Economía

Petroleras subirán nuevamente los precios de los combustibles

Será la segunda semana que aumentan de forma consecutiva, después de un leve respiro durante la Semana Santa

Para este fin de semana los precios de los combustibles volverán a incrementar por segunda ocasión consecutiva, luego de haber dado un leve descanso a los consumidores durante la Semana Santa. La gasolina regular subirá 0.24 centavos de córdoba, por lo que el litro ahora pasará a costar 36.42 córdobas.

De la misma manera, la gasolina súper sufrirá un incremento de 0.39 centavos de córdobas, lo que dejaría el litro con un precio de 37.36 córdobas.

Quizá el único respiro que tendrán los consumidores será en el diésel —el combustible de mayor consumo a nivel nacional—, que disminuirá 0.16 centavos, para que el litro pueda ser adquirido por 29.75 córdobas.

Según el portal de educación financiera Dele Peso a sus Pesos, las variaciones en los precios serán aplicadas a los diferentes combustibles el próximo domingo 11 de abril.

Diferencia con El Salvador

Este aumento se suma a las variaciones que sintieron los consumidores la semana pasada, cuando la gasolina regular aumentó 0.25 córdobas por litro, la gasolina súper 0.32 córdobas y el diésel también disminuyó, pero 0.21 córdobas.

Dele Peso a sus Pesos además reporta que los precios de los combustibles en El Salvador, que tiene una logística de importación similar a la de Nicaragua son todavía más bajos, a pesar de las presiones internacionales en el barril de petróleo.

“Mientras en Nicaragua los precios de venta durante la semana del 4-10 de abril 2021 fueron: US$3.91 el galón de gasolina regular, US$4.0 el galón de gasolina súper y US$3.23 el galón de diesel; en El Salvador los precios del 6 al 19 abril (actualizan precios cada quincena), son: US$3.45 el galón de gasolina regular, US$3.62 el galón de gasolina súper y US$2.93 el galón de diesel”, explica el portal financiero.

Transportistas siguen en reuniones

CONFIDENCIAL reportó a inicios de la semana que todos estos incrementos están afectando las estructuras de costos de los diferentes sectores del transporte en Nicaragua. Tanto los transportistas de pasajeros aglutinados en la Cámara de Transportistas de Nicaragua (Catranic) como los taxistas afiliados a la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis de Nicaragua (Fenicootaxi), están planteando diferentes soluciones que les ayuden a seguir operando.

Catranic, por ejemplo, quiere que el Gobierno les permita importar sus propios combustibles, mientras que en Fenicootaxi los taxistas aumentaron el precio de las carreras que tienen que negociar con los usuarios para tratar de mantenerse a flote.

La Asociación de Transportistas de Nicaragua, cuyo presidente Marvin Altamirano, anunció en marzo pasado que estaban en negociaciones con los clientes para poder aumentar el precio de sus servicios entre un 10 y un 20% debido a las variaciones “desmedidas” de los combustibles, todavía no tiene claro el panorama para el sector.

Consultado al respecto, Altamirano dijo que las negociaciones continúan y que daría declaraciones al respecto la próxima semana, ya que este viernes se encontraba fuera de Managua. Uno de los escenarios evaluados por este sector es el de irse a un paro, como medida de presión para que el régimen de Daniel Ortega haga algo con respecto a estas alzas.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend