Share via

Fotorreportaje | La Carpio, hogar de miles de nicaragüenses en Costa Rica

Migrantes

Considerado el asentamiento más grande de migrantes de Centroamérica, es un barrio binacional lleno de vida y autosuficiencia


En uno de los márgenes San José, la capital de Costa Rica, se ubica La Carpio, un barrio de unos 23 kilómetros cuadrados que surgió hace unos 28 años, producto de la toma de unos terrenos estatales pertenecientes a la Caja Costarricense de Seguridad Social. Lleva su nombre en honor a uno de los organizadores de la ocupación de las tierras, describe el doctor Carlos Sandoval en su investigación La Carpio. La experiencia de segregación urbana y estigmatización social.

El nombre de ese ensayo dice mucho de este barrio josefino que alberga a unas 25 000 personas, de las que, por lo menos, la mitad es nicaragüense o de origen nicaragüense. Es, dice Sandoval, “la comunidad binacional más grande del país”. Pero es también un barrio marcado por la falta de servicios básicos y de titulación de las propiedades, por la pobreza, el hacinamiento y la “fama” de peligroso. Es, además, una comunidad rodeada por dos ríos contaminados, una planta de tratamiento de aguas residuales y un depósito de basura.

La exclusión geográfica o espacial, la social y la simbólica a las que alude Sandoval, han creado un estigma sobre La Carpio. Sin embargo, un par de visitas bastan para apreciar que, debajo de ese estigma, hay mucho más. A lo mejor producto de esa misma exclusión es que sus habitantes han creado un ecosistema de autosuficiencia que da mucha vida y personalidad a este barrio.

Los negocios formales e improvisados de todo tipo de servicios son muestra de ello. En La Carpio hay de todo. En la calle principal, en cada cuadra interna y callejón encuentra una pulpería, una tortillería, una zapatería, puestos de lotería, salones de belleza, talleres de vehículos o ventas improvisadas de pinol y pinolillo. El comercio vibra por doquier, todos tienen algo que vender y algo que comprar. Hay, además, varias organizaciones sociales, iglesias, una escuela cuyas instalaciones lucen aún bastante nuevas, salones comunales. El bullicio no para durante todo el día, todos los días. Indira Rojas, fotógrafa nicaragüense residiendo en Costa Rica, capturó con su lente esos rostros y escenas de La Carpio, más allá del estigma.

nicaragüenses en costa rica, la caprio
A mediodía de un sábado, el calor obliga a algunos a sacarse la camisa.  Es común ver a grupos de personas que salen a la calle y se instalan a platicar bajo cualquier sombra. Jugar con la llanta de una bicicleta puede ser también una distracción del fin de semana. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 

la carpio
En La Carpio no hacen falta las frutas y verduras frescas a buen precio. Abundan los puestos de venta, sobre todo en “El Mercadito” ubicado en la cuarta parada de bus. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 

nicaragüenses en costa rica
El Sistema de Formación Artística para la Inclusión Social (SIFAIS) es una fundación que opera en La Carpio desde 2011. Ofrece servicios socioeducativos gratuitos artísticos, deportivos, formación técnica e idiomas. En la foto, un estudiante practica durante su clase de soldadura. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 

Los zapatos y sandalias se venden bastante, sobre todo porque aquí se hallan a mejor precio que en otras partes de San José, una ciudad bastante cara. Mientras los adultos ofrecen la mercadería en sus diferentes tramos, niños y niñas les acompañan viendo televisión, jugando con otros niños o consintiendo a su mascota. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 

Las ventas ambulantes son también comunes y tienen la ventaja de poder desplazar su oferta por todos los rincones de La Carpio. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 

El fin de semana es día ajetreado en los salones de belleza. Las clientas llegan en busca de un ‘blower’, planchado o aplicación de keratina. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 

Las tardes son para practicar el violín en SIFAIS, sobre todo cuando se aproxima la fecha de una evaluación artística. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 

En La Carpio, las tortillas calientes y recién palmeadas se consiguen muy fácilmente. Es el acompañamiento por excelencia tanto dentro de las costumbres culinarias ticas como de las nicas. Foto: Indira Rojas | Confidencial

 


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Share via
Send this to a friend