Nación

Antimotines bloquean nuevamente manifestación azul y blanco

“A nosotros nos reprimen pero ellos, allá están marchando sin que nadie les diga nada”, dijo Vera Mayorga, sobre movilización del FSLN

Divididos en dos grupos, al menos doscientos antimotines bloquearon los extremos de la Pista Juan Pablo II, cerca de la Universidad Centroamericana (UCA), y armados con pistolas de balines y bombas lacrimógenas, bloquearon la posibilidad de que los ciudadanos autoconvocados marcharan “unidos denunciando los crímenes de lesa humanidad” desde la entrada del recinto universitario hasta la sede de las Naciones Unidas, este miércoles en Managua.

Desde las doce del mediodía, los agentes antidisturbios se plantaron en la Rotonda Rubén Darío, los semáforos de la UNI y la avenida que lleva hasta Enel Central. No bloquearon la circulación de vehículos, pero sí se posicionaron para bloquear las salidas a las personas que iban a concentrarse frente al portón de la UCA, a eso de las dos de la tarde, para realizar la marcha.

Poco a poco los ciudadanos llegaron al punto acordado. Los curiosos que transitaban a pie, en carro, en taxi y en los autobuses, observaban con asombro a los ciudadanos que gritaban las consignas a todo pulmón. Algunos conductores sonaban la bocina de sus vehículos y otros, levantaban sus manos en señal de apoyo. Los vendedores de esa parada de buses aprovecharon para ofrecer bebidas no alcohólicas a los presentes.

A las 2:30 de la tarde, en la UCA había alrededor de 150 personas dispuestas a marchar, sin embargo, producto del bloqueo que realizaron los antimotines, a través de los parlantes se decidió que la movilización estaba cancelada, pero se realizaría un plantón en el mismo sitio.

Vera Mayorga, habitante de Managua, lamentó que los antimotines no permitieran que la marcha se realizara, y criticó que “a nosotros nos reprimen pero ellos, allá están marchando sin que nadie les diga nada”. Mayorga se refería a la movilización convocada por el Gobierno, que culminó a eso de las seis de la tarde en la avenida Bolívar.

“Yo vine porque quiero la libertad de todos los presos políticos. Pero nos siguen reprimiendo. Lo bueno es que ya no tenemos miedo porque nos quitaron eso. Ahora venimos sin importar lo que vaya a pasar, porque queremos una Nicaragua libre”, manifestó Mayorga.

Carlos Ortiz, también autoconvocado, cuestionó la presencia de los antimotines, y fue uno de los pocos que se acercó a cien metros de los agentes policiales. Ortiz gritó una y otra vez que “somos nicaragüenses, somos hermanos, somos jóvenes que no estamos armados”.

El bloqueo de los antimotines duró hasta que los simpatizantes y trabajadores del Estado avanzaron sobre la avenida a Tiscapa para llegar a la Bolívar. Luego, los agentes se retiraron en sus camionetas y poco a poco el tránsito se restableció. Los autoconvocados abandonaron el punto de reunión. Unos se fueron en taxis, otros en autobuses. Unos cuantos caminando.

Ordenan juicio contra Yubrank Suazo

Por la mañana, el juez décimo de audiencias Celso Urbina, aceptó la acusación del Ministerio Público y ordenó el juicio contra el líder del Movimiento 19 de Abril en Masaya, Yubrank Suazo, para el próximo 12 de noviembre.

Mientras el juez Urbina aceptaba la acusación del Ministerio Público, en las afueras del Complejo Judicial en Managua, varios ciudadanos realizaron un plantón para demandar la liberación de Suazo y denunciar que ese proceso era ilegal, puesto que el acusado no ha cometido ninguno de los delitos que se le imputan.

Wilfredo Suazo, padre de Yubrank, expresó que su hijo está bien de salud, sin embargo, afirmó que no se puede “estar del todo bien” cuando “te tienen detenido injustamente”.

“Mi hijo es inocente de los cargos que se le imputan”, aseguró el padre del detenido.

El plantón que exigía la liberación de Yubrank Suazo, y de los demás presos políticos del régimen Ortega Murillo, culminó poco después de las once de la mañana. Los ciudadanos abandonaron el lugar sin mayores incidentes.

Suazo es acusado de terrorismo, asesinato frustrado y entorpecimiento de servicios públicos “en contra de pobladores de Masaya y contra el Estado”.

La acusación del Ministerio Público dice que Suazo amenazó de muerte “con arma de fuego” a Juan José Mercado, Guillermo López Useda, Erick Blanco Mercado, Milton López Escobar y Chester Enríquez Cortez Mercado. Además agrega que el 7 de julio, “junto a otros delincuentes”, Suazo llegó a la casa de Erick Alonso, para atacarlo con morteros, y realizó tres disparos con un arma de fuego.

El Ministerio Público señala en el documento que Suazo era el encargado de abastecer con armas a los ciudadanos que estaban en las barricadas en Masaya y de “incitar a otros jóvenes a cometer actos vandálicos”.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend