Emergencia Coronavirus

Desorden y aglomeración por centralización de pruebas covid-19 en el Minsa

Población denuncia aglomeración y largas filas para retirar resultados de pruebas de covid-19. El Minsa centraliza el proceso

Largas filas y aglomeraciones se observan desde es lunes afuera del Complejo Nacional de Salud “Conchita Palacios”, sede nacional del Ministerio de Salud (Minsa) y del Centro Nacional de Diagnóstico y Referencia (CNDR), donde el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo centraliza la realización y resultados de las pruebas de covid-19 en Nicaragua. Ante la negativa del Minsa, para autorizar a laboratorios independientes, el desorden y la aglomeración se ha impuesto por la cantidad de personas que llegan a realizarse la prueba, como requisito de viaje exigido por varios países, entre ellos Estados Unidos.

Una ciudadana, por medio de un video, se quejó de la fila de más de 80 personas, en un espacio sin condiciones de infraestructura, a la orilla de la calle y bajo el sol, y sin la implementación de protocolos de prevención de contagios. Las personas debían formarse ahí, como único lugar habilitado, para poder entrar a las instalaciones del CNDR y obtener su resultado PCR.

Aunque casi todas las personas usaban mascarillas, la mayoría no guardaba el distanciamiento social mínimo requerido.

“Para que vean, a los que van a viajar, que sepan cuánto está costando viajar y 150 dólares. Así que, para que haga número la gente. Así que hay que reír para no llorar en esta situación, debajo del sol. ¿Cuál sería la solución? Mejorar las condiciones o hacer convenios con otros laboratorios para evitar toda esta aglomeración de gente. Es decir, no tiene lógica que estemos haciéndonos pruebas de covid y esta aglomeración de gente no tenga ni siquiera un orden este Ministerio”, expresó la ciudadana, con tono de molestia.

Otro video muestra un espacio abarrotado de personas; unas de pie, otras sentadas, bajo un toldo, a la espera que una trabajadora de Salud, sin mascarilla, pronuncie su nombre y le entregue los resultados de su prueba. En este lugar tampoco hay distanciamiento social, y más bien, se nota la desesperación en la población ante la falta de condiciones para atender a más de cincuenta personas al mismo tiempo.

El Minsa no implementa protocolos de prevención entre la población que espera, aglomerada, los resultados de la prueba de covid-19.
Foto: captura de un video ciudadano

Aunque el Minsa anunció desde el 17 de julio de 2020 que el CNDR era el único lugar autorizado para realizar la prueba molecular de covid-19, por motivos de viaje; hasta esta semana se conoció las condiciones que enfrenta la población ante el crecimiento de la demanda de los test.

La falta de condiciones ha obligado a los viajeros a madrugar para ser de los primeros en practicarse la toma de muestra. Este proceso es rápido, inicia a las 7 de la mañana y finaliza a las 11, de lunes a sábado. El mismo día se entregan los resultados, a partir de las 3 de la tarde, de forma personal.

La prueba de covid-19 en Nicaragua cuesta 150 dólares, el más alto en toda la región centroamericana, y el único, donde el mismo Ministerio de Salud, se encarga de cobrar por la prueba, mientras que en otros países, son los laboratorios privados autorizados.

Además de la cancelación del monto del test, ya sea en una entidad bancaria o en el mismo CNDR, la persona deberá presentar cédula de identidad o pasaporte, y confirmación de itinerario de viaje.

La demanda ha crecido en cuestión de semanas. Mauricio González relató a CONFIDENCIAL, que se realizó la prueba el 11 de diciembre y asegura que, aunque había unas 50 personas retirando los resultados, no hizo fila y consideró el proceso, como rápido.

Al momento que toman la muestra, una persona le indica que respire profundo e inmediatamente introduce el hisopo en la nariz, y luego, le dice el horario en que puede llegar por el resultados, contó. No les explican qué pasaría si el resultado diera positivo.

Lamenta que en Nicaragua, el segundo país más pobre de América Latina, sea tan costoso realizarse la prueba, mientras que en países como Chile, a donde viajó, cuesta 30 dólares.

El Minsa ha manejado bajo hermetismo la cantidad de pruebas covid-19 que ha realizado desde el inicio de la pandemia, además de sus resultados. Sin embargo, en mayo de 2020, en plena primera ola de contagios, una fuente reveló a CONFIDENCIAL que el CNDR había realizado 5900 pruebas de covid-19, de las cuales 1600 han dado positivo, o sea el 27%.

Pese a que el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo se comprometió con organismos multilaterales, en marco de préstamos, transparentar información relacionada a la gestión de la pandemia, aún se desconocen sí hay cambios y avances al respecto.

 



Tu apoyo es imprescindible

Te invitamos a unirte a nuestra campaña de recaudación de fondos para reemplazar una computadora de edición audiovisual y dos cámaras de video, robadas por la Policía Nacional el 20 de mayo de 2021. Podés apoyarnos uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación a través de PayPal, una plataforma segura para nuestros lectores. Gracias por ser parte de este esfuerzo colectivo.

 


Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend