Nación

Ciberespionaje con Pegasus es un riesgo para todos, y no debería de venderse más

La confirmación del uso abusivo del software espía Pegasus de NSO Group, de origen israelí, en celulares de periodistas y defensores de derechos humanos de El Salvador, confirma una “nueva amenaza” para el gremio periodístico, y para cualquier persona en general, advierte la investigadora para Centroamérica de Amnistía Internacional, Astrid Valencia, quien sugiere que se establezca una “moratoria” para este software –de venta exclusiva a Gobiernos– no se distribuya ni se use más.

En entrevista con el programa Esta Noche, la experta señaló que el uso del software Pegasus, en casos de periodistas y defensores, se da con la clara intención de “silenciar al gremio a cualquier costo”, destacando que en ese contexto es urgente “una moratoria inmediata para el uso, la cesión, y venta de este tipo de programas, que se ha comprobado que ha sido utilizado de forma abusiva”.

Amnistía Internacional, a inicios de enero, indicó que, a través de sus expertos técnicos del Laboratorio de Seguridad, revisaron el informe y verificaron de forma independiente la investigación conjunta de Access Now —organización que vela por la protección de los derechos digitales— y Citizen Lab —laboratorio especializado en ciberseguridad de la Universidad de Toronto— constatando el uso a gran escala del programa espía Pegasus de NSO Group contra periodistas y miembros de organizaciones de la sociedad civil en El Salvador

¿En qué consistió la labor de confirmación de Amnistía Internacional en este caso del uso del sistema Pegasus para la vigilancia de periodistas y también de activistas de derechos humanos en El Salvador?

Básicamente existió una investigación conjunta de las organizaciones Acces Know y Citizen Lab, que justamente verificaban el uso a gran escala de este programa espía Pagasus de NSO Group. Lo que hizo el laboratorio de seguridad de Amnistía Internacional, de parte de su departamento de tecnología, fue analizar de forma independiente este reporte y tener acceso a las pruebas forenses que nos permitieron comprobar el uso abusivo del software Pegasus en el caso de activistas y periodistas en El Salvador.

¿En qué consiste la gravedad de este tipo de espionaje contra periodistas y defensores de derechos humanos? ¿Qué consecuencias podría acarrear?

Sin duda el uso de Pegasus para vigilar comunicaciones en El Salvador da inicio a una nueva amenaza, a una nueva afrenta, a un nuevo tipo de hostigamiento al que se tiene que enfrentar el gremio periodístico. Claramente hemos visto, de forma pública, como funcionarios de la actual administración, del más alto nivel, han desprestigiado la labor periodística en el país. Hay una falta de espacio al diálogo, al debate, al consenso y en este contexto es que se da la comprobación del uso de Pegasus para vigilar de forma abusiva a periodistas y activistas. En cuanto a las consecuencias esto suena todas las alertas y preocupa que las amenazas, que el hostigamiento contra aquellos que informan a la población, o que hacen una labor de derechos humanos, aumente y sean situaciones aún más graves y esto sea el inicio de una escalada por silenciar la libertad de expresión y el derecho a defender derechos en el país. 

¿Podría poner en riesgo la integridad física de estos periodistas y de estos activistas?

Claro. En esta escalada hay un temor que es que este tipo de amenazas y hostigamientos se vayan aumentando de gravedad. Lo que hemos visto con el software Pegasus, en casos de periodistas y activistas, es que claramente quieren silenciar a este gremio a cualquier costo y el programa espía Pegasus en sus teléfonos dio una clara muestra de ese ambiente hostil que tienen que enfrentar los periodistas y los defensores de derechos humanos en El Salvador.

En 2021, la organización Forbidden Stories calculó que al menos diez países usaron este programa de espionaje, entre estos México, con el caso particular de Carmen Aristegui, ¿que tan posible es que este programa sea utilizado por otros gobiernos centroamericanos? ¿se podría saber si está en uso?

Justamente lo que mencionas, diferentes organizaciones, incluyendo Amnistía Internacional, han tenido un trabajo prolongado alrededor del proyecto  Pegasus, donde justamente se ha podido comprobar el uso de este software espía en contra, de forma abusiva, de periodistas y personas defensoras de derechos humanos por eso desde Amnistía y desde otras organizaciones de la sociedad civil estamos pidiendo a los estados de forma clara una moratoria inmediata para el uso, la cesión, la venta de este tipo de programa que se ha comprobado que ha sido utilizado de forma abusiva contra periodistas y personas que critican al Gobierno.

¿Es posible la detección de este programa en un dispositivo?

Sí, claramente. Desde Amnistía Internacional hemos creado un tool kit (conjunto de herramientas) de verificación móvil que está en la red, donde las personas pueden aplicar ciertos pasos para determinar, tener algún elemento que les haga pensar que su dispositivo está tomado con este software. También hay una la línea de ayuda de seguridad digital de la organización de Access Now, que también está en su página web, donde también se puede recibir algún tipo de asistencia técnica para determinar si el software está ubicado en sus dispositivos.

Astrid en Nicaragua recientemente recibieron ataques medios independientes y blogueros a quienes les han secuestrado sus cuentas de WhatsApp ¿cómo ve Amnistía esos casos dado el particular contexto de represión estatal contra la prensa y defensores de derechos humanos?

Justamente un caso similar también se denunció recientemente en El Salvador. En el caso de Nicaragua la labor periodística es una que tiene que sortear una serie de amenazas que van desde la vida hasta amenazas y hostigamientos digitales, como el que mencionas, entonces este tipo de situaciones no hace nada más que comprobar que el gremio periodístico en Nicaragua sigue en la mira y que informar al mundo de lo que sucede en Nicaragua sigue siendo un riesgo para la profesión periodística.

¿Podríamos ver este tipo de vigilancia contra la ciudadanía?

Cualquiera que tiene un teléfono móvil puede estar en riesgo de programas espías del estilo de Pegasus, aunque claramente la profesión y el perfil de la persona hace que este riesgo incremente.

Amnistía apoya actualmente una acción judicial contra NSO Group, que son los creadores y los que gestionan también este programa, ¿en qué consiste?

Es una acción judicial interpuesta por miembros, personas cercanas a Amnistía Internacional y de la comunidad también de derechos humanos, que está bajo la jurisdicción israelí, donde el llamado es básico y claro, que revoquen la licencia de exportación de NSO Group, porque hemos podido ver que sus productos espías se han utilizado en ataques maliciosos, como decía, especialmente contra periodistas y activistas de derechos humanos en todo el mundo.

¿Qué pueden hacer las víctimas de este tipo de vigilancia y espionaje en países cuyas autoridades son quienes principalmente atacan a esos objetivos; periodistas o defensores de derechos humanos, como el caso de El Salvador?

Creo que justamente el caso salvadoreño nos trae un ejemplo claro de la importancia, uno, de la documentación de los hechos, es decir, qué equipos especializados, en este tipo de situaciones, como el laboratorio de Amnistía Internacional, Citizen Lab, Access Now, puedan documentar y verificar la presencia de softwares en los dispositivos. Luego, claramente la denuncia pública es un paso indispensable para llamar la atención de la comunidad internacional, la denuncia ante los mecanismos internacionales de derechos humanos también es un paso importante para poder mostrar al mundo el uso abusivo e ilegal de este tipo de software y claramente nosotros seguimos reiterando a los estados el establecimiento de esta moratoria inmediata en el uso, la distribución del software espía Pegasus. 

Redacción Confidencial

Entradas recientes

Jornada de luto nacional: Familiares de las víctimas exigen justicia sin impunidad

Familiares de las víctimas asesinadas en el contexto de las protestas de 2018, reiteraron su…

28 mayo, 2022

Flor Ramírez, “la señora del huipil”, busca asilo en Estados Unidos

Flor de María Ramírez, mejor conocida como “la señora del huipil”, informó este sábado a…

28 mayo, 2022

Presos políticos de 2021 cumplen un año en prisión

Un año ha transcurrido desde el inicio del agravamiento de la escalada represiva del régimen…

28 mayo, 2022

Ortega to close down 83 more NGOs, the list grows

The regime of Daniel Ortega and Rosario Murillo will summarily strip the legal status of…

28 mayo, 2022

Nicaraguan migrants to the U.S. increased by 735%: 12,000 detentions in April alone

The number of Nicaraguans migrating to the United States has been multiplied by eight, if…

28 mayo, 2022

Exportadores de café, sorgo, y azúcar esperan ingresos récord

Los productores de sorgo, azúcar y café en Nicaragua esperan obtener altos ingresos en concepto…

28 mayo, 2022