Nación

Dictadura teje otra inverosímil historia sobre incendio en Carlos Marx

Policía insiste que autoconvocados quemaron casa de la familia Velásquez Pavón, por no sumarse a paro, cuando pruebas y testigos ubican a paramilitares

En una versión que contradice el testimonio de los sobrevivientes del siniestro y de los vecinos, la Policía Nacional aseguró este miércoles que la casa de la familia Velásquez Pavón, del barrio Carlos Marx, fue quemada la mañana del 16 de junio por miembros del Movimiento 19 de Abril, de ese sector, porque supuestamente la familia se negó a sumarse al Paro Nacional.

La versión policial que pretende inculpar a defensores del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) porque habrían manipulado y chantajeado a los sobrevivientes, contradice los testimonios de familiares y vecinos que sostienen que fueron grupos paramilitares y oficiales de la Policía quienes incendiaron la casa después de que ellos se negaran a prestar el tercer piso de su vivienda para que se instalaran francotiradores.

El jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, Luis Pérez, quien leyó en conferencia de prensa el supuesto esclarecimiento de este crimen, asegura que los sobrevivientes culparon a la Policía porque fueron manipulados por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cendih), organismo al cual la semana pasada le quitaron la personería jurídica y les confiscaron sus bienes.

“El sujeto Gonzalo Carrión, del Cenidh, brindó declaraciones falsas a medios de comunicación de la derecha responsabilizando de los hechos a la Policía Nacional con el objetivo de encubrir a los verdaderos criminales”, dijo Pérez.

Asimismo, acusan a la presidenta del Cenidh, Vilma Nuñez, de haber mantenido en contra de su voluntad a los sobrevivientes. Según esta versión, ella les pidió a dar falso testimonio a cambio de “facilitarles la visa estadounidense y costarricense y hasta les ofreció el costo de sus estadías en cualquiera de ambos países”.

Cinthia López, quien sobrevivió al siniestro y tuvo que exiliarse por la persecución del Gobierno, aseguró a la BBC Mundo, en junio, que quienes quemaron a su familia eran sujetos que “venían encapuchados, acompañados de policías”.

“Nos encerraron y nos quemaron vivos”, relató.

La presidente del Cenidh, Vilma Núñez, denunció que este es un intento de inculpar al Cenidh y asegura que ella no estaba en el país en la fecha que ocurrió el incendio.

El día del incendio murieron calcinadas seis personas, cuatro adultos y dos menores (una niña de dos años y un niño de seis meses), sobreviviendo dos personas adultas y una adolescente que sufrió serias quemaduras en el cuerpo.

Desde que se conoció esta tragedia la Policía ha tratado de controlar el caso. El día del siniestro impidieron que los vecinos trataran de apagar el incendio y cuando llegó la cisterna del Benemérito Cuerpo de Bomberos le dispararon. Asimismo, hay videos de seguridad en los que se ven oficiales de la Policía Nacional rodeando la casa.

La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CDIH), condenaron este hecho y lo clasificaron como un crimen de lesa humanidad.

Presentan videos con testigos

La versión de la Policía fue sostenida por Francisco Pavón, uno de los sobrevivientes del siniestro. Pavón asegura que el día del incendio fue obligado a dar entrevistas a Canal 10 y 100% Noticias.

“Ellos me dijeron que dijera que había sido la Policía y lo tuve que hacer porque sentí miedo, pero la verdad es cuando salí en el segundo balcón yo no vi a ningún policía”, dijo en un video que presentó la Policía.

Asimismo, presentaron otro video en el un hombre identificado como Róger Montenegro, quien supuestamente era miembro del Movimiento 19 de Abril de la Upoli, señala a Amílcar Cortés, Rolando Flores, David Bellorín, Karla Matus, José Jaime y Shirley Pérez de haber quemado la casa lanzando bombas molotov y morteros a dentro de la vivienda, afirma el medio oficialista El 19 Digital.

En varias ocasiones los medios oficialistas han mostrado testimonios en videos a favor del Gobierno. Según han contado las personas que han sido grabadas, la Policía Nacional los ha obligado por medio de torturas hacer esas declaraciones. Ese fue el caso de Valeska Sandoval, expresa política.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend