Nación

Demandan diálogo en mina El Limón

Empresa se ampara en Mitrab para despedir, trabajadores denuncian captura de líder

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), rechazó en un comunicado seguido de una conferencia de prensa, “los hechos delictivos en contra de empresas del sector privado”, en referencia a los doce días de protesta que encabeza un grupo de trabajadores de la empresa Tritón Minera, subsidiaria de B2Gold, en la Mina ‘El Limón’.

El documento, leído por el titular del Cosep, José Adán Aguerri, destaca el esquema de “comunicación y diálogo” que esa entidad gremial impulsa con el gobierno desde el 2009, señalando cómo eso fue útil para superar la crisis financiera de ese año, o cómo estaría ahora ayudando a crear empleos y a reducir la pobreza.

El liderazgo empresarial apunta a los sectores que no han podido asimilar ese modelo, entre los cuales incluye a “algunos actores políticos y medios de comunicación, que lo descalifican”, señalando la “irresponsabilidad” de quienes han llamado a nacionalizar las minas, o a quienes equiparan minería con atraso y muerte.

En relación a lo ocurrido en Mina El Limón y Chichigalpa, el Cosep condenó “la violencia, el vandalismo, el ataque a la propiedad pública y privada, el impedimento al derecho al trabajo, [y] el irrespeto a las leyes”, rechazando y condenando “toda estrategia perversa que conduzca a generar violencia y caos, que debilite la seguridad ciudadana, y que destruya la riqueza que se genera con la inversión y el trabajo”.

La conferencia de prensa contó con la participación de representantes de la Central Sandinista de Trabajadores ‘José Benito Escobar’, y de la Central de Unidad Sindical, quienes apoyaron los esfuerzos de la empresa por retomar el diálogo, e instaron a todos los actores sociales de Mina El Limón, incluyendo las iglesias de distintas denominaciones, a involucrarse para lograr que regrese la paz a esa comunidad.

La reacción sindical

12096491_10205201771070313_3445067328214312823_n

(Wilfredo Miranda Aburto)

Humberto Rivas Canales, dirigente del sindicato Pedro Roque Blandón, fue capturado a medianoche de este jueves por un operativo policial mientras se trasladaba de la comunidad Santa Pancha a Mina El Limón, denunciaron otros líderes mineros.

Rivas Canales viajaba con otros seis sindicalistas y, según el relato del minero Luis Martínez al periodista Eddy López, ellos lograron escapar y sus compañeros fueron golpeados por la Policía Nacional.

“En el sector del papalón tres patrullas nos siguieron y empezaron a disparar, algunos de nosotros nos tiramos de la camioneta y nos corrimos, solo agarraron al conductor y a nuestro máximo líder Humberto Rivas y sin piedad lo empezaron a golpear, también el conductor fue agredido”, dijo Martínez.

José Luis Valdivia, quien tiene 36 años de trabajar en la Mina El Limón, dijo que no se siente representado por los sindicalistas que comparecieron junto al COSEP la tarde de este jueves. “Donaldo Rivera, del Sindicato Democrático de los mineros, es leal a la empresa, porque le dieron una máquina perforadora y ahora tiene contratos para explotar”, denunció Valdivia.

Según el minero inconforme, Rivera tenía 30 afiliados pero “todos se les salieron por ser un sindicato blanco, vendido”. “Nos alegra que dicen que quieran negociar, ¿pero por qué no viene la empresa a negociar? Aquí solo hay policías, nosotros queremos diálogo”, dijo.

Marlon Isidro Martínez, del sindicato Pedro Roque Blandón, aseguró que su descontento se origina por el proceso que  la transnacional abrió contra tres de sus compañeros para despedirlos.

“No es correcta la forma cómo están despidiendo a estos compañeros. La empresa quería pagar el bono productivo en abonos, entonces el convenio dice que la empresa lo tiene que dar completo en la primera quincena. A raíz de eso nos fuimos a la huelga, negociamos y llegamos al acuerdo. Se supone que después de eso todo queda normal, pero en menos de 25 días despiden a estos compañeros, porque dicen, que en los días de huelga tuvieron pérdidas”, sostuvo Isidro Martínez.

Para este sindicalista, el hecho de haber negociado en julio, con el Ministerio del Trabajo (MITRAB) como garante, todo “lo pasado queda atrás”. “Pero la empresa, maniobrándose siempre con algunas organizaciones sindicales y el asesoramiento de la José Benito Escobar, porque Luis Barrantes recibe buenas prebendas, despide a los compañeros. Es represalia”, fustigó el minero.

Pablo Venturo, presidente de país de B2Gold, dijo a Confidencial que el caso de los tres sindicalistas no ha concluido, y que pueden acudir a las instancias legales, pero “ellos decidieron hacer esa huelga ilegal al desconocer la resolución del MITRAB de su despido”.

“En este caso específico es un desconocimiento a la resolución emitida por la autoridad competente que es el MITRAB”, sostuvo Ventura, de origen peruano y que lleva más de 10 años trabajando en minería en Nicaragua.

Sin embargo, los mineros no creen en el MITRAB y achacan al delegado departamental de esa cartera, Ernesto Solís, de conflicto de intereses. “Su esposa Escarleth Rivera trabaja en la empresa minera”.

Venturo evitó referirse a ese tema y alegó que “desconocía esa información”. Confidencial ha intentado contactarse con Solís, pero ha sido infructuoso. Este personaje ha estado supervisando el cumplimiento de los acuerdos entre los sindicatos mineros y la trasnacional desde que se alcanzaron los acuerdos el pasado 13 de julio.

“El Ministerio es que crea problemas, porque no sé si es política del gobierno mandar a despedir a todos los sindicalistas; a los que exigen sus derechos los mandan a correr. El caso es claro, hay un acuerdo, la empresa lo viola y por eso se dio este conflicto”, sostuvo Isidro Martínez. “Ellos tienen poderío económico y compran cualquier conciencia”, agregó Valdivia por su parte.

No obstante, Venturo dejó claro la posición de la empresa al abrir procesos administrativos contra estos tres sindicalistas, porque, según su visión, realizaron “cuatro huelgas ilegales, cuatro agresiones a la propiedad, violencia hacia trabajadores. “Impidieron el acceso básico de circulación a otros trabajadores y a funcionarios como nosotros. Por esas causas iniciamos y hemos seguido el debido proceso”, expuso el director de país de la B2Gold.

Por su parte, el vicepresidente Omar Hallesleven llamó al dialogo entre trabajadores, pobladores y B2 Gold para superar el conflicto que se vive en la Mina El Limón, en el departamento de León, porque de cerrarse definitivamente la empresa minera unas 800 personas quedarían en el desempleo.

“Es lamentable que a estas alturas del recorrido del juego en Nicaragua no deberíamos estar viendo ese tipo de actitudes de personas, hombres y mujeres, hermanos nuestros, agrediendo a una institución como lo es la Policía Nacional que es una institución muy profesional¨, dijo Hallesleven a periodistas.

El vicepresidente sugirió que los violentos depongan sus actitudes “y vayan a platicar con la empresa, que ha sido bastante meridianamente clara entiendo yo y que vean que cosas son ciertas y que son no ciertas”


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend