Emergencia Coronavirus

Colegios privados retoman clases presenciales bajo estrictos protocolos contra covid

Más de una decena de colegios privados en Managua suspendieron clases presenciales, hace dos semanas, debido al incremento de contagios de covid-19

Al menos la mitad de una decena de colegios que hace más de dos semanas suspendieron clases presenciales por el incremento de casos de covid-19 –que aún persiste–, volvieron a las aulas bajo estrictos protocolos de bioseguridad, para intentar disminuir el riesgo de contagio del SARS-CoV-2. Pese a las medidas, el principal temor de los padres es que sus hijos se enfermen.

Hilda Guevara es madre de un niño de siete años que este lunes volvió a clases bajo la modalidad semipresencial en un colegio religioso en Managua. Guevara sabe que su pequeño no está excepto de pescar el nuevo coronavirus, y aunque el centro educativo ha procurado mantener todas las condiciones, entre estas, el distanciamiento en los salones de clases, existen espacios comunes que elevan el riesgo de contagio.

Compara la incertidumbre de enfermarse con una “ruleta rusa”, porque estima que en cualquier momento su hijo podría contagiarse, sabe que está expuesto y las implicancias que podría tener para su hogar. Sin embargo, Guevara explica que los niños no pueden quedar sin estudios por el temor al virus, sino que al igual que los adultos que van al trabajo, deben adaptarse a la nueva realidad impuesta por la pandemia.

Los colegios que mantienen sus clases presenciales por completo o semipresencial son el Colegio Chino Nicaragüense, el Inmaculado Corazón de María, Enrique de Ossó, Pureza de María, La Salle Monseñor Lezcano, y en el caso del Teresiano, los estudiantes de educación inicial y primer grado vuelven al centro el próximo jueves 20 de mayo y en los siguientes días, se sumarán los demás grados, pero de forma escalonada. Otros colegios decidieron que sus estudiantes se queden en casa un poco más de tiempo.

La Escuela Normal María Mazzarello, que planificó retomar las clases presenciales el 10 de mayo, decidió extender el periodo hasta el 26 de este mes. Asimismo, el Colegio Madre del Divino Pastor, en Diriamba, comunicó a los padres de familia, que posterior a un análisis y de escuchar sugerencias de médicos sobre el comportamiento de la pandemia, mantendrá suspendidas las clases presenciales por esta semana para los niveles de primero hasta quinto grado de primaria y en secundaria, de séptimo a décimo grado.

En el Colegio Alemán Nicaragüense en Managua, además del protocolo de higiene, que incluye entre algunas acciones como la toma de temperatura, el lavado constante de manos, el uso de mascarilla, y el distanciamiento en aulas ventiladas, el centro mantiene las clases presenciales con la reserva que al ser notificados de un caso sospechoso o de contacto de covid-19, el grupo del estudiante es enviado a una cuarentena preventiva desde casa, explicó Christian Geller, gerente administrativo del Colegio.

“De treinta grados o secciones que tenemos en el colegio, tenemos solo tres –actualmente– en cuarentena-.”, expresó.

Además del aislamiento del grupo de estudiantes, el colegio implementa el rastreo del caso sospechoso para limitar la cadena de contagio en áreas comunes o en otras secciones de clases.

En general, los colegios privados consultados por CONFIDENCIAL mantienen una constante vigilancia de los casos sospechosos de covid-19 entre su comunidad estudiantil. Por ejemplo, el Colegio Chino asegura que volvió a su modalidad semipresencial porque durante la cuarentena no recibió notificaciones de más casos. Sin embargo, han reforzado medidas. Por ejemplo, el padre de familia, debe entregar una esquela cada vez que el niño asiste a clases, en la que afirma que no presenta ningún síntoma respiratorio.

Esta protección en los centros escolares privados contrasta con el relajamiento de medidas en la educación pública, que ha sido denunciado por docentes, bajo anonimato. El Ministerio de Educación (Mined) mantiene la realización de actividades escolares, obviando el incremento de casos covid-19, y manteniendo la misma postura pasiva ante el riesgo de contagios entre los estudiantes.

Por su parte, el Ministerio de Salud (Minsa), ha reconocido, de forma tácita, el crecimiento de los casos, pero no de las muertes. Este martes informó de 107 nuevos contagios en una semana, una cifra que se aleja del promedio de 50 contagios semanales que mantuvieron desde noviembre hasta inicios de abril.

CCM: Nicaragua podría repetir la primera ola de contagios y muertes por covid-19

Comunicado del colegio Inmaculado Corazón de María
Foto: Tomado de cuenta oficial de redes oficiales del colegio

Protocolos de prevención deben ser cumplidos

La infectóloga pediatra y miembro del Comité Científico Multidisciplinario (CCM), María Mercedes Somarriba, explicó que en los colegios privados que sí cumplen las medidas de prevención de covid-19, la posibilidad que haya un brote grande no existe. Pero los esfuerzos de contener las infecciones en los colegios debe funcionar a la par de una labor de concienciación por parte de los padres de familia, para que el menor cumpla con el uso de mascarilla, el distanciamiento entre sus pares, evitar tocarse el rostro, y demás.

Javier Barreto, psicólogo, y también miembro del CCM, explica que una de las afectaciones de mantener las clases en casa se evidencia en los procesos de socialización y aprendizaje en los menores. En concordancia con la infectóloga Somarriba, sostiene que sí en verdad los protocolos se aplican, se minimiza el riesgo de contagio y los estudiantes pueden seguir sus procesos educativos de la forma tradicional.

De hecho, la Unesco, advirtió que después de un año de pandemia que obligó el cierre de escuelas, unos 100 millones de niños en el mundo no alcanzarán el nivel mínimo de lectura, debido a la crisis sanitaria.

Un mensaje importante, asegura Barreto, es que los padres capaciten a los niños y adolescentes sobre la importancia de las medidas para proteger su salud y la de su familia. También debe fomentarse la confianza entre estudiantes, padres de familia, y autoridades para informar sobre cualquier irregularidad.

Hilda Guevara reconoce que su hijo no solo en el colegio  puede contagiarse, por eso, en su casa mantienen un protocolo de cuidados, y ella misma, como médica, asegura que no se quita la mascarilla ni aun estando en su hogar porque persiste un riesgo de infección.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend