Emergencia Coronavirus

Doctor Leonel Argüello: Negar impacto de la covid-19 aislará a Nicaragua y eleva riesgos para la gente

Variantes ya están en Nicaragua, pero estamos a tiempo de evitar las muertes por covid-19, afirma epidemiólogo nicaragüense

La población nicaragüense debe estar alerta ante el rebrote de covid-19 y la presencia de variantes en el país, sostiene el epidemiólogo Leonel Argüello, quien considera que el mayor error que se puede cometer en este momento es ocultar la situación y minimizar el riesgo.

En Nicaragua, el rebrote de covid-19 ya suma más de 550 fallecidos en los últimos tres meses, según datos del Observatorio Ciudadano COVID-19, que monitorea de forma independiente la pandemia, sobre la que el Ministerio de Salud (Minsa) intenta prohibir que cualquier médico independiente hable.

Sin embargo, Argüello sostiene que “el hecho que la gente no conozca lo que está pasando es lo más grave que puede ocurrir porque uno tiene que conocer cuál es su riesgo”, y alerta que “es obligación del Gobierno y también de la población estar pendiente de la situación y tomar las medidas de prevención”.

El riesgo de contagiarse –y posteriormente de morir por covid-19– está incrementando por la circulación de las cuatro variantes de preocupación, principalmente de la Delta, que aunque las autoridades no han confirmado, hay señales que indican la presencia de estas en Nicaragua.

“Antes vos mirabas una persona (con covid-19) por familia, ahora mirás varias, eso te demuestra que hay más contagiosidad del virus; lo otro es que antes la gente se complicaba entre el séptimo y el décimo día, ahora se complican entre el tercero y el quinto día, eso también es diferente. Y Nicaragua tiene las posibilidades, y estoy seguro que ya identificaron la variante (Delta), pero no lo han planteado”, indicó Argüello, en una entrevista en el programa Esta Noche.

Asimismo, explica que los médicos ahora están viendo un incremento de contagios entre jóvenes y niños. Incluso, hay casos de menores con el síndrome inflamatorio multisistémico, que ocurre un mes después de que el niño o niña estuvo expuesto al SAR-CoV-2.

“Es importante decirle los padres que cualquier niño que haya estado cerca de una persona que tuvo la covid, que estén pendiente si presenta diarrea, fiebre, inflamación en los labios, de la lengua -que se le ponga grande, color frambuesas/ rosada- porque esos son signos de la inflamación de todos los órganos que se da un mes después de que el niño haya padecido covid”, explica.

Una muerte semanal por covid-19 no es creíble

Los datos oficiales sobre la covid-19 muestran un incremento ascendente de contagios desde mayo, pero las muertes están estancadas en una semanal desde octubre de 2020. Mientras el Observatorio, aún con sus limitaciones de acceso a la información, reportó 43 veces más muertes sospechosas, entre mayo y julio de 2021.

“Hay poquísimos países en el mundo que puedan tener esa cifra (del Minsa). Entonces definitivamente siguen habiendo tres realidades: la del Ministerio de Salud que es un subregistro enorme, alrededor de un 92%; la del Observatorio que es mayor, pero siguen alejada de la realidad, es tal vez como es la mitad de lo que realmente es. Así que el mejor termómetro de la situación es la población. No hay lugar en Nicaragua donde la gente pueda decir que no ha sido afectada”, dice.

Como tampoco se disponen de información oficial sobre la incidencia de la covid-19 a nivel nacional, ya sea por localidad, edad o sexo, es difícil identificar dónde está el “epicentro” de la pandemia. El Observatorio Ciudadano hace un esfuerzo por acercar a la población, pero este está basado en la información que logran recolectar y que ha reducido por el contexto de represión política.

“Lo ideal sería que el Ministerio de Salud dijera públicamente dónde están los casos para crear una alerta y entonces que la gente realmente tome las medidas de prevención, porque si no creen que no está pasando nada y eso no es cierto”, lamenta Argüello, quien fue director del departamento de epidemiología del Minsa.

Negar impacto de la covid-19 nos aislará

El no revelar el verdadero impacto de la covid-19 provocará que a nivel internacional Nicaragua sea excluida porque incluso la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló que la información disponible sobre Nicaragua es “escueta” e insuficiente para conocer el impacto de la covid-19.

“Yo creo que (la OPS) pueden presionar más como organismo internacional porque no se está cumpliendo con el Reglamento Sanitario Internacional y obviamente los países revisan de dónde venís. Y si Nicaragua no cumple las recomendaciones, vamos a quedar como el ‘patito feo’ de Centroamérica; entonces habrá más restricciones para viajar, más restricciones de negocio y se afecta también la economía por no decir cómo están las cosas”, agrega.

Sin embargo, explica que aún se está a tiempo de mejorar el manejo de la pandemia y de transparentar la información. Sobre todo, aún hay tiempo de reducir las muertes por covid-19 que fueron evitables.

“La mayor parte de la gente que ha muerto, sino todos, eran muertes evitables porque si vos no tenés el covid-19 no tienes por qué fallecer. No podés decir, se murió porque era viejo, se murió porque tenía enfermedades crónicas. No, porque si no hubiera habido covid no te morís. Tenemos que meternos en la cabeza: nadie debería morir de covid-19 en Nicaragua”, sentencia.

Además, explica, que a diferencia de otras enfermedades, la covid-19 “te avisa” con tiempo cómo se desarrollará. Pues se conoce con meses de anticipación el comportamiento que tuvo en otros países y esto permite prever el escenario.

Minsa calla voces médicas

La persecución del Minsa contra las voces que durante la pandemia alertaron y orientaron a la población sobre el riesgo y las medidas de prevención contra la covid-19, provocó la disolución del Comité Científico Multidisciplinario (CCM).

“Se suspendieron las actividades por un asunto de seguridad, se cerraron las páginas web, las líneas de orientación gratuita y psicológica, se cerraron todos los medios sociales que nosotros teníamos. Inclusive, cerramos un programa que teníamos en la televisión, de cuatro días a la semana”, explica el médico.

En las últimas semanas, el Minsa citó en las oficinas de la Dirección de Regulación Sanitaria y la Dirección de Asesoría Legal de esta institución a más de ocho médicos independientes, a quienes cuestionó por sus declaraciones sobre covid-19. También suspendió la personería jurídica a 15 asociaciones médicas.

“El Ministerio de Salud debería de llamar a los médicos para felicitarlos porque en realidad si no es por las asociaciones médicas, por los médicos del sector privado, que tienen más libertad para poder hablar, no se hubiera logrado que Nicaragua tuvieran menos muertes, ni que mucha gente se vacune”, opina.

Médicos esperan vacuna, mientras militantes están inmunizados

De la región centroamericana, Nicaragua es el segundo país, después de Belice, que tiene la menor población completamente inmunizada. Según datos publicados por la OPS, hasta el ocho de agosto de 2021, se contabilizaban 339 096 personas con ambas dosis. Sin embargo, aún no está vacunado todo el personal de Salud.

“Lamentablemente todavía no se han vacunado a todos los trabajadores de salud y eso grave porque primero están en un ambiente con mucho virus y se puede enfermar más y segundo atienden por lo menos a 50 personas diario, entonces también se vuelve una fuente de contagio para los demás”, lamenta.

Sin embargo, según demostró un reportaje de CONFIDENCIAL, el Minsa inmunizó en secreto a trabajadores del partido de Gobierno, a pesar de no cumplir con la edad ni laborar en las profesiones prioritarias.

“Las autoridades deberían quitarse esa visión partidaria política que se tiene sobre la enfermedad, esta es una enfermedad que no respeta sexo, ideología, partido político nacionalidad. Entonces, lo importante es comenzar a hacer cosas -que estoy seguro que todos estos trabajadores de Salud y la población vamos a estar en función de lograr- de cómo disminuimos el riesgo de adquirir la covid-19, pero para eso falta llegar a esa voluntad política. Hay que quitarse la neblina para ver la realidad, porque a final de cuentas los responsables de la salud y los responsables de la muerte son el Gobierno”, dice.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend