Share via

Nicaragüenses integran la primera caravana en 2022 de migrantes hacia Estados Unidos

Migrantes

Se estima que unas 600 personas forman parte de esta primera caravana desde Centroamérica, la mayoría nicaragüenses, reportó el medio Contracorriente


La primera caravana de migrantes hondureños y nicaragüenses de 2022, salió este sábado 15 de enero desde San Pedro Sula, en el norte de Honduras, hacia Estados Unidos. El desempleo, la inseguridad, y en el caso de Nicaragua las repercusiones de tres años de crisis sociopolítica y profundización de la represión, los ha expulsado de sus países.

Hombres, mujeres y niños comenzaron a concentrarse desde este viernes, 14 de enero, en la Central Metropolitana de Transporte de San Pedro Sula. Olvin López, soldador eléctrico, hondureño, de 30 años, decidió unirse a la caravana para mejorar las condiciones de vida de su familia.

“Tomé la decisión de ir a buscar un futuro mejor para mi familia y confiando en Dios lo vamos a lograr”, aseveró López, quien además señaló que en algunos de los lugares que ha buscado empleo, le piden un título profesional, que no tiene. Él lleva siete meses desempleado, no hay oportunidades de trabajo en su país.

“El sueño es llegar a Estados Unidos y salir adelante”, pero si tuviera una oportunidad en México, “la aprovecharía, de verdad”, subrayó.

Alrededor de 100 personas avanzaron esta mañana de sábado hacia la frontera de Corinto, entre Guatemala y Honduras. Otros migrantes ya se habían adelantado; se estima que unas 600 personas forman parte de esta primera caravana, indicó el medio de comunicación hondureño, Contracorriente. Agrega que la “mayoría de este grupo son ciudadanos nicaragüenses que huyen del régimen de Daniel Ortega. Cruzaron por puntos ciegos la frontera entre Honduras y Nicaragua”.  

 

Redes sociales y caravana

Uno de los nicaragüenses que participa en la caravana y solicitó el anonimato, indicó a Efe que en “las redes sociales” se enteraron de la salida desde San Pedro Sula, y que esperan “primeramente en Dios poder llegar hasta allá- Estados Unidos-“.

Agregó que en las redes sociales también supo que senadores de Estados Unidos plantearon en una carta dirigida al presidente de ese país, Joe Biden, la posibilidad de que apruebe un programa de protección temporal para los migrantes que lleguen a la nación del norte.

“Dijeron que nos iban a dar un tal TPS, no sé cómo es, para darnos la oportunidad de entrar para ver cómo trabajar allá para ayudar a nuestras familias”, enfatizó el hombre de 42 años.

Señaló además que los nicaragüenses son “reconocidos porque sabemos de todo”, y que en ese sentido, él sabe de “mecánica automotriz, enderezado y pintura” de vehículos, “soy taxista, puedo manejar y cualquier tipo de desempeño, soldadura, todo lo que nos pongan a hacer”.

Él viaja con tres hijos y dejó “dos chiquitos allá”, en Nicaragua, “con mi esposa”, expresó. El hondureño Olvin también se enteró de la caravana por redes sociales. Hace la travesía con un primo de 18 años. En suelo catracho deja a su esposa y un hijo de tres años, quienes quedan bajo el cuidado de la madre de ella.

Entre los grupos de migrantes, había varios nicaragüenses conformados hasta por 16 personas, en su mayoría familiares, quienes coincidieron que salieron huyendo de su país porque no soportan la situación derivada por el régimen que presiden Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo. 

En 2021, según datos de Diálogo Interamericano, el 2% de la población nicaragüense migró. Unos 100 000 nicaragüenses se fueron de su país, en su mayoría, hacia Estados Unidos, seguido de Costa Rica, y España.

Menores en caravana

Una inmigrante hondureña, que tampoco se quiso identificar, relató llorando que viaja con sus tres hijos, de trece, diez y seis meses de edad, y un hermano, “huyendo porque los quieren matar”.

Agregó que vienen desde Tegucigalpa, donde trabajaba como vendedora ambulante en un mercado popular, pero que “las ventas han bajado mucho y el dinero ya no ajusta para el alquiler de la casa y la comida”.

“Vamos a llegar hasta donde Dios quiera que lleguemos”, añadió la misma mujer, cargando de pie en sus brazos a su hija de seis meses, mientras los otros dos y su hermano descansaban en una de las aceras de cemento de la Central Metropolitana del servicio de transporte interurbano de San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras.

Personal del Comisionado de Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) dijo a Contracorriente que no han logrado verificar la participación de ciudadanos venezolanos y haitianos en la caravana.

 


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Share via
Send this to a friend