Emergencia Coronavirus

“Desesperados” y sin información: Casi un mes esperando una segunda dosis de Covishield que no llega

Solamente 286 178 nicaragüenses, que equivalen a menos del 5% de la población, han completado su esquema de vacunación en el país

“Claudia”, de 72 años, no se vacunó en abril, cuando el Ministerio de Salud (Minsa) anunció la vacunación para los mayores de 60 años y enfermos crónicos. Sentía temor por la vacuna, pero tres meses después logró recibir la primera dosis de Covishield, y la segunda dosis fue programada para el 7 de septiembre. Sin embargo, al cumplirse ese plazo, en el centro de vacunación le confirmaron que las vacunas se agotaron y no saben cuando llegará un nuevo lote.

Este jueves, el secretario general del Minsa, Carlos Sáenz, confirmó en una entrevista a un medio gubernamental, que con las nuevas dosis de vacunas que arribarán al país, entre estas, 625 920 AstraZeneca, además de Sinopharm, Pfizer y Sputnik Light, completarán el esquema de inmunización a las personas como “Claudia” que solo tenían una primera dosis de Covishield, a quienes recibieron el primer pinchazo de AstraZeneca y aquellos que aún cuentan solo con la primera dosis de Sputnik V.

“Vamos a estar poniendo segundas dosis desde el 9 de octubre en adelante y primeras dosis para continuar avanzando en esa ampliación de cobertura a nuestra población”, expresó Sáenz, sin especificar detalles, ni señalar la zozobra de nicaragüenses como “Claudia”, al no saber cuando lograrían su segunda dosis.

En la tarjeta de vacunación de “Claudia” se constata que no hay error. El 7 de septiembre debían completarle su esquema de vacunación. El periodo corresponde a dos meses posterior al primer pinchazo, acorde con los intervalos de ocho a doce semanas recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la aplicación de la primera y segunda dosis de esta vacuna.

“Claudia” relata que acudió a la cita programada en el hospital Yolanda Mayorga, en Tipitapa, pero le informaron que “no había nada, que tal vez al siguiente día”. Regresó el 8 de septiembre y luego los dos días siguientes y fue hasta el 10 de septiembre que fueron honestos: “No había fecha para aplicación de la segunda dosis porque esa vacuna no había vuelto a entrar al país”. No le dieron más alternativa que esperar.

Días después, “Claudia” se enteró que las brigadas de vacunación para mayores de 30 años llegarían a Tipitapa, y acudió al hospital para ver posibles soluciones a su caso, pero la respuesta fue desalentadora. Debía mantenerse “pendiente de lo que dice la compañera Rosario -Murillo- en la televisión” para saber si vendrán más vacunas Covishield, le contestaron.

“No nos dieron fecha exacta para segunda dosis”

Sin recibir la segunda dosis de la vacuna, que debería haber recibido hace tres semanas, “Claudia” se siente “desesperada” ante la incertidumbre de no saber si vendrán más vacunas Covishield. CONFIDENCIAL confirmó en un sondeo que alrededor de unas 50 personas están en la misma situación: en el limbo de la vacunación.

Las dosis Covishield, donadas a través del Mecanismo COVAX, se retrasaron en abril, después que el Gobierno de la India suspendió la exportación de vacunas del Serum Institute of India, el mayor fabricante de vacunas del mundo, para garantizar la inmunización en su país, ante una nueva ola de contagios que surgió en ese periodo.

En Masaya, “Rebeca”, de 35 años, se desveló para hacer fila en el Hospital Humberto Alvarado en búsqueda de una dosis de AstraZeneca para ella y su mamá, mayor de 65 años y paciente crónico. Se sintió contenta porque el desvelo rindió sus frutos: lograron su primer pinchazo. Sin embargo, el próximo 4 de octubre cumplirán dos meses de haberles aplicado la primera dosis, y hasta ahora desconocen cuándo les tocará la segunda.

“Rebeca” está pendiente del recorrido itinerante de las brigadas de vacunación contra la pandemia en espera que en cualquier momento convoquen a la población para la segunda dosis, ya que teme quedarse con una sola dosis, especialmente, por su mamá. “No nos dijeron la fecha exacta de cuándo iba a ser la siguiente dosis. Estamos en stand by, no sabemos si nos van avisar”, expresó “Rebeca” con tono preocupado.

Tarjetas de vacunación no precisan fecha para segunda dosis

La falta de información también la enfrentan miles de nicaragüenses que se han vacunado desde el 20 de septiembre, cuando el Gobierno inició la inoculación para personas de 30 años a más.

En las tarjetas de vacunación que entrega el Minsa no especifican la programación de las segundas dosis y los mismos trabajadores de Salud, al preguntarles, responden que el Gobierno anunciará esa etapa. No obstante, en departamentos, como Granada, donde las dosis han sido insuficientes, varios ciudadanos aseguraron que los mismos trabajadores sanitarios les dijeron que en octubre llegarían nuevas primeras dosis.

Hasta ahora se desconoce cuántas personas aún no completan su esquema de inmunización, pese a que ya cumplieron los plazos entre las primeras y segundas dosis de las vacunas Sputnik V –de 21 días hasta tres meses– y AstraZeneca y Covishield –en ambas de ocho a doce semanas–. Las razones van desde personas que simplemente no acudieron o no se enteraron de las siguientes jornadas de vacunación o porque viven una zozobra similar a “Claudia” debido a la escasez de la siguiente dosis de la vacuna.

Una sola dosis de la vacuna no funciona para inmunizarse

Nicaragua ha aplicado 380 815 dosis de Covishield; 52 517 de AstraZeneca y 355 170 de Sputnik V, para un total de 788 502 dosis entre las tres vacunas contra la covid-19, según datos actualizados hasta el 25 de septiembre por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que no especifica por primeras o segundas dosis según tipo de suero.

Hasta ahora, el país ha completado el esquema de vacunación a 286 178 nicaragüenses, que no representan ni el 5% de la población total del país. Mientras, que 502 324 cuentan solo con la primera dosis.

El epidemiólogo Leonel Argüello explica que parte de la planificación de una jornada de vacunación pasa porque el Minsa comunique a la población las fechas de aplicación de primeras y segundas dosis, aspecto que no se ha hecho y que provoca una zozobra innecesaria en la ciudadanía.

Asimismo, señaló que el mismo Minsa sabe que no se “logra absolutamente nada”, en términos de inmunización, si se coloca solamente una dosis.

“Mejor tener menos gente con dos dosis completas que más gente con una sola dosis incompleta”, ese es un logro básico que se busca en una estrategia de vacunación, que sigue sin visibilizarse, expresó.

El epidemiólogo agregó que, en vez de vacunar a pequeños grupos de personas por diferentes departamentos, es más estratégico apostar por una mayor cobertura por territorio, priorizando las ciudades con más casos, como Estelí, ejemplificó.

Sin embargo, el Minsa nunca ha presentado su plan de vacunación, por ende, se desconocen los criterios en los que se basan para vacunar de la forma en que lo han hecho.

Por su parte, el epidemiólogo Álvaro Ramírez, sostiene que la vacunación se ha centralizado en puntos específicos con un objetivo político, que envía el mensaje que “están vacunando”, pero la realidad es que el país requiere de ocho a diez millones de dosis para tener una cobertura real, y actualmente, “no hay suficientes vacunas”, expresó.

¿Nicaragua puede mezclar vacunas?

Covishield es la misma vacuna AstraZeneca, pero fabricada por el Serum Institute of India, por tal razón, el epidemiólogo Argüello señala que en el caso de “Claudia”, cuya primera dosis es Covishield, perfectamente, su segunda dosis puede ser AstraZeneca.

Otra opción es combinar con Pfizer, tomando en cuenta que el país espera una donación de más de 200 000 dosis, o  bien la vacuna Moderna, pero esta última es menos probable que llegue al país, aunque el régimen lo contempló en enero pasado, dentro de su plan de adquisiciones, que finalmente se ha concretizado en la compra de 1.9 millón de vacunas Sputnik V y SputniK Light con Rusia, cuya aprobación ahora está suspendida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Argüello aclara que estas combinaciones de vacunas deben ser autorizadas por el Minsa, pero técnicamente si se pueden hacer.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend