Nación

Demandan liberar a cuatro jóvenes en el Día del Estudiante en Nicaragua

Max Jerez y Lesther Alemán, ambos dirigentes estudiantiles llevan más de quince días incomunicados. Sus madres reclaman que les permitan visitarlos

La Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia (CUDJ) demandó este viernes, Día Nacional del Estudiante en Nicaragua, la libertad de cuatro alumnos presos políticos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

En un comunicado “conmemorativo”, la CUDJ pidió al presidente Ortega la “liberación de los presos políticos Kevin Solís, John Cerna, Lesther Alemán y Max Jerez”, los dos últimos líderes estudiantiles capturados en medio de una ola de arrestos contra dirigentes políticos opositores en el marco de las elecciones generales del 7 de noviembre próximo.

Solís fue capturado el 6 de febrero de 2020, en las cercanías de la Universidad Centroamericana (UCA). La Fiscalía lo acusó de robo agravado en perjuicio de un simpatizante del Frente Sandinista, que días antes se había infiltrado en una protesta exprés en la UCA, y fue identificado por Solís y otros universitarios. Lo condenaron a cuatro años y seis meses de prisión.

El pasado 22 de abril la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de Solís, de 22 años, por considerar que estaba en “una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos en Nicaragua”. Solís también es uno de los sobrevivientes al ataque armado contra la parroquia Divina Misericordia, en Managua en 2018.

Mientras, Cerna fue encarcelado en febrero de 2020, luego de participar activamente en las protestas sociales contra el régimen de Daniel Ortega. Lo condenaron a 12 años de prisión y 600 días multa, por los cargos de tráfico de estupefacientes y sustancias controladas, bajo la modalidad de comercialización en perjuicio de la salud y del Estado.

Cerna, conocido como “Tigrillo” y Solís se encuentran en cárceles de máxima seguridad en el Sistema Penitenciario Jorge Navarro. Los familiares de Cerna denunciaron en abril pasado que el joven padece enfermedades crónicas como epilepsia y calcificación pulmonar, y estas no son atendidas por “negligencia” de las autoridades del Penal de Tipitapa.

En el caso de Alemán y Jerez llevan 18 días de estar detenidos, sin acceso a su defensa y a sus familiares. Las madres de ambos denunciaron la violación que se está cometiendo en su contra.

“Mi hijo fue secuestrado injustamente, sin embargo, estamos como al principio porque no nos dejan razón de ellos, no nos han dejado verlos. Estamos desesperadas como madres”, denunció Heydi Meza, entre lágrimas, durante una conferencia de prensa, convocada esta semana por la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), de la que ambos jóvenes son integrantes.

Estudiantes demandan fin a la propaganda en recintos

La CUDJ, que nació a raíz del levantamiento social contra Ortega en abril de 2018, solicitó además el fin de la presencia del partido de Gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en “los recintos universitarios y la eliminación de propaganda política de las universidades”.

De la misma manera demandó la reincorporación de decenas de estudiantes expulsados de las universidades por haber participado en manifestaciones antigubernamentales, y elecciones “libres y transparentes de las autoridades estudiantiles”, en las que participen “los movimientos emergentes”.

Finalmente la CUDJ, que integra la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco, exigió “justicia penal y transicional para quienes han atentado contra la vida y el derecho a la educación de la comunidad estudiantil”.

Decenas de alumnos fallecieron en los ataques armados de parte de la Policía Nacional y civiles afines al Gobierno contra los manifestantes que protestaron en 2018, según documentó la CIDH.

El Día Nacional del Estudiante se conmemora cada 23 de julio porque en esta fecha de 1959 la dictadura somocista ordenó un ataque armado contra una manifestación estudiantil, que dejó cuatro universitarios muertos en la ciudad de León.

La fecha tomó relevancia en 2018 por los nuevos ataques armados, está vez del Gobierno de Ortega, en los que murieron al menos 328 personas, incluidos adolescentes.

La fecha también fue conmemorada en diversas ciudades de Nicaragua, en actividades políticas dirigidas por el FSLN, en las que solamente se hizo referencia a los sucesos de hace 62 años.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend