Nación

Amnistía Internacional: “Urgen organismos internacionales de derechos humanos en Nicaragua”

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, insiste: "El monopolio de la violencia lo tiene el Gobierno de Ortega"

El Gobierno de Daniel Ortega ha desatado desde el 18 de abril de 2018 una sistemática represión que “no ha cesado” y que busca silenciar “a todo costo” a población nicaragüense. Por ello, la comunidad internacional debe demandar la inmediata presencia de organismos internacionales de derechos humanos, afirma Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“Es una demanda colectiva la presencia de organismos internacionales que puedan documentar en el terreno la grave situación que enfrenta Nicaragua y de alguna manera servir como una especie de escudo para que otras violaciones de derechos humanos no se sigan perpetuando”, manifestó.

En entrevista en el programa Esta Noche, Guevara Rosas insistió en que “más que nunca” se necesita la presencia en Nicaragua de organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Detalló que, en el contexto de la próxima sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, “nos unimos a múltiples organismos nacionales e internacionales para que se siga demandando la extensión del mandato de la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos”, que preside la chilena Michelle Bachelet, “para que siga monitoreando y documentando la situación en Nicaragua de modo que pueda informar a los estados miembros” lo que ocurre en el país.

De esta manera, a juicio de Guevara Rosas, se pueden “crear mecanismos de escrutinio internacional para hacer frente a las graves violaciones de derechos humanos y seguir demandando justicia”.

“No hay dos bandos en Nicaragua”

Para la directora para las Américas de Amnistía Internacional, la “profunda crisis de derechos humanos” que enfrenta Nicaragua desde abril de 2018 ha dejado en evidencia la violencia estatal del Gobierno de Ortega.

“Se debe aclarar que aquí se trata de un monopolio de la violencia por parte de las autoridades bajo el mando del Gobierno de Daniel Ortega. Aquí no hay múltiples lados. La violencia ha sido ejercida por este Gobierno a través de múltiples estrategias represivas”, insistió.

El Gobierno de Ortega ha “perfeccionado su aparato represivo” a través de “una serie de tácticas sofisticadas” para silenciar “a cualquier precio” cualquier crítica o demanda social, denunció recientemente un informe de Amnistía Internacional.

El informe “Silencio a cualquier costo. Tácticas del Estado para profundizar la represión en Nicaragua” detalla tres formas “para ahogar la denuncia pública”: detenciones arbitrarias, aprobación de leyes para acallar las críticas y la “muerte civil”.

“Es importante que la comunidad internacional tome atención, porque la crisis de derechos humanos no ha terminado sino se ha profundizado y con estas tácticas sofisticadas se busca callar a la población”, expresó Guevara Rosas.

Visibilizar las violaciones de derechos humanos

Amnistía Internacional denunció en el informe que desde el inicio de las protestas, las autoridades han llevado a cabo cientos de detenciones arbitrarias, donde las fuerzas de seguridad ignoraron garantías básicas como el respeto a la presunción de inocencia, el acceso a información detallada sobre la acusación que se formula, el derecho a la defensa legal y a la comunicación libre y privada con un abogado o abogada de su elección.

“Nuestro informe pretende visibilizar las graves violaciones que se siguen cometiendo”, comentó Guevara Rosas. Sin embargo, precisó que es la comunidad internacional “la que tiene que exigir la rendición de cuentas a través de diversos mecanismos, pero también ejercer la presión a través de las relaciones tanto bilaterales como multilaterales que se mantienen con el Gobierno de Daniel Ortega”.

Además advirtió que el contexto electoral impone un gran desafío para la población nicaragüense y a todos los que han sufrido violaciones de derechos humanos “porque es la excusa perfecta para seguir profundizando estrategias de violencia para intimidar y generar una suerte de ambiente de terror para evitar que las personas puedan ejercer sus derechos civiles y políticos”.

Atención internacional

De acuerdo con Amnistía Internacional el recrudecimiento de la campaña de represión se ha visto reflejado en la utilización de nuevas estrategias, en colaboración con los poderes Legislativo y Judicial, “para generar un ambiente de hostigamiento y violencia contra periodistas y personas defensoras de derechos humanos y sus organizaciones”.

El organismo identificó la aprobación de leyes punitivas que castigan a las organizaciones de la sociedad civil, ponen en riesgo el ejercicio de derechos civiles y políticos y anulan la forma de ir a elecciones limpias y transparentes como una de las nuevas formas de acallar las voces críticas.

Desde octubre de 2020, el régimen “inició la aprobación de un paquete de leyes que ponen en peligro el ejercicio a derechos humanos, incluyendo el derecho a la libertad de asociación y libertad de expresión”. Entre estas leyes están la Ley de Agentes Extranjeros y la de Ciberdelitos.

Por ello, Guevara Rosas explicó que en el informe presentaron una serie de recomendaciones que incluyen el cese a los encarcelamientos de opositores, la liberación de los presos políticos y la derogación de estas leyes punitivas.

También dijo que hacen un llamado a la comunidad internacional “para que se sigan evaluando los mecanismos de jurisdicción universal” para que en cualquier otro tribunal, fuera de Nicaragua, se garantice justicia para las víctimas.

“Dado que sabemos que en Nicaragua el Poder Judicial no puede garantizarle a las personas su derecho a la verdad, a la justicia y reparación que sean otros tribunales que puedan conocer de esas violaciones de derechos humanos”, indicó.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend