ingresos bajos o moderados, indicó el BCIE en una declaración divulgada en Managua.

El programa tiene como objeto contribuir a mejorar las condiciones de vida de las familias del país en extrema pobreza y de escasos recursos económicos a través de la construcción y/o adquisición de soluciones habitacionales dignas, seguras y de fácil financiamiento.

El financiamiento tendrá dos tramos diferenciados: el primero por 52.82 millones de dólares, y el segundo por 118.83 millones de dólares, y ambos tendrán un plazo de 25 años con 5 años de gracia, con una tasa de interés preferencial.

Sin embargo, a pesar del nivel de detalle presentado por el BCIE y el Gobierno en los medios oficiales, no existe ninguna relación entre los fondos del BCIE  y la continuación del proyecto “Bismarck Martínez”.

¿Quién financiará un proyecto con una economía en crisis?

Oficialmente, se conoce que serán las alcaldías, junto al Invur las que financiarán el proyecto. El economista Leonardo Labarca Labarca destacó que se puede inferir que las alcaldías financiarán el 50% y el INVUR el otro 50%; la alcaldía de Managua construirá 20 mil casas que equivalen al 40% del total planificado, por lo tanto, se esperaría que esta municipalidad aporte la mayor parte del dinero que invertirán las alcaldías.

No hay información de cuántas casas se van a construir y entregar en 2020, con excepción de lo anunciado por la alcaldía de Managua, que espera entregar 500; no obstante, esta meta está en entredicho ya que se espera un año con menor recaudación de ingresos por parte del gobierno central y de las mismas alcaldías, debido a la pandemia del coronavirus.

Las proyecciones oficiales para 2020 indicaban que el país crecería un 0.5%, sin embargo, con esta pandemia Funides pronostica que la economía puede contraerse entre un 1.1% y un 3.9%.

El economista Labarca expresó que existen dos posibles escenarios: el primero, es que a pesar de las reducciones que vayan a darse este año, este programa no sufra recortes debido a que son muchas los gobiernos municipales que están participando y aportando recursos. El segundo escenario es que sí tenga afectaciones debido a la cuantiosa pérdida de recursos tanto del gobierno central (que afectaría el INVUR) como de los gobiernos municipales.

“No sabemos el impacto que pueda tener esta pandemia en nuestro país ya que existe un hermetismo por parte de las autoridades sanitarias y las medidas del Estado han ido por un camino totalmente contrario a lo que otros países han hecho”, finalizó el economista.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend