Centroamérica

Parlamento hondureño con dos presidentes previo a investidura de Xiomara Castro

En dos ceremonias separadas fueron nombrados, el disidente Jorge Cálix y Luis Redondo, afín al nuevo Gobierno que tomará posesión

El Parlamento de Honduras nombró en ceremonias separadas, este domingo, a dos presidentes, lo que genera tensión y una crisis política a cuatro días de la toma de posesión de la presidenta electa de izquierda, Xiomara Castro.

La junta directiva en propiedad del Parlamento de Honduras fue elegida por diputados opositores a la presidenta electa, en una sesión que se celebró en un club social a unos 30 kilómetros al norte de Tegucigalpa, ante la imposibilidad de celebrar la sesión en la capital.

La junta directiva provisional que había sido escogida el viernes, a última hora convocó a una sesión de los diputados para las 08.30 a.m., lo que no acataron los diputados que apoyan a Castro, quienes desde la madrugada de hoy permanecen en la sede del Poder Legislativo en la capital hondureña.

Como nuevo presidente del Parlamento fue ratificado Jorge Cálix, uno de los disidentes del Partido Libertad y Refundación (Libre), bajo cuya bandera ganó Xiomara Castro la presidencia de Honduras el 28 de noviembre.

Cálix había sido elegido presidente de la junta provisional en la sesión del pasado viernes, con el apoyo de 30 diputados de Libre, los 10 del Partido Salvador de Honduras (PSH) y 44 del gobernante Partido Nacional, en lo que constituye una nueva crisis política en el país centroamericano.

El nuevo titular del Parlamento explicó que se decidió, con base en la ley, trasladar la sesión al sector de Zambrano, ante la imposibilidad de celebrarla en Tegucigalpa por una nutrida manifestación que desde el sábado se concentró en los predios del Poder Legislativo.

En efecto, miles de seguidores de Castro asistieron el sábado a una vigilia a la que convocó la misma mandataria electa, para que fueran testigos, hoy, de la elección de la directiva en propiedad del Parlamento.

La otra directiva

El viernes, 20 diputados de los 50 que obtuvo Libre en las elecciones, se opusieron a que como presidente del Parlamento fuera elegido Luis Redondo, del PSH, como parte de un acuerdo que, en ese sentido, Castro había hecho en octubre en una alianza de hecho para ganar las elecciones de noviembre y sacar del poder al Partido Nacional, que lleva 12 años gobernando.

Casi de manera simultánea, mientras en Zambrano se elegía a la nueva junta en propiedad, en la sede del Parlamento 32 diputados de Libre, 10 del PSH y unos pocos del Partido Liberal elegían una segunda junta directiva en propiedad, encabezada por Luis Redondo.

Eso ha llevado a que el país ahora tenga dos juntas directivas del Legislativo en propiedad, a cuatro días de la toma de posesión de Castro.

Cálix dijo luego de ser elegido en Zambrano, “por 80 diputados”, de los 128 que integran el Parlamento, que la junta directiva que encabeza, “estará, desde hoy, al servicio de la presidenta Xiomara Castro y de todo el pueblo, hondureño, sin distingos de colores políticos”.

Jorge Cálix es uno de los 18 diputados de Libre que fueron expulsados el viernes de ese partido, lo que fue anunciado por Castro, quien los calificó de “traidores”.

Según dijo Cálix, el nuevo Parlamento que preside será “libre de injerencias, libre de imposiciones”.

Subrayó que les garantizan a los hondureños ser “vigilantes de que se cumpla la agenda legislativa de nuestra presidenta Xiomara Castro”, y que la nueva junta directiva no cuenta con miembros del Partido Nacional.

Indicó además que el Parlamento que preside desde ahora derogará las últimas leyes aprobadas en la pasada Administración que son lesivas a los hondureños y al país, una de las promesas de campaña de Xiomara Castro.

Luis Redondo, diputado del PSH, dijo que el Parlamento que presidirá impulsará una “verdadera transformación” en el Legislativo y que la corrupción e impunidad “se terminó”.

Además, agradeció la elección con votos de Libre, el PSH y los partidos Liberal, Anticorrupción y Democracia Cristiana, con los que no sumaba los 61 que, conforme a ley, se requieren de los 128 que integran el Parlamento.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Centroamérica

Share via
Send this to a friend