Nación

Carlos F. Chamorro: “No van a confiscar al periodismo”

Antimotines empujaron y sacaron a defensores de derechos humanos y a periodistas que cubrían una conferencia del director de Confidencial

La Policía Nacional desalojó a empujones al periodista Carlos Fernando Chamorro, a la defensora de derechos humanos Vilma Núñez, y a un grupo de periodistas que le daban cobertura a una conferencia de prensa del director de CONFIDENCIAL, para exigir la devolución de las oficinas de este medio de comunicación y Esta Semana, tomadas ilegalmente desde diciembre de 2018.

“Estamos constatando esta ocupación, la madrugada del 14 de diciembre. Nuestra redacción está ocupada por policías armados. Antes de la ocupación se produjo un saqueo de nuestra redacción”, aseguró Chamorro a dos años del asalto.

A la conferencia asistieron medios de comunicación nacionales e internacionales, y una parte del equipo de redacción de Confidencial y Esta Semana, quienes también han sido afectados con la ocupación porque se les negó el derecho a informar.

“La dictadura cerró por las fuerzas las instalaciones físicas de este medio de comunicación, se robó los equipos, y ocupa nuestra redacción, pero nunca pudieron callarnos”, aseguró Chamorro. “Nunca pudieron confiscar el espíritu crítico de los periodistas, ni nuestra convicción, ni nuestro compromiso con el pueblo de Nicaragua”.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, es protegida por periodistas para no ser golpeadas por los antimotines. Foto: Nayira Valenzuela

Cuando empezaba a explicar la petición presentada por el Instituto de Raza e Igualdad a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con el fin de obtener justicia por medio de instancias internacionales, dos patrullas con antimotines llegaron de manera abrupta y montaron un cordón en la entrada de las oficinas. Los policías empujaron al director, a la doctora Núñez, y a Desirée Elizondo, esposa del periodista y directora de Cabal, cuyas oficinas también están tomadas.

“Estamos haciendo una conferencia de prensa, oficial”, dijo Chamorro. Uno de los oficiales que estaba al mando del operativo exigió que se retiraran del lugar. Finalmente, el periodista expresó que “esta es otra muestra de la dictadura de Daniel Ortega. Este es el estado policial en vivo. Nosotros estamos aquí para demandar la suspensión de la censura”. Los antimotines obligaron a los presentes a desplazarse en fila.

“No van a confiscar al periodismo”

La protesta inició a eso de las diez de la mañana en las oficinas del medio, y finalizó unos veinte minutos después con el desalojo policial.

“No importa que el estado policial se exhiba por la fuerza bruta, porque no van a confiscar las ideas, no van a confiscar al periodismo nunca. No van a impedir que la prensa libre siga informando y los siga retratando a ustedes ante los nicaragüenses y el mundo porque ustedes son los ejecutores de órdenes ilegales”, les espetó Chamorro mientras salía del perímetro acordonado por antimotines.

Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), dijo: “Siempre hemos apoyado al periodismo que ha sido agredido de diferentes formas. Siempre hemos estado al lado de Confidencial, y estamos hoy en este plan, continuamos con nuestro acompañamiento”.

El periodista Carlos Fernando Chamorro increpa a efectivos policiales mientras lo desalojan de la clausurada sede de Confidencial. Foto: EFE/Jorge Torres

A dos años del asalto

Diciembre de 2018 fue un mes funesto para el periodismo independiente en Nicaragua. Además de Confidencial, el 21 de ese mes fueron asaltadas las instalaciones del canal 100% Noticias y dos periodistas fueron encarcelados: Miguel Mora, director del canal; y Lucía Pineda Ubau, jefa de redacción. Ambos fueron acusados al día siguiente de “incitar al odio”.

En el saqueo a Confidencial se robaron más de 30 computadoras, siete cámaras, dos editoras de video, decenas de discos duros, accesorios e información privada e institucional de la empresa. Todo esto ocurrió sin ninguna orden judicial durante la noche del 13 y la madrugada del 14 de diciembre de 2018.

El 15 de diciembre de 2018, Chamorro y su equipo también fueron expulsados a empujones en la delegación policial de Plaza El Sol, cuando se dirigían a pedir explicaciones por el asalto injustificado un día antes. A pesar de ello, los programas televisivos Esta Semana, Esta Noche, y el sitio web de Confidencial ha mantenido informando de manera ininterrumpida.

Tras el asalto, el régimen también impuso una censura televisiva a Canal 12, en cuya señal al aire se transmitían los programas Esta Semana y Esta Noche. Desde entonces, las plataformas digitales han sido fundamentales para este equipo periodístico que, una parte continúo desde el exilio y otra dentro del país.

“Lo que hizo Daniel Ortega, que es el jefe supremo de la Policía Nacional, fue mandar a dos patrullas de antimotines a agredirnos. Pero con eso no van a callar a la prensa independiente. Con eso no van a matar la verdad, con eso no van a confiscar al periodismo”, enfatizó Chamorro.


Los nicaragüenses merecen información confiable y análisis de calidad. Te invitamos a apoyar nuestra misión uniéndote al Programa de Membresía de CONFIDENCIAL


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend