Mundo

Régimen de Ortega se abstiene en condena de la ONU contra Rusia

141 de los 193 Estados miembros de la ONU apoyaron la resolución que “deplora” la invasión rusa en Ucrania

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo se abstuvo de votar la resolución, aprobada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la que se condena la invasión dirigida por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en Ucrania.

Un total de 141 de los 193 Estados miembros de la ONU apoyaron la resolución que “deplora” la agresión rusa y se demanda a Putin que ponga fin y retire inmediatamente y sin condiciones sus tropas en Ucrania.

“Exige también que la Federación de Rusia retire de inmediato, por completo y sin condiciones todas sus fuerzas militares del territorio de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente”, indica parte de la resolución.

También reafirmaron su “compromiso con la soberanía, la independencia política, la unidad y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente, que se extienden a sus aguas territoriales”.

La condena elevada por la ONU se da luego que Rusia, el pasado 23 de enero, inició operaciones militares a gran escala en contra de Ucrania, con bombardeos de artillería y misiles, además del desembarco de infantería.

El Consejo de Seguridad de la ONU intentó, a finales de la semana pasada, aprobar una resolución similar en respuesta a la agresión rusa contra Ucrania, pero Rusia vetó el documento. 

Tras dicho bloqueo, se convocó a una sesión especial de emergencia de la Asamblea General, que inició desde el lunes pasado, y concluyó con esta resolución condenatoria, que deja en evidencia el aislamiento de la Administración de Putin a nivel internacional.

Régimen orteguista no confirmó apoyo a Rusia

Los Estados que rechazaron la condena de la ONU fueron Rusia, Bielorrusia, Siria, Corea del Norte y Eritrea. Otros 35 países, entre estos Nicaragua, Cuba, El Salvador y China, se abstuvieron de apoyar o rechazar la resolución.

La abstención del régimen Ortega-Murillo se da una semana después de que el presidente Ortega, en el aniversario 88 del asesinato del general Augusto C. Sandino, justificara la agresión rusa y recibiera en el país al viceprimer ministro ruso Yuri Borísov, que prometió -sin dar detalles- un incremento de la cooperación militar y comercial.

“El paso que dio hoy el presidente Putin de reconocer esas provincias, que son provincias que están pobladas por ciudadanos rusos; estoy seguro que sí ahí lo someten a una elección o a un referéndum como el que hicieron en Crimea, estoy seguro que ahí la gente va a votar por incluso anexarse a Rusia, que fue lo que hizo Crimea: Regresó a la situación en la que se encontraba antes de la caída de la Unión Soviética”, justificó Ortega.

La agresión rusa contra Ucrania ya ha cobrado la vida de más de un centenar de personas y dejado miles de heridos de ambos países. El Ministerio de Defensa de Rusia admitió este miércoles, 2 de marzo, la muerte de 498 soldados rusos en la guerra que lanzó hace siete días contra Ucrania, además de 1597 militares heridos.

Asamblea Nacional se reúne con embajador de Rusia

Previo a conocerse la decisión del régimen orteguista sobre la resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU, la Asamblea Nacional, controlada por el régimen Ortega-Murillo, informó que sostendrían una reunión con el embajador de Rusia en Nicaragua, Alexander Khokholivov.

Al finalizar la sesión ordinaria de este miércoles, el diputado orteguista Gustavo Porras, presidente de la Asamblea Nacional, afirmó “tenemos un conversatorio a las 11:00 a. m. con miembros de la Junta Directiva, pero fundamentalmente con el Grupo de Amistad con la Federación de Rusia, para escuchar la disertación del embajador ruso Alexander Khokhólikov sobre la situación”.

El embajador ruso en Nicaragua dedicó su intervención a justificar la invasión en Ucrania, aduciendo que Moscú no puede permitir la creación de un “Estado anti-Rusia” ni “base de la OTAN”.

“Primero, no podemos permitir la creación de un Estado anti-Rusia, así podemos llamar ahora al estado ucraniano, que se convierte, por razones internas, por la ideología nazi, en anti-Rusia; y segundo, que se convierta en la base militar de la OTAN”, indicó.

También basó su justificación en los acontecimientos de 2014, cuando Rusia se anexó Crimea, y en donde Nicaragua decidió instalar un consulado en 2020.

Esta no es la primera vez que la Asamblea orteguista recibe representantes del régimen ruso. El pasado 24 de febrero también recibió la visita del presidente de la Duma Estatal (cámara baja del parlamento) de Rusia, Vyacheslav Volodin, que indicó que la invasión a Ucrania tiene “la intención de prevenir la catástrofe humanitaria y también prevenir la guerra a gran escala”.

 

Con información de EFE


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Mundo

Share via
Send this to a friend