Migrantes

Nicaragua expulsa a 528 migrantes sin documentos hacia Costa Rica

Los migrantes “ingresaron al país por pasos no habilitados", procedentes de Costa Rica" y "fueron rechazados hacia el país de procedencia"

Un total de 528 personas fueron expulsados desde Nicaragua hacia Costa Rica en marzo pasado, debido a que viajaban como migrantes indocumentados informó este jueves el Ejército de Nicaragua. Los migrantes rechazados eran originarios de América del Sur, África, Asia, el Caribe, Centroamérica y Europa.

De acuerdo con la información oficial, los migrantes “ingresaron al país por pasos no habilitados, procedentes de la República de Costa Rica” y posteriormente fueron expulsados hacia Costa Rica.

La operación de retorno de los migrantes fue ejecutada por soldados del Destacamento Militar Sur y el Cuarto Comando Militar Regional, indicó la fuente.

El Ejército de Nicaragua señaló que el rechazo de los indocumentados hacia Costa Rica forma parte de “la estrategia de Estado ‘Muro de Contención’”.

El “Muro de Contención” nicaragüense consiste en “no permitir el ingreso y circulación de drogas, incautación de activos proveniente de actividades ilícitas, o el establecimiento de organizaciones del crimen organizado por nuestro territorio nacional”, según ha explicado el Ejército.

Nicaragua, cuyo Gobierno tiene una política de cero tolerancia a las personas que ingresan a su territorio sin los documentos en regla, se ha convertido en un punto de tránsito de migrantes en las últimas décadas, especialmente de cubanos, africanos, asiáticos y haitianos, que atraviesan los países de Centroamérica para llegar a Estados Unidos.

Frontera permanece cerrada

La frontera entre Costa Rica y Nicaragua permanece cerrada desde el 19 de marzo de 2020, cuando las autoridades costarricenses tomaron esa medida para frenar el avance de la pandemia de la covid-19. La reapertura está prevista para este lunes 5 de abril, permitiendo el ingreso a Costa Rica de personas extranjeras.

Los consulados costarricenses en Managua y Chinandega, en Nicaragua, todavía no reanudarán sus servicios de otorgamiento de visas de turismo, dijo a CONFIDENCIAL la directora de Migración y Extranjería de Costa Rica, Raquel Vargas.

A pesar de que Costa Rica anunció este 23 de marzo que volverán a abrir sus fronteras terrestres, la funcionaria aclaró que el servicio para brindar visas de turismo ordinarias o de tránsito hacia Panamá seguirá inhabilitado por lo menos hasta el 30 de abril.

Desde el primer caso de coronavirus registrado en Costa Rica, el Gobierno tomó medidas estrictas para contener la pandemia: declaró estado de emergencia nacional desde el 16 de marzo de 2020, cerró todas sus fronteras, suspendió las clases, ordenó al sector público trabajar desde casa y estableció restricciones de movilidad vehicular.

Poco a poco las medidas se han flexibilizado, a medida que los contagios diarios han disminuido. Desde que inició la pandemia hasta la última semana de marzo, Costa Rica registraba más de 200 000 casos de covid-19 y 2908 fallecimientos a causa de la enfermedad. El plan de vacunación, que inició el 24 de diciembre de 2020, avanza y ha cubierto a más de 100 000 personas, entre personal sanitario y pacientes de riesgo y de la tercera edad.

Nicaragua no cerró sus fronteras ni declaró estado de emergencia, tampoco tomó medidas de restricción de movilidad, sino que, por el contrario, promovió la normalidad de las actividades sociales y masivas. Además, se desconoce el impacto real de la pandemia en el país, ya que el Ministerio de Salud ha presentado información mínima y cuestionada por organismos locales en internacionales. El Minsa, por ejemplo, solo reconoce 177 muertes por covid-19 y 6629 casos positivos, pero según datos de sobremortalidad, en 2020 hubo un exceso de 9000 muertes que son atribuibles a covid-19.

A partir del 14 de julio de 2020 el Gobierno nicaragüense exigió como requisito de ingreso al país el resultado negativo de una prueba PCR de covid-19 por todas las vías, lo que quiere decir que quienes ahora puedan transitar de Costa Rica hacia Nicaragua por Peñas Blancas deberán portar la prueba.

Casi 114 000 nicas regresan al país

El número de ciudadanos de Nicaragua que se han visto obligados a regresar al país en el contexto de la pandemia de la covid-19 alcanzó los 113 777, informó el Gobierno.

De acuerdo con la información del Ministerio de Gobernación, un total de 50 339 mujeres y 63 438 varones han regresado de diversos países del mundo a partir del 11 de marzo de 2020, cuando la covid-19 fue declarada pandemia.

Aunque las autoridades nicaragüenses no se han referido a las razones de retorno, versiones periodísticas de los países de origen, así como de algunos nicaragüenses migrantes que han brindado declaraciones directas, sostienen que las repatriaciones voluntarias se deben a la pérdida de sus medios de vida en el extranjero.

La mayoría de nicaragüenses que migra hacia el exterior suelen encontrar plazas poco remuneradas en áreas de limpieza doméstica o agricultura.

La diáspora nicaragüense está calculada en más de 1 millón de personas, incluyendo al menos 103 000 que desde 2018 han optado por el exilio para huir de la represión que vive el país.

La mayoría de nicaragüenses en el extranjero vive en Estados Unidos y Costa Rica, según diversos estudios, aunque en años recientes países como España o Panamá también se habían convertido en sus destinos.

El Gobierno de Nicaragua impidió el reingreso de nicaragüenses durante los primeros tres meses de la pandemia, aunque no cerró las fronteras para los visitantes extranjeros, pero a mediados de 2020 cedió ante múltiples denuncias por lo que se consideró una violación de los derechos humanos de sus ciudadanos.

El manejo de la pandemia en Nicaragua ha despertado preocupación en la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que, entre otras cosas, el Gobierno no aplica restricciones, promueve aglomeraciones, aplica escasas medidas de prevención social, y brinda información confusa sobre el tema.

Más en Migrantes

Share via
Send this to a friend