Nación

Nicas varados en Guatemala parten hacia Nicaragua

Viajera señala que unos 46 nicas vivían “a la intemperie, con alimentos limitados, sin acceso a baños y otras condiciones indispensables”

Un grupo de 46 nicaragüenses varados en Guatemala partió este sábado hacia su natal Nicaragua, después de once días “a la deriva” en la frontera con Honduras, informó una portavoz de los viajeros.

Los nicaragüenses salieron de Guatemala a través del puesto fronterizo Corinto, luego de recibir sendas autorizaciones de los Gobiernos de Nicaragua y Honduras, para permitir el ingreso de los viajeros a sus países.

“Ya por fin tenemos respuesta, gracias a Dios, los buses están pagados, y agradecer a las personas que nos han ayudado en este proceso de once días a la deriva”, dijo a Efe la atleta Zayra Laguna, quien forma parte del grupo, vía telefónica desde la frontera entre Guatemala y Honduras.

Entre los viajeros, que esperan llegar a Nicaragua mañana domingo, están 17 mormones de origen nicaragüense, quienes se encontraban en Guatemala cuando la pandemia se propagó por Centroamérica.

Positivos por covid-19

Un total de nueve personas debieron quedarse en Guatemala tras dar positivo en la prueba de la covid-19, que exige Nicaragua para ingresar a su territorio, mientras que otros 130 varados en la capital guatemalteca anunciaron que el inicio de gestiones para su repatriación.

Hace una semana, la organización no gubernamental Cristosal, dedicada a promover los derechos humanos en Guatemala, informó que los nicaragüenses varados en la frontera con Honduras vivían “a la intemperie, con alimentos limitados, sin acceso a baños y otras condiciones indispensables”.

Laguna confirmó que lograron acceso a un techo, cuando el dueño de una gasolinera les permitió pernoctar en sus instalaciones, y que ciudadanos y organizaciones caritativas se encargaron de proveerles alimentos.

Medallista en peligro

Activistas defensores de los derechos humanos se mostraron preocupados por el caso de Laguna, quienes consideran que la doble medallista de oro en judo y sambo en los Juegos Centroamericanos 2017, corre riesgo al regresar a Nicaragua, país que abandonó hace un año, tras recibir amenazas de muerte.

Laguna, quien en 2017 fue declarada Atleta del Año de Nicaragua, recibió las amenazas tras haber dedicado una medalla obtenida en el Campeonato Panamericano de Sambo Acapulco 2018, a Jesucristo y a las víctimas mortales de las protestas contra el presidente Daniel Ortega.

En días recientes la atleta afirmó que decidió abandonar el exilio para atender la salud de su padre y de sus abuelas, una de las cuales falleció mientras Laguna esperaba los permisos de Nicaragua y Honduras para retornar a su país.

Desde el cierre de fronteras internacional a causa de la pandemia, hasta inicios de julio, más de 1500 nicaragüenses permanecían varados en países vecinos, en el mar Caribe, y en aguas internacionales frente a Europa, a la espera de que las autoridades de Nicaragua les permitieran el ingreso, lo que ocurrió luego de denuncias que se hicieron virales en redes sociales.

Tras acceder a las peticiones de ingreso, el Gobierno de Nicaragua explicó que la tardanza se debió una estrategia de retorno “ordenada”, y la mayoría ha ingresado al país en las últimas dos semanas.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Nación

Share via
Send this to a friend