Nación

Ejército invade finca en busca de rearmados

Afectado responsabiliza al gobierno por "cualquier emboscada que me puedan hacer", denuncia

Un escuadrón militar del Ejército de Nicaragua, conformado por 22 efectivos invadió y se estableció en un campamento en la finca Serenidad en la comunidad de Santa Rosa en Tapaskum, una localidad del municipio de San José de Bocay en Jinotega, según denunció el dueño de la hacienda y productor Gustavo Villanueva.

Villanueva es un reconocido activista opositor del gobierno de Daniel Ortega y en su denuncia a través de las redes sociales detalló que los “soldados a cargo de un teniente primero, invadieron mi propiedad sin autorización y han requerido la alimentación prevista para mis trabajadores”.

“No se me ha notificado el tiempo de estadía (en la finca) de estas tropas… (que) están llevando a cabo un operativo militar de gran envergadura”, denunció Villanueva.

La finca Serenidad está situada en la misma zona donde hace una semana un grupo armado emboscó a una patrulla policial y dejó como saldo tres efectivos del orden heridos y al agente Gabriel Martínez, muerto.

Desde entonces, un operativo conjunto de la policía y el Ejército desplegó a oficiales de ambas instituciones para dar con el paradero de lo que las autoridades llaman una “banda delincuencial”, pero que los campesinos aseguran que son rearmados contra el gobierno de Daniel Ortega. Villanueva dijo tener comunicación con otros productores, quienes le habrían informado que en las montañas de Bocay está desplegado un “fuerte contingente”.

Confidencial intentó consultar oficialmente al Ejército de Nicaragua a través de su vocero, el coronel Manuel Guevara, pero  no respondió su celular.

“Es innegable el actuar de los rearmados en el norte del país; asunto que ya el gobierno de Ortega no puede tapar ante el descontento generalizado de la población que están recurriendo a las armas”, agregó Villanueva en su publicación en Facebook.

El productor de cacao, ganado y plátanos también denunció la “ocupación militar ilegal; ya que tengo entendido que Nicaragua no se encuentra en guerra ni en estado de emergencia”, dice en su queja.

Teme atentado político

El productor, quien no oculta su descontento con lo que él llama “la dictadura de Ortega”, además pidió  “dejar constancia que “cualquier emboscada” en la que pueda caer junto con mi esposa que siempre me acompaña. No se podrá atribuir a ningún “grupo delincuencial” epíteto utilizado por el gobierno para denigrar a los rearmados”, señaló el denunciante.

Consultado vía telefónica un productor vecino de la finca Serenidad que pidió no identificarlo, comentó que en la zona la presencia militar es “fuertísima”, y que los grupos de efectivos del ejército y la policía se desplazan por la comunidad de Aguas Calientes en Bocay, Santa Rosa de Tapaskum, San Antonio de Kininwás, Ayapal y Daka Norte en Jinotega, con rumbo a Siuna. “Los soldados andan en camiones militares con pertrechos de guerra. Es un patrullaje intenso en todo este corredor y lo denominan ‘Operación limpieza'”, explicó el informante.

 


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

 

Más en Nación

Share via
Send this to a friend