Centroamérica

Honduras registra once muertes por el paso de la depresión tropical Eta

Las autoridades de protección civil informaron que alrededor de 4 000 personas han sido evacuadas por las lluvias y más de 1000 están en albergues.

La cifra de muertos que ha dejado a su paso la depresión tropical Eta por Honduras llegó a once tras el deceso de cuatro personas en el occidente de ese  país, que permanece en alerta roja, informaron fuentes oficiales este jueves cinco de noviembre.

La Policía Nacional y el Cuerpo de Bomberos de Honduras indicaron que las precipitaciones provocaron en las últimas horas la muerte de cuatro miembros de una misma familia en el municipio de Gualala, departamento de Santa Bárbara, en el occidente de ese país.

Una mujer, identificada como Corina Fernández y tres niños fallecieron cuando un alud de tierra, causado por las lluvias, soterró su vivienda en Gualala, zona de difícil acceso por los daños que deja hasta ahora Eta.

Eta llegó a Honduras en categoría de tormenta tropical casi treinta horas después de penetrar a territorio nicaragüense, donde impactó a eso de las 3:00 de la tarde del tres de noviembre a unos 26 kilómetros de Bilwi, en el Caribe Norte, en forma de un huracán de categoría 4.

El jefe de Meteorología del Centro de Estudios Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Honduras, Francisco Argeñal, informó a EFE de siete víctimas mortales en los departamentos de Atlántida, Santa Bárbara, Yoro y Cortés, en el Caribe, occidente y norte del país.

En la ciudad de Tela, Atlántida, una mujer y tres niños murieron soterradas el miércoles, cuatro de noviembre, por un alud de tierra que se produjo luego de  varias horas de fuertes lluvias por el paso de Eta, señaló el funcionario.

Otra víctima mortal de las lluvias es una niña de 2 años, quien murió ahogada en una quebrada del sector de Nueva Frontera, en el departamento de Santa Bárbara, Honduras.

Estas cinco muertes se añaden a las dos que ocurrieron el martes y miércoles, tres y cuatro de noviembre, respectivamente, en San Pedro Sula y en el departamento de Yoro, Honduras, donde fallecieron una niña de 12 años y un adolescente de 15, señaló Argeñal.

Cuatro mil personas evacuadas en Honduras

Las autoridades de protección civil manifestaron este jueves, cinco de noviembre, que además de los siete fallecidos han sido evacuadas por las lluvias alrededor de 4000 personas y más de 1000 están resguardadas en albergues.

Eta ha reducido la intensidad de sus lluvias en las últimas horas, pero continúa afectando a Honduras y Nicaragua con inundaciones y daños materiales, luego de entrar el miércoles en horas de la noche en territorio hondureño como tormenta tropical, convirtiéndose posteriormente un la actual depresión tropical.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) indicó que hacia las 06:00 de la mañana el fenómeno se localizaba en el departamento de Francisco Morazán, centro de Honduras, donde está situada Tegucigalpa, unos 14 kilómetros al noreste del municipio de Talanga, con una velocidad de desplazamiento de 13 kilómetros por hora y vientos de unos 45 kilómetros por hora, con algunas ráfagas superiores.

Según el organismo de protección civil, se espera que en las próximas horas Eta “continúe debilitándose”, aunque “la circulación de los vientos y la interacción con los vientos del norte producirán lluvias y chubascos intermitentes, dispersos y acompañados de actividad eléctrica aislada”.

El director de la Comisión de Contingencias, Max González, anunció este jueves la conformación de un equipo multidisciplinario para atender a los afectados por Eta en las zonas norte y litoral del país.

Los mayores daños en Honduras se siguen registrando en la región caribeña, norte y occidental, con desbordamientos de ríos, rotura de carreteras, derribos de puentes, inundaciones de ciudades y comunidades rurales, la destrucción de miles de hectáreas de cultivos agrícolas y pérdidas a la ganadería, entre otros.

En Nicaragua, donde impactó el ojo del huracán, Eta dejó  de árboles y tendido eléctrico caídos, derrumbes, desprendimientos de techos, viviendas parcial y totalmente destruidas, dos personas soterradas, unas 30 000 personas refugiadas, daños en la infraestructura en centros de estudio y hospitales, puentes colapsados por la crecida de ríos y propiedades inundadas.


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Más en Centroamérica

Share via
Send this to a friend